fbpx

¿Que resultó de los 66 días de paro estudiantil en Colombia?

Escucha éste artículo

 

El acuerdo cierra los más de dos meses de protesta estudiantil y que fue denominado un ‘pacto histórico’, pero no detiene el descontento

¿Que resultó de los 66 días de paro estudiantil en Colombia?

Este viernes 14 de dicimebre, después de 66 días de ausencia en las instituciones educativas, los profesores y estudiantes de las universidades públicas de Colombia revelaron el primer acuerdo con el gobierno del presidente Iván Duque. Las preocupaciones de los estudiantes se basaban en lo que ellos consideraban ‘una deuda histórica’ del gobierno con la educación pública del país. En este primer acuerdo lograron garantizar mejores fondos públicos para este periodo presidencial.

Read in english: What are the results after 66 days of student's manifestations in Colombia?

El acuerdo aumenta la inversión estatal en educación pública a 4,5 billones de pesos (alrededor de 1.420 millones de dólares) durante los próximos cuatro años. Según la explicación del presidente Duque, 1,34 billones se destinarán a ‘la base de la educación superior pública’, mientras que los 3,2 billones restantes se destinarán a garantizar el funcionamiento de estas instituciones.

No es el fin de la lucha estudiantil

Sin embargo, a pesar de haber firmado el acuerdo, la comunidad estudiantil que lideró las protestas de los últimos dos meses tiene más en mente. El líder del movimiento estudiantil, Álex Flórez, señaló que las marchas podrían reanudarse en enero del 2019, pues Flórez presentará este acuerdo a las asambleas a su cargo y se tomarán decisiones con respecto a si se debe continuar protestando por más.

Lea también: Conoce las razones de la baja popularidad de Iván Duque

De igual forma, Flórez se mostró convencido con el acuerdo. “Nosotros hemos decidido firmar el acuerdo porque entendimos que las necesidades del sistema educativo así lo requieren. No solucionan por completa la crisis, pero no podemos irnos sin asegurar el dinero que permitirá salvar las instituciones de educación superior públicas” declaró ante El Tiempo, añadiendo también que considera que, a pesar de las limitaciones, el pacto alcanzado es ‘histórico’.

De igual manera, el acuerdo muestra resultados tangibles para los estudiantes y profesores en paro, que durante los últimos dos meses llevaron a cabo 13 protestas multitudinarias y 16 rondas de discusión con representantes del gobierno, de haber terminado el año con las manos vacías todos estos esfuerzos podrían verse en peligro.

Una reivindicación para la protesta social

Los últimos dos meses de protestas en las principales capitales colombianas estuvieron frecuentemente manchadas por actos violentos y abusos de autoridad, algo que parecía desmeritar la protesta social como instrumento de cambio, pues frecuentemente las marchas multitudinarias terminaban en encuentros con la policía antidisturbios en vez de en diálogo con el poder.

La consecución de un acuerdo, por otro lado, muestra que la protesta organizada en Colombia continúa siendo un instrumento valioso de cambio.

Jeniffer Pedraza, representante de la Universidad Nacional de Colombia y vocera de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles (Acrees), afirmó ante El Espectador que: “La conclusión de este proceso es que luchar si sirve. Hemos conseguido una parte importante de los recursos necesarios para que nuestras universidades públicas sigan funcionando y estamos avanzando en las reformas estructurales que permitan que en Colombia la educación superior pública sea un derecho y no un privilegio”

Los estudiantes de las universidades públicas de Colombia regresarán a clase en enero de 2019, y se tomarán medidas para que se recuperen las clases perdidas durante los últimos dos meses de paro estudiantil.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal
Copy edited by Marcela Peñaloza