fbpx

Nicolás Maduro: más solo que nunca

Escucha este artículo


Cuba y Nicaragua son los únicos países que apoyan el régimen dictatorial en Venezuela. ¿Qué pasará el 10 de enero?

Nicolás Maduro: más solo que nunca

La llegada de Bolsonaro al poder, no solo hace temblar a Brasil sino a toda Latinoamérica. El hecho de que uno de los países más importantes del continente sea gobernado por un candidato de derecha, crea alianzas importantes dentro de un marco político resentido con la izquierda.

Read in english: Nicolás Maduro: lonelier than ever

Dentro de este escenario se encuentra el gobierno de Nicolás Maduro, cuyo mandato llegará a su fin el próximo 10 de enero. Sin embargo, no habrá un candidato que lo releve, debido a que los comicios llevados a cabo el 20 de mayo del 2018, fueron declarados inconstitucionales. Ante esto, la constitución venezolana plantea que el presidente de la Asamblea Constituyente sea el presidente electo, mientras se toma una decisión definitiva. 

Con las alianzas generadas, llega el abandono por parte de países que simpatizaban con el régimen de Maduro. Tal es el caso de Bolivia, con Evo Morales al mando. No cabe duda que que Morales prioriza las relaciones comerciales con Brasil, y muestra de eso fue su asistencia a la posesión de Bolsonaro, la cual aceptó reforzando sus lazos de hermandad. “Agradecemos la invitación del hermano presidente Bolsonaro y le auguramos una buena gestión para bien del hermano pueblo de Brasil”, publicó el mandatario en sus redes sociales.

A pesar de haber expresado su apoyo al gobierno venezolano, las prioridades de Evo Morales frente a negocios y acuerdos prevalecen más que el soporte de Nicolás Maduro como presidente.

Por otro lado, el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo en entrevista con el medio colombiano El Tiempo, afirmó que Maduro “está cada día más solo y por eso se refugia en la retórica de la amenaza y en la invención de conspiraciones”. Asimismo, afirmó que tanto las relaciones comerciales como diplomáticas están muy deterioradas, pero que Colombia siempre estará abierta a la opción de diálogo.

Quizá le interese leer: Estas son las opiniones sobre la nueva toma de posesión en Venezuela 

No solo en Latinoamerica

Como lo informa el medio Eju, el ex simpatizante Pablo Iglesias, y quien era el líder del partido populista de España (Podemos), reconoció en el Parlamento español que  “la situación política y económica (de Venezuela) ahora es nefasta. No comparto algunas cosas que dije en el pasado”. Poco a poco, aquellos que eran simpatizantes van desistiendo de sus ideales al darse cuenta de la situación que ocurre en el país.

Por otra parte, Maduro se sentía respaldado por una de las potencias mundiales (Rusia), quien según él, lo iban a defender de los intentos que se dieron por derrocarlo. Sin embargo, la burbuja de apoyo explotó, cuando Rusia comunicó que los aviones de bombardeo estratégico, y con capacidad de transportar armas nucleares, iban a ser retirados del país.

 

El paso a seguir

Tanto Cuba como Nicaragua, son lo únicos países que siguen manifestando su apoyo condicional al gobierno de Maduro. Ante esto, 13 países (integrantes del Grupo Lima) esperan unirse para ejercer presión por lo que sucederá el 10 de enero. Sin embargo, Nicolás maduro insiste que él iniciará un nuevo gobierno presidencial.

Se prevé que el conjunto de países incrementen la presión sobre Venezuela, y se habla de realizar bloqueos económicos, cierre de embajadas, la renuncia del jefe de Estado y el reclamo a la restitución a la democracia. Estos 13 países reciben el apoyo de Mike Pompeo, y quien realizó el llamado para “ayudar a los que sufren en Cuba, Venezuela y Nicaragua bajo el peso de las dictaduras", como lo recalca La Prensa.

Sumado a esto, la OEA (Organización de Estados Americanos), espera lograr que el 10 de enero se realice un Consejo Permanente, en el cual se someterá a votación si se reconocería el segundo periodo presidencial de Nicolás Maduro.

No cabe duda que el apoyo que recibe Nicolás Maduro, está llegando a su fin. Lo que suceda el 10 de enero será clave para ver si se podrá reestablecer la democracia en Venezuela, o si por ende, Maduro está dispuesto a afrontar todas las consecuencias que conlleva asumir el poder, cuando su elección se dio de manera fraudulenta.

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…