fbpx

Reinados: mucho más que solo belleza

Escucha este artículo

 

Estas dos mujeres son prueba de que los reinados pueden mostrar mucho más que solo belleza física

Reinados: mucho más que solo belleza

Los reinados Miss Universo y Miss mundo, aunque el segundo no es tan reconocido en América, son criticados por muchos y el “placer culpable” de otros. La principal crítica de estos concursos tiene que ver con la superficialidad y los estereotipos de belleza que hacen que se perpetúen en la sociedad.

Sin embargo, no podemos cambiar el hecho de que estos millonarios concursos mueven la industria y generan impresionantes ganancias, teniendo en cuenta, además, que lo ven aproximadamente medio billón de personas a nivel mundial. Lo que sí podemos hacer, es centrarnos en otros aspectos de estos reinados que van mucho más lejos que simplemente el aspecto físico.

Por ejemplo, Miss Universo este año contó con varias participantes que dejaron ver un poco más de inclusión en esos estándares de belleza. Una de ellas fue Miss Panamá, que proviene de una tribu indígena de su país.

El otro reinado, Miss Mundo, tuvo como reina a la mexicana Vanessa Ponce de León. Ella puede ser una muestra de que en estos concursos no solo reina la belleza, pues su vida, dedicada al labor social, la dejó posicionada como una de las mujeres más altruistas de México actualmente.

Rosa Iveth Montezuma - Miss Panamá

La panameña de 25 años viene de una de las principales Comarcas Indígenas de Panamá llamada Ngäbe-Buglé. Su representación en Miss Universo le dio un posicionamiento a las comunidades indígenas, no solo de su país sino del mundo.

Montezuma vivió gran parte de su vida dentro de su comunidad indígena, una comarca ubicada lejos de la urbanización y la globalización, viviendo, por ejemplo, alejada de toda electricidad. Sin embargo, su familia siempre estuvo más cercana a un mundo globalizado, debido a que su abuelo era docente. Gracias a esto, tuvo la oportunidad de estudiar en una universidad y representar a su comunidad tanto académicamente como en otros concursos de belleza.

En su paso por Miss Universo, aunque se destacó por su belleza y su estilo, especialmente en su traje típico, no llegó a estar en las finalistas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Rosa Iveth (@rosaivethm) el

 

A pesar de no ganar, para la panameña fue un triunfo el simple hecho de haber sido Miss Panamá. Haber ganado el reinado de su país, además de darle la oportunidad de representar a los indígenas en algo del tamaño de Miss Universo, tuvo la oportunidad de presentarse en organizaciones mundiales como la ONU y la OEA para hablar sobre la marginación de los indígenas.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Rosa Iveth (@rosaivethm) el

 

Vanessa Ponce de León - Miss Mundo

Ponce de León, de 26 años y oriunda de Guanajuato, México, fue la ganadora en 2014 de Mexico’s Next Top Model. Desde ahí comenzó su carrera de modelaje. Aunque en repetidas ocasiones tuvo la oportunidad de participar en concursos de belleza, siempre estuvo en contra de estos reinados por tipificar a la mujer como un objeto de belleza física y nada más.

La joven, que tiene un título universitario en Negocios Internacionales, ha dedicado toda su vida a hacer labor social. Precisamente esta característica de ella fue la que la hizo ganar Miss Mundo, por considerarse su gran motivación altruista. Además, es la Miss Mundo de mayor edad y la primera de México.

Entre otras cosas, Ponce de León ha participado en trabajo social con comunidades indígenas mexicanas, para ayudar a posicionarlas dentro de la sociedad. Actualmente, está en la junta de un Centro de Rehabilitación para Niñas. También ha trabajado con comunidades vulnerables de México y con discapacitados.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Vanessa Ponce de Leon (@vanessaponcedeleon) el

 

Aunque criticaba los reinados, decidió participar finalmente para poder lograr muchas más cosas en la parte social. Tras haber sido coronada, dijo que quería aprovechar su título para centrarse en apoyar organizaciones de refugiados a nivel mundial.

Estas dos mujeres son una muestra de lo que deben llegar a convertirse los reinados: una oportunidad de mostrar las necesidades de la sociedad, y un empoderamiento de la mujer que va mucho más allá de la belleza física.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez
Copy edited by Marcela Peñaloza