fbpx

Nancy Pelosi ¿Partido dividido para la demócrata?

Escucha este artículo


La llegada al poder de Pelosi no solo pone en aprietos a Trump, sino que demuestra las fracturas del partido demócrata

Nancy Pelosi ¿Partido dividido para la demócrata?

La semana pasada el gobierno de Estados Unidos inició un nuevo año con nuevos representantes y junto a esto, está el hecho de que gracias a las elecciones de medio término hubo una gran representación femenina.

Read in english: Nancy Pelosi: Empty house for the Democrat?

Los demócratas, quienes dominaron en la Cámara de Representantes, tenían una misión importante: escoger al próximo presidente de ese organismo. La elegida resultó ser Nancy Pelosi, la mujer que ocupa el tercer cargo más importante dentro del gobierno estadounidense, detrás del presidente Donald Trump y del vicepresidente Mike Pence.

No es la primera vez que Pelosi llega a este cargo, pues desde el 2007 hasta el 2011 ocupó el cargo como presidenta de este mismo organismo. Pelosi, de 79 años, será la encargada de trabajar junto con Donald Trump. Pero la cosa no será fácil, pues no es un secreto que la llegada de los demócratas al poder de uno de los organismos más importantes del gobierno estadounidense, pondrá trabas a las decisiones que el presidente quiera tomar.

Lo anterior ya se evidenció en el escenario del ‘shutdown’ (cierre) del gobierno de Estados Unidos y el cual ya va casi para 3 semanas sin cumplir con sus habituales funciones. Para cumplir una de sus promesas de campaña, el presidente pide más de $5.000 millones de dólares para la construcción del muro en la frontera con México. Ante la negativa, Donald Trump decidió cerrar el gobierno hasta que tal presupuesto fuera aprobado.

Las declaraciones de Pelosi en su posesión como presidenta dejaron evidenciar que no dará el brazo a torcer “el poder legislativo es el primer brazo del Gobierno, igual a la presidencia y al poder judicial, como recuerda el diario ABC. En la reunión, llevado a cabo el 4 de diciembre, los demócratas (de nuevo) no llegaron a un acuerdo, ocasionando que Trump amenazara con cerrar el gobierno “por semanas, incluso años”, si era necesario para poder llegar a un acuerdo.

Quizá le interese leer: Trump vs Demócratas: ¿Podrá construirse el muro?

La era comienza

A pesar del éxito y del reconocimiento, para llegar a ocupar el puesto Pelosi tuvo que enfrentar a un grupo de demócratas denominados como los “rebeldes” o disidentes. Este grupo no estaba de acuerdo con que ella subiera al poder, teniendo como argumento principal “la necesidad de un cambio”, como lo expresó The New York Times.

Dentro de este grupo se encontraban Alexandria Ocasio-Cortez, Harley Rouda, Susie Lee, Chris Pappas, Cindy Axne, T.J. Cox, Amy McGrath, George Scott y Nancy Sodeberg, según The Washington Post.

Para poder alcanzar los votos necesarios, Pelosi llegó a un acuerdo con los disidentes, acordando que su tiempo en el poder será de 4 años, sin opción de reelección. Sin embargo, y como lo afirma Christian Fong para The New York Times, si en 2020 el presidente es del partido demócrata, Pelosi buscará la manera de quedarse en el poder, a pesar de los 82 años que en ese momento tenga. Por otro lado, como presidenta tendrá el trabajo de “tutelar los proyectos de ley, incluidos los presupuestos”, como lo afirma ABC.

Lea también : 2019: un buen año para el partido demócrata

¿Partido dividido?

Desde que se anunciaron las candidaturas para ser presidente de la Cámara de Representantes, Pelosi estuvo involucrada y expresó varias veces su deseo por ocupar el puesto. Sin embargo, se tuvo que enfrentar a que varios de los nuevos demócratas se opusieran  a su candidatura. Desde ese momento tuvo que mover varias fichas para asegurar su candidatura, pero ¿era Pelosi la única opción?

Primero, hay que destacar que Pelosi es una de las demócratas con más experiencia en el gobierno estadounidense (cuenta con más de 10 años de carrera profesional). Su habilidad como presidenta de la Cámara de Representantes, era un plus  a la hora de escoger otro representante, pero la ventaja más grande es que nunca hubo una competencia clara.

Si bien el partido demócrata recuperó un buen número de escaños dentro del organismo más importante del gobierno de Estados Unidos, su interior está muy dividido. Dentro del partido no hay un líder claro. Sumado a lo anterior está el gran número de demócratas que se oponían a un nuevo período de Pelosi. Estos dos factores fueron determinantes para que Pelosi fuera elegida como candidata, para después ganar las elecciones definitivas.

Queda claro, que en efecto Nancy Pelosi, tuvo el mejor escenario para volver a ejercer el tercer cargo más importante de Estados Unidos, no solo aprovechó su experiencia, sino que logró mover las fichas a su favor. Es importante que realice las cosas bien, porque de lo contrario, los demócratas podrán entrar en otra crisis de identidad.

No cabe duda que con la llegada de la demócrata, los republicanos se encuentran con una piedra en el zapato. Tanto Donald Trump como Nancy Pelosi tendrán que llegar a un acuerdo, para que más de 800.000 funcionarios federales reciban su salario (otra consecuencia del ‘shutdown’). ¿Quién será el primero en ceder?

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Vanesa López Romero

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…