fbpx

Dile sí al agua de la llave y otros 7 tips para evitar el plástico

Escucha este artículo

 

Son varias las medidas en el mundo que buscan desincentivar el uso de plásticos de un solo uso, sin embargo, el cambio también puede venir desde nuestras acciones

Dile sí al agua de la llave y otros 7 tips para evitar el plástico

Fue el pasado 19 de diciembre que los estados miembros de la Unión Europea por fin acordaron prohibir algunos residuos plásticos que constituyen hasta el 70% de la basura que se encuentra en las costas europeas. Para ello, y tras varias negociaciones se decidió prohibir, a partir del año 2021, los bastoncillos de plástico para limpieza de oídos, los platos y cubiertos desechables, los pitillos, los envases plásticos usados para empacar comida o bebidas, bolsas e inclusive redes de pesca.  

Read in english: Say yes to tap water and 7 other tips to avoid plastic

No obstante, y ante la pregunta vinculada con las botellas de plástico, la UE estableció la aplicación de tasas de reciclaje obligatorias. Estas irán ascendiendo año tras año y se pretende que para el año 2029, el 90% de las botellas sean recicladas y eliminadas de forma amable con el ambiente.

La buena noticia es que la UE no ha sido la única en tomar medidas. Según Semana Sostenible, a partir del 1 de enero del presente año, ocho países del Caribe, entre ellos, Jamaica, Costa Rica, Bahamas, Barbados, Granada, Dominica y Trinidad y Tobago, prohibieron la importación de estos y su uso. Los plásticos y envases de espuma de poliestireno "forman siete de los diez principales elementos desechados en las costas", según un informe del gobierno jamaiquino, citado por la agencia cubana Prensa Latina.

De hecho, la afirmación no es distante de la realidad, Green Peace España, lo corrobora cuando asegura que el destino final de estos plásticos se halla en los ecosistemas acuáticos porque “cada año los mares y océanos son receptores de hasta 12 millones de toneladas de basura”.  

Igualmente, la ONG asegura que para el año 2020 dicha producción aumentará a los 500 millones de toneladas, de tal manera que “estas cantidades, su fácil dispersión y lento proceso de degradación convierte al plástico en el enemigo número uno de mares y océanos”.

Lee también: 3 productos de aseo que puedes fabricar en casa 

En contraste, y aunque su uso está asociado a patrones de la sociedad de consumo, Karl Heinz Florenz, experto en medio ambiente de los demócratas cristianos en el Parlamento Europeo, dijo en Bruselas que los europeos aprenderán a combatir de una forma diferente la situación del plástico porque "no se trata de demonizar el plástico, sino de usar alternativas, evitar lo superfluo e impulsar un debate sobre su uso”.  

Debemos hacerle frente

Si bien el plástico ha inundado nuestro entorno porque se halla en empaques, textiles e incluso en materiales de construcción, existen formas de ir sacándolo poco a poco de nuestra vida diaria. Acá te damos algunos tips.

1. A un lado la bolsa

La era de la bolsa plástica ha quedado en el pasado. Si eres de los que sigue llegando al mercado para comprarla, no solo tenen cuenta que estás gastando más dinero, sino que también, esa bolsa que llevas a casa y que solo usas para transportar tus víveres, durante un tiempo máximo de 40 minutos, probablemente tarde de 150 años en degradarse. Apuéstale a la bolsa de tela y no la dejes en casa, ¡Por favor!

2. No más desechables

¿Tienes organizada en casa un fiesta y no quieres usar la vajilla? Si bien la solución más obvia sería sacar los cubiertos y platos desechables, ten en cuenta que hoy por hoy existen varias alternativas como los platos de pulpa de cartón biodegradable de la línea Darnel Naturals, o de la marca colombiana Lifepack.

Los productos de esta última marca se pueden enterrar en el jardín de la casa y de ellos comenzarán a germinar plantas de fresa, pimentón, perejil  etc, dado que están elaborados de fibra natural de piña y 60 tipos de semillas.

No olvides también que los cubiertos se pueden remplazar por cubiertos comestibles o de madera, lo cuales son fabricados con madera de abedul o bambú.

3. Compar a granel

Si eres de los que compra el arroz y los frijoles en bolsitas de una libra, recuerda que también puedes hacerlo a granel. Algunos supermercados cuentan con una zona en la que es posible comprar de esta forma y en las plazas de mercado también es posible hacerlo. 

Te puede interesar: Así afecta nuestra dieta al medio ambiente 

4. Dile sí al agua de la llave

Si tu ciudad goza de una buena calidad de agua, aprovéchala. Evita ordenar agua embotellada en los restaurantes y pida un “vasito” de agua de la llave, es gratis y no estarás usando botellas plásticas. También puedes evitar comprar botellas de agua en la calle si a diario cargas un termo.

5. Que sea retornable

Cargar un termo de agua es fácil, pero en los días calurosos, una soda puede caer de maravilla. Para en la tienda más cercana y ordénala, pero procura que el envase o sea retornable o de vidrio, en lugar de uno de plástico o de brik.

6. El Zippo

Fumar nunca va a ser bueno, pero si eres fumador, propónte dejar a un lado los encendedores de 50 centavos y cómprete un mechero metálico recargable, al menos, se ven mejor y no son desechables.

7. ¡Fuera pitillo!

Si te encuentras en un restaurante, solicita al camarero la bebida sin pitillo, pues lo más probable es que el que te suministren sea de plástico o uno metálico, que resulta antigénico. Acostúmbrate y bebe del vaso.

8. Mejor en cono

Si eres de esos dulceros desenfrenados que no se puede quedar sin postre, un amante del helado, procura que cada vez que lo ordenes, este venga en cono, así evitas el uso indiscriminado de vaso y cuchara desechables.

 

LatinAmerican Post | María Alejandra Gómez
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…