fbpx

¿Adios a la tregua entre China y Estados Unidos?

Escucha éste artículo

 

La captura de Meng Wanzhou, de Huawei, en Canadá, ha complicado la tregua entre Estados Unidos y China

¿Adios a la tregua entre China y Estados Unidos?

Desde hace décadas, Estados Unidos y China han empezado a competir por ser la potencia económica mundial. Según datos del último informe de la Organización Mundial del Comercio, “Examen estadístico del comercio mundial 2016”, donde se recopilan estadísticas anuales sobre el comercio mundial, China y Estados Unidos son los principales exportadores e importadores de mercancías a nivel mundial, siendo responsables del 23% en las exportaciones mundiales y casi del 40% del PIB mundial.

Read in english: Is the truce between China and the United States over?

El 2018 ha sido un año difícil para el comercio entre estos dos países. Aranceles y cuotas han venido de parte y parte con el fin de sabotear la industria rival. Al final, sólo la diplomacia del G20 pudo dar pausa a la guerra comercial. Sin embargo, ésta fue una pausa corta, porque ese mismo día fue arrestada en Vancouver, Canadá, y por órdenes de las autoridades de los Estados Unidos, una de las herederas y más altas ejecutivas de la firma de telecomunicaciones china Huawei, Meng Wanzhou.

Huawei es una de las marcas chinas más grandes del mercado. Avaluada según Forbes en $8,4 mil millones de dólares, esta empresa de telecomunicaciones cuenta con 180.000 empleados y genera ingresos por ventas cercanos a los $86 mil millones de dólares anuales. ¿Cómo puede sobrevivir una tregua comercial cúando los Estados Unidos tiene bajo custodia a una figura tan influyente?

¿Cómo se desarrolla una guerra comercial?

La competición por ser la mayor potencia del mundo en materia económica dio un giro inesperado con las medidas tomadas por el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a mediados del presente año.

Con su idea de generar mayor paridad en los intercambios comerciales, Estados Unidos decidió imponer aranceles sobre mucha de la mercancía que se estaba importando desde China (aproximadamente de unos 34.000 millones anuales), iniciando así una guerra comercial. Ante esta medida, China decidió gravar productos de las principales industrias estadounidenses que guardan una gran relación con la producción en el país asiático como lo son la agrícola, el automovilístico y el de la medicina.  

Toda esta situación creó una amplia preocupación en la economía mundial, generando desconfianza sobre las empresas alrededor del mundo y aumentos sobre los precios de los productos, cuyos principales afectados serían los consumidores y generando posiblemente una crisis mundial.

Para evitar esta confrontación ambos gobiernos decidieron establecer acuerdos en la disputa de la guerra arancelaria que se estaba volviendo cada vez más tensa. Temas como la reducción del déficit comercial de Estados Unidos y el aumento en importaciones de bienes y servicios estadounidenses hacia China fueron temas principales en la negociación, ya que en la balanza comercial entre estos dos países, China era la parte más favorecida.

La captura de Meng pone en riesgo la tregua

Esta guerra comercial se complica aún más tras la captura de Meng Wanzhou, directora de finazas de Huawei e hija del fundador de la empresa, en Vancouver el pasado 1 de diciembre sin muchas explicaciones. Según autoridades estadounidenses, Meng habría violado, a través de la compañía de su padre, las sanciones económicas que Estados Unidos había impuesto a Irán, pidiendo, con estos argumentos, su extradición de Canadá a suelo estadounidense.

Meng inició en Huawei después de graduarse de la maestría de contaduría de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong. Los vinculos con su padre, el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, fueron escondidos del público hasta apenas unos años, por lo que Meng tomó el nombre de su madre, una práctica muy inusual en China. Ahora, fue acusada de intentar engañar a los bancos, afirmando que una empresa subsidiaria de Huawei era en vez independiente, con el fin de evitar las restricciones comerciales de Estados Unidos con Irán.

La operación de captura se dió el mismo día en el que Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping cenaron juntos en Argentina durante la cumbre del G20 y determinaron que habría una tregua en la guerra comercial que tenía a los mercados internacionales en pánico.

Lea también: Todo lo que deberías saber del G20 

Hasta el día de hoy, los abogados de Wanzhou han fracasado en la misión de liberarla bajo fianza, y su arresto cada vez amenaza más con destruir esta breve distensión en la constante imposición de aranceles y cuotas entre el gobierno chino y el estadounidense.

Ante estos hechos, el gobierno de China manifestó, a través de un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, su gran desacuerdo con esta decisión, exigiendo explicaciones sobre su captura y, a la vez, su inmediata liberación.

Esto ha provocado que el panorama económico en Asía se empiece a ver impactado negativamente, sobre todo en China, país que ha empezado a mostrar una caída en la bolsa desde la captura de una de las principales dirigentes de una de las empresas insignia de este país.

 

LatinAmerican Post | Juan Sebastián Salguero

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…