fbpx

Sin precedentes: participante con síndrome de Down en el Rally Dakar

Escucha este artículo


La participación de Lucas Barrón, con síndrome de Down, es una muestra más de que el deporte y las discapacidades van de la mano

Sin precedentes: participante con síndrome de Down en el Rally Dakar

El pasado domingo 6 de enero inició el Rally Dakar que se lleva a cabo en Perú. Esta edición, por primera vez en sus 41 años, recibirá a un participante con síndrome de Down. Lucas Barrón, de 25 años, acompañará como copiloto a su padre, Jacques Barrón.

Read in english: Unprecedented: a participant with Down syndrome in the Dakar Rally

Esta carrera, que cuenta con 10 etapas, es considerada la más peligrosa de este tipo de carreras, pues, en este caso, el 70% de sus etapas son en arena. Sin embargo, esto no es causa de temor para Barrón, que ha desempeñado distintos deportes durante su vida. Incluso, en septiembre del 2018 participó en el Dakar Series-Desafío Inca, carrera de preparación para el actual rally. En esta carrera, padre e hijo terminaron en la posición 7.

A pesar de lo que se podría creer, las personas con síndrome de Down pueden desarrollar todo tipo de actividades e incluso, desarrollarlas de manera impecable, gracias a su perfeccionismo e intensidad en laboral. Es por esto que Lucas siempre se practicó deportes como natación, fútbol, surf, ciclismo y esquí acuático, según informa El Universo. Por lo que, según el mismo medio, el joven de 25 años afirmó que está “preparado para afrontar las dunas del desierto”.

Aunque no participa como piloto, su padre afirmó, según CNN, que Lucas Barrón será los ojos del carro para evitar impactos. Gracias a su amplio conocimiento en mecánica, y el conocimiento del terreno, tiene la capacidad de evitar cualquier problema, o solucionarlo en caso de que se presente. Según informó El Universo, su padre dijo que Barrón “sabe cómo ver la temperatura de la faja, aceite y presión de los neumáticos”, cosa que ha aprendido gracias a su padre que es ingeniero.

Lucas Barrón se inscribió en la competencia como cualquier otro competidor, donde le solicitaban tener documentos en orden y pasar los exámenes médicos. Actualmente, ya tiene la licencia de la Federación Internacional de Automovilismo, la cual le permite participar en el Rally Dakar.

Lee también: ¡Un 2019 lleno de deporte!

Discapacidad y deporte

Actualmente existen distintas organizaciones que buscan la rehabilitación de personas con distintas discapacidades por medio del deporte, ya que favorece no solo físicamente, sino en las relaciones interpersonales, el compañerismo y la disciplina. Según el portal médico Sunrise Medical, “el deporte puede facilitar la rehabilitación y servir como terapia para que personas con una discapacidad física (motriz), intelectual (psíquica) o mixta (psicomotriz) recuperen la movilidad o la mejoren”.

En el caso específico del síndrome de Down, realizar deporte no solo funciona como rehabilitación, sino también como inclusión social. Según la fundación DOWN, de España, el deporte “mejora la coordinación general, ayuda con la postura corporal, desarrollo de la orientación espacial, desarrollo de la fuerza, resistencia, flexibilidad y tono muscular”. Adicional a esto, también ayuda en la mejora progresiva del aprendizaje, las habilidades sociales y el autoestima.

Después de la Segunda Guerra Mundial, donde data el primer centro de este tipo, en Inglaterra, se han creado deportes y competencias adecuadas para personas con discapacidades físicas y cognitivas, incluyendo el síndrome de down.

Sin embargo, son muy pocas las oportunidades en las que estas personas pueden competir en las versiones originales de los deportes, como lo que sucede en el caso de Lucas Barrón. Por ejemplo, la fundación DOWN organiza eventos deportivos en los que se junta a personas con y sin síndrome de Down para que el deporte sea aún más inclusivo y realmente integrador.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Vanesa López Romero