fbpx

Tras 200 años de lucha: los afromexicanos serán reconocidos como minoría

Escucha éste artículo


Tras años de lucha, la población negra mexicana será reconocida como minoría. Recibirán apoyo para promover su cultura y reconocimiento 

1Tras 200 años de lucha: los afromexicanos serán reconocidos como minoría

Con la expedición de la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, publicada en el Diario Oficial el pasado 4 de diciembre se sientan las bases del nuevo régimen para la atención de las necesidades de la población afromexicana, que históricamente ha sido relegada.

Read in english: After 200 years Afro-Mexicans will be recognized as a minority

Según los datos de la Encuesta Intercensal 2015, hay un millón 381 mil 853 personas afrodescendientes en México, lo que representa el 1.2% de la población nacional. La mayor parte de esta población se encuentra en Guerrero, Oaxaca y Veracruz. Hoy en día, existen pueblos enteros que guardan y promueven la identidad afromexicana. No obstante, estos pueblos constituyen una cultura diferente a la que pondera en gran parte del país, y al no tener una lengua propia, como otros grupos indígenas en México, han sido invisibilizados y vulnerados tanto por las autoridades mexicanas como por el resto de la población.

Historia de los Afrodescendientes en México

Las actuales comunidades negras como la de Costa Chica en Oaxaca, son descendientes de esclavos africanos traídos por españoles durante la colonia. Esclavos que frecuentemente eran utilizados para la ganadería como capataces, para que se hicieran cargo de los trabajadores indígenas quienes no estaban acostumbrados a animales del tamaño de las vacas y los caballos. Lo que posiciona ha esta comunidades con una antigüedad de más de 200 años.

A lo largo de su historia, han desarrollado una cultura idiosincrática que los representa, repleta de música como la chilena, traída por marineros chiles y adaptada con instrumentos africano; de bailes que se remontan a los días de las haciendas coloniales como la Danza de los Diablos y del orgullo de su herencia africana.

En la actualidad, esta explotación de esclavos en México, al igual que en muchos países, se ha intentado borrar de la historia oficial al negárles el reconocimiento histórico que tanto buscan estas comunidades. Además, la identidad afromexicana no se limita al color de piel, pues es más valioso el orgullo de su herencia africana y vivir en una comunidad considerada como negra, que la apariencia negroide. En México se es negro por cultura y no solo por apariencia.

También te puede interesar: "Cada 23 minutos las mujeres son abusadas sexualmente en Colombia": Alejandra Borrero 

Camino hacia el reconocimiento

La constante invisibilidad por el resto del país y la violación a sus derechos humanos al ser deportados a países Centroamericanos a pesar de ser mexicanos ha generado un sentimiento de frotación en la comunidad afromexicana. Según Humberto Herbert Silva Silva, el director de la Oficina para Asuntos Afromexicanos en Oaxaca, el gobierno mexicano se ha tardado tanto en reconocer a los afromexicana como minoría y darle el mismo apoyo que a los grupos indígenas porque hablan español, como la mayoría de los mexicanos y no tienen su propia lengua. Así bien, si los afromexicanos fueran clasificados como minoría, recibirían fondos adicionales para la promoción de su cultura y para programas de salud pública.

A consecuencia de ello, Silva Silva, afirmó en 2016 que la comunidad negra estaba considerando seguir la ruta del levantamiento indígena zapatista en Chiapas, en los años 90; pues si el EZLN había logrado le visibilización y el reconocimiento indígena con el levantamiento zapatista, la comunidad negra también podría lograrlo siguiendo sus pasos. "Hasta ahora las comunidades negras han soportado discriminación y se han mantenido dentro de las vías legales, que ya están agotadas", expresó Silva Silva.

Tras la entrada del nuevo gobierno dirigido por AMLO, los senadores mexicanos buscan involucrar a la comunidad afromexicana en la toma de decisiones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Instituto que reemplazará al Comité con el mismo nombre, y lograr su reconocimiento como minoría. Este reconocimiento ha comenzado a encausarse gracias a la expedición de la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas el pasado 4 de diciembre, pues en el artículo 3º se le otorga personalidad a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, al establecer que se trata de sujetos de derecho público.

No obstante, el reconocimiento en papel de la comunidad afroamericana tan solo es el primero paso y el director general del recién creado Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, aún tiene un largo camino por delante para incluir a esta minoría como parte del gran cosmos que conforma un país tan diverso como lo es México. Y más importante aún, es el recorrido que se debe dar garantizar de facto sus derechos humanos.

 

LatinAmerican Post | Ana Gabriela Martínez de Ángel

Copy edited by Vanesa López Romero