fbpx

Haití, una nación olvidada: 9 años del peor desastre natural

Escucha este artículo

 

300 mil muertos dejó aquel terremoto del 12 de enero de 2010. En LatinAmerican Post repasamos la situación actual de la nación caribeña

Haití, una nación olvidada: 9 años del peor desastre natural

12 de enero, una fecha poco grata en la pequeña y pobre Haití, que un día como hoy, pero hace 9 años, quedó devastada por un terremoto que produjo 300 mil muertos y dejó a millón y medio de personas sin hogar ni bienes materiales. Lo peor es que, casi una década después de aquel desastre natural, Haití sigue sumido en miserias, siendo hoy según la ONG Jesuita, la nación más pobre de América Latina.

Read in english: Haiti, a forgotten nation: 9 years of the worst natural disaster

Al respecto, Europress indicó que, durante este tiempo, las ONG “Entre culturas” y “Fe y Alegría”, emprendieron diversas iniciativas para luchar contra la pobreza y garantizar el acceso a la educación, amparado en 17 centros educativos o escuelas.   

Sin embargo, dichas organizaciones se han tenido que enfrentar también con otro desastre natural, el Huracán ‘Matthew’, el cual arrasó la costa suroeste del país, así como algunos sectores de República Dominicana y Cuba, a finales de 2016. El huracán llegó cuando aún no se reponían de los estragos del terremoto ocurrido seis años antes. El saldo en esta ocasión fue de mil muertos, 2,1 millones de personas heridas y/o afectadas, incluyendo casi a 900 mil menores de edad.

Quizá le interese leer:  Indonesia: el raro fenómeno que provocó la tragedia

La educación como punto de partida  

La Revista Ecclesia cuenta que antes del sismo de 2010, la tasa de alfabetización en el país caribeño era del 62%, con tres millones de niños que no estaban incorporados en el sistema educativo, un sistema que, dicho sea de paso, contaba con pésimas infraestructuras y una formación profesional docente muy básica.

Hoy, los números no son muy diferentes. Por ejemplo, en la población adolescente mayor de 15 años, la alfabetización es de 57%. En lo que respecta al sector infantil, el número de niños no incorporados a la plataforma escolar descendió a medio millón de niños.

Entreculturas y Fe y Alegría Haití cuentan con 17 centros y 235 docentes distribuidos en las comunidades más vulnerables del país y desde allí se benefician 5 mil niños y jóvenes con acceso gratuito a educación primaria, secundaria y hasta técnica. Ambas organizaciones consideran que la educación es el medio más eficaz de superar tanto a la pobreza como a los efectos de fenómenos naturales como aquel terremoto y otros com o Matthew en 2016 e Irma en 2017.

En la actualidad, solo algunas organizaciones internacionales trabajan en pro de Haití y sus ciudadanos, así como la Iglesia, cuya ayuda se ampara en misioneros y en proyectos sociales que son liderados por el sacerdote jesuita, Miller Lamothé, director del Centro de Espiritualidad de la Compañía de Jesús. Lamonthé afirmó, en declaraciones recogidas por Vatican News, que "sin fe en Dios, esta situación no se puede superar".

Otro duro golpe y más olvido

 

En octubre de 2018, un terremoto de magnitud 5,9 grados sacudió nuevamente a Haití, aunque esta vez con secuelas menos estridentes: 14 muertos y más de cien heridos. Tras hundirse varios edificios, principalmente en la localidad de Port de Paix, al norte de la nación y en donde específicamente fallecieron ocho personas, de acuerdo com la máxima autoridad policial, Jackson Hilaire. 24 horas después ocurrió un nuevo sismo con magnitud 5,2, y en un epicentro muy cercano al anterior, al noroeste del país.

Vatican News, a su vez, reitera parte de lo ocurrido con aquel sismo de 2010 y que tuvo epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, su capital. El primer temblor se produjo cerca de las 5 de la tarde. De acuerdo con los servicios geológicos, el sismo fue el más fuerte registrado desde 1770 y como era de esperar con consecuencias devastadoras.

El mismo medio asegura que el nivel de pobreza se incrementó de forma preocupante. Los mejores ejemplos son un sistema sanitario colapsado, una formación ciudadana muy atrasada producto de la desorganización y muchas estructuras físicas que fueron dejadas en el olvido sin colocar siquiera un solo ladrillo para su reconstrucción. No hay empleo y mucho menos recursos económicos para sostenerse. 

 

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano
Copy edited by Marcela Peñaloza

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…