fbpx

 

 

EE.UU e Israel le dicen adiós a la UNESCO

Escucha este artículo

 

La salida de Estados Unidos e Israel de la UNESCO se oficializó el 1 de enero de 2019, sin embargo ¿quién es el más perjudicado?

E.E.U.U e Israel: Adiós a la UNESCO

Como lo anunció Estados Unidos en octubre de 2017, el país oficializó su salida de la UNESCO ( Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Cuando se realizó el anuncio, a las pocas horas, Israel también comunicó que tampoco sería parte de la Organización. Según EFE, la principal razón que llevó a estos dos países a tomar esta decisión radica en que la UNESCO tiene un sesgo “anti-israelí”.

Read in english: E.E.U.U and Israel: Farewell to UNESCO

Los conflictos de estos dos países con la UNESCO datan desde el 2011, cuando la organización reconoció a Palestina como Estado. A forma de protesta, tanto Estados Unidos como Israel decidieron no pagar sus cuotas anuales, lo que los llevó a perder los derechos de votación, como lo informa Enlace Judío.

El mismo medio añade que las relaciones llegaron a un punto tensionante cuando la Autoridad Palestina y los estados árabes promovieron ciertas resoluciones en la Junta Ejecutiva de las Naciones Unidas, las cuales hacían caso omiso a los lazos judíos con el Monte del Templo y el Muro Occidental. Además, promovían la aprobación de textos que rechazaban la soberanía israelí sobre Jerusalén.

Tras la salida, el embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Dany Danon, afirmó que “La UNESCO es un organismo que continuamente reescribe la historia, incluso borrando la conexión judía con Jerusalén". "Israel no será miembro de una organización cuyo objetivo es actuar deliberadamente contra nosotros, y eso se ha convertido en una herramienta manipulada por los enemigos de Israel", finalizó.

Quizá le interese leer: Israel tendrá nuevo parlamento en el 2019

¿Por qué es importante la Unesco?

Esta Organización es la encargada de orientar a los diferentes pueblos en una gestión de su propio desarrollo mediante los recursos naturales, pero también a través de los valores culturales, como lo informa el portal peruano Panamericana.

Además de lo anterior, uno de sus principales trabajos es la alfabetización, entender al importancia cultural de los monumentos históricos, la educación (en donde promueve la construcción de escuelas y se preocupa por la educación de las niñas), promover la comprensión de los horrores del Holocausto y defender la libertad de prensa, como lo recuerda Telemundo.

¿Quién es el verdadero perdedor?

Para la UNESCO, la salida de estos dos países no representa una gran pérdida económica. Lo anterior debido a que, y como se mencionó anteriormente, tanto Estados Unidos como Israel no realizan los pagos de las cuotas desde 2011. Para Telemundo, el país norteamericano ( y que aportaba casi el 22% del presupuesto total) debe alrededor de $600 millones de dólares, mientras que se estima que Israel deba 10 millones de dólares.


El hecho de que Estados Unidos salga, significa que dejaría de apoyar proyectos como: 

  • El Programa del Patrimonio Mundial: el cual se encarga de la preservación de los sitios históricos más preciados e importantes.
  • Educación para Todos: en donde se asegura que los niños puedan leer y apoyar la alfabetización en la edad adulta.
  • Programa Hidrológico Internacional: el cual se dedica a la investigación de cómo mantener el agua potable y la gestión de recursos.
  • Prevención de desastres y preparación: Preparación para desastres naturales devastadores; entre otros.

Sin embargo, para el ex embajador israelí en la UNESCO, Yitzhak Eldan, el gran afectado es Israel. “Estados Unidos tiene el "lujo" de desconectarse, pero Israel es demasiado pequeño para esa táctica y no puede permitirse el lujo de estar aislado”. "Debido a nuestra situación única (...) debemos estar presentes para defender nuestra posición"., afirmó para el medio The Jerusalem Post. 

Por otro lado, para Daniel Bar-Eli, quien hasta el 2012 fue secretario general de la Comisión Nacional de Israel para la UNESCO y en diálogo con Haaretz, afirmó que “La decisión de Israel de abandonar la organización se basó en las emociones, no en un pensamiento claro,”. “Construimos una relación importante durante muchos años. Nos sentamos en varios comités de la UNESCO e influenciamos los debates y las resoluciones. Los temas han sido variados: educación, estudios marinos, sitios del Patrimonio Mundial, música, investigación lingüística”, puntualizó.

Además, añadió que, en caso de volver a integrarse dentro de la Organización, el país no lo tendría tan fácil. Al tener un influencia limitada, no permite que la reincorporen de inmediato, a diferencia de Estados Unidos, una potencia mundial.

Con todo esto, queda claro que al renunciar a esta organización de la ONU, Israel perderá la influencia e importancia sobre debates y las resoluciones que se realicen dentro de la UNESCO.

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…