fbpx

Francia predica, ¿pero no aplica?

Escucha este artículo


El gobierno de Emmanuel Macron se encuentra en una encrucijada ante la denuncia de cuatro ONG por presunta inacción climática

Francia predica, ¿pero no aplica?

Al referirse sobre el histórico Acuerdo de París firmado por 175 países en 2016, entre ellos la Unión Europea, todo apuntaría a que Francia sería un fuerte defensor acérrimo de las medidas que buscan mitigar el cambio climático, pero las acciones de las ONG Oxfam, Greenpeace la asociación Notre affaire à tous y la Fundación para la Naturaleza y el Hombre (FNH) muestran todo lo contrario.

Read in english: France preaches, but does it not apply?

En un tiempo de récord de 36 horas reunieron un millón de firmas y para la presentación formal de la denuncia por la falta de compromiso en la emisión de gases efecto invernadero fueron más de dos millones de rúbricas, un hecho que tiene atónito al gobierno francés ante las voces que se alzaron desde el pasado mes de diciembre.

“La falta de acción del Estado en materia de lucha contra el cambio climático se traduce en una carencia culposa del Estado a la hora de respetar su obligación de protección del medioambiente, la salud y la seguridad humana”, argumentan la asociación Notre affaire à tous y la Fundación por la Naturaleza y el Hombre (FNH) en declaraciones reunidas por el diario El País, esta última fundada por el exministro de Transición Ecológica de Macron Nicolas Hulot.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Emmanuel Macron (@emmanuelmacron) el

La demanda, de acuerdo con la Agencia Francesa de Prensa (AFP), indica que Francia “no respeta sus objetivos a corto plazo, ya sea en materia de reducción de gases de efecto invernadero, de desarrollo de energías renovables o mejora de la eficacia energética”.

La situación cae como un baldado de agua fría al gobierno de Macron, toda vez que ha sido el cambio climático una de las banderas durante su mandato. Este hecho llega en un momento difícil ante las protestas de los ‘chalecos amarillos’, movimiento que está en contra del alza de los precios de los carburantes, uno de los mayores causantes de los gases efecto invernadero.

“Estamos emitiendo una queja legal contra el Gobierno francés porque pensamos que no hace lo suficiente para enfrentar el cambio climático. Por eso estamos intentando demandar al Gobierno francés, para asegurarnos de que aumente su ambición en términos de lucha contra el cambio climático, que no es lo que ocurre en este momento”, expresó a medios franceses Jean-François Julliard, director de Greenpeace Francia.

También te puede interesar: La trágica realidad del deshielo polar

El objetivo de los demandantes es conseguir un ‘apretón’ al gobierno y las compañías que más producen dióxido de carbono (CO2) en Francia, así como sucedió en 2015 en Holanda, donde la ONG Urgende denunció al Estado ante los tribunales para reducir en un 25 por ciento las emisiones de CO2 antes de 2020.

Los ecologistas están tratando de tomar medidas más drásticas ante la acelerada llegada del cambio climático, toda vez que también en Estados Unidos un grupo de jóvenes entablaron una demanda en Oregon exigiendo al gobierno la disminución de gases efecto invernadero.

"Estamos determinados a pasar a la segunda etapa, llevando este recurso delante del Tribunal administrativo y preparando actos de movilización ciudadana", sentenciaron las ONG demandantes del gobierno francés.

 

LatinAmerican Post | Jorge Hernández
Copy edited by Marcela Peñaloza

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…