fbpx

¡No caigas en la trampa! Evita los engaños de los gimnasios en año nuevo

Escucha este artículo

 

En una época en la que la motivación por ponerse en forma se dispara, los gimnasios buscan clientes ingenuos. Aquí algunos consejos para evitar caer

¡No caigas en la trampa! Evita los engaños de los gimnasios en año nuevo

Es normal que nos pongamos metas para el año que comienza, con la motivación de un año en blanco y posiblemente también de unas fiestas en las que comimos de más, una de las metas más populares tiene que ver con ponerse en forma. Para capturar este público, alrededor de estas fechas los gimnasios introducen prácticas sospechosas que pueden salirle muy caro a sus nuevos clientes. Lo más importante, para evitar caer, es aprender a identificarlas.

Según el portal The Independent, el tráfico web de gimnasios como Gold’s Gym, una de las cadenas más grandes del mundo, se dispara hasta 40% entre diciembre y enero, demostrando que la atención del público incrementa durante estas fechas. Sin embargo, no se mantiene por mucho tiempo, y es ahí donde los gimnasios se empiezan a enriquecer con los planes que vendieron a fin de año.

La importancia de conocer el modelo de negocios de los gimnasios

Lo más importante que debes saber si planeas adquirir alguna mensualidad en un gimnasio es cómo funciona su negocio. Los gimnasios son un caso especial porque su cliente perfecto paga membresías largas, pero no atiende a las instalaciones.

Una investigación del podcast Planet Money que repercutió en muchos medios, reveló que en el caso de la franquicia Planet Fitness, una sola sede tenía capacidad para 300 usuarios, pero tenían 6.000 miembros pagando. Según la investigación del podcast, alrededor de la mitad de los miembros de Planet Fitness sencillamente no hacen uso de las instalaciones.

El principal costo de operación de los gimnasios es su propiedad raíz, debe estar bien ubicada para resultar conveniente, debe ser grande para acomodar todas las instalaciones que requiere y a todas las personas que desean hacer uso de ellas cómodamente.

Lee también: ¡Increíble! 6 apps que te ayudarán a organizar tu dinero

Para que un gimnasio vea buenas ganancias, entonces, es mejor que poca gente lo utilice. Así se necesita menos espacio, menos equipos y menos personal. Además, con menos gente haciendo uso de los equipos estos se desgastan menos, y las personas que sí los utilizan estarán más satisfechos pues no tendrán que esperar para usarlos.

Esto significa que el mejor cliente que puede encontrar un gimnasio es uno que se compromete a pagar por largos periodos de tiempo, pero que al final no asiste.

La dificultad de cancelar una membresía

Por esto, los gimnasios se aseguran de que cancelar una membresía sea difícil, retener a los usuarios que no hacen uso de su membresía es clave para las finanzas del negocio. Pero es complicado, pues son personas que saben que no derivan beneficios del dinero que invierten.

La cantidad de burocracia y el esfuerzo que exigen los gimnasios a los miembros que desean cancelar es clave para retener a quienes no asisten, porque los obligan a considerar la posibilidad de que quizás sea mejor utilizar la membresía en vez de cancelarla.

Muchos gimnasios, por ejemplo, no permiten cancelar membresías por teléfono o internet, en vez, es común que exijan al cliente enviar una carta en la que expliquen sus razones para retirarse y manifiesten el deseo de cancelar, así como que se comprometan a pagar el saldo pendiente con el gimnasio. Es frecuente que estos contratos obliguen al cliente a pagar cada mes por adelantado, entonces cancelar generalmente involucra pagar por el mes siguiente a la cancelación.

Por esto, es importante que antes de dejarte llevar por la motivación del fin de año y comprometerte con una membresía, leas los requisitos de cancelación, pues salir de este plan de pagos tiende a ser una pesadilla.

Aquí algunos consejos para que no quedes atrapado pagando una membresía que podrías nunca utilizar:

1. Comienza con el ejercicio en casa

Con la enorme variedad de aplicaciones, gadgets y planes de ejercicio en línea, sería inteligente que empezaras a trabajar por tu meta de estar en forma desde tu casa. El compromiso financiero puede ser casi nulo, y podrás entrar en la rutina sin pagar. Más adelante, si lo necesitas, puedes adquirir tu membresía en un gimnasio sabiendo que ya vas a poder sacarle provecho.

2. Adquiere la membresía con alguien más

Muchos gimnasios ofrecen planes en pareja o beneficios por inscribir a alguien más. Conseguir un plan conjunto puede resultar en un menor compromiso financiero y la motivación de hacer ejercicio acompañado puede ayudar a establecer una rutina.

3. Investiga el gimnasio al que te vas a inscribir

Esto incluye revisar las instalaciones, pero más allá de eso tiene que ver con leer los contratos y tener claras las políticas de cancelación. Debes saber que en épocas de año nuevo los gimnasios no ofrecen descuentos, cómo lo asegura el portal de la industria ZenPlanner en sus consejos para los dueños de gimnasios. Esto puede resultar en comunicación y publicidad que vende planes a precios normales, pero disfrazados como promociones. Los gimnasios suelen ser intencionalmente ambiguos durante esta época del año.

4. La tecnología puede ser tu aliada

Si definitivamente te encuentras atado a una membresía, tu mejor opción no es cancelar, es utilizarla al máximo. Recordar esto es importante y para ayudarte a cumplir existen aplicaciones que te recompensan por cumplir tus metas de fitness. Stickk, por ejemplo, fue diseñada por economistas de Yale, y te ayuda a no faltar a tus compromisos por medio de incentivos económicos, podrías inclusive ganar algo de dinero extra mientras te pones en forma.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…