fbpx

Foro Económico Mundial 2019: ¿Qué será de Bolsonaro en Davos?

Escucha este artículo


Cada año se reúnen en los Alpes suizos los líderes, economistas y empresarios más importantes del mundo, este año, Brasil será central

Foro Económico Mundial 2019: ¿Qué será de Bolsonaro en Davos?

A pesar de lo que su nombre parece indicar, el Foro Económico Mundial no es un evento anual, es una organización no gubernamental dedicada a promover el dialogo entre empresas, gobiernos y personas. Está financiada por sus 1.000 empresas miembro, multinacionales con más de $5.000 millones de dólares en retornos anuales y pretende siempre ser imparcial, conservando su independencia de intereses nacionales y políticos.

Read in english: World Economic Forum 2019: Bolsonaro in the spotlight

La organización ha existido, aunque con diferentes características, desde 1971, pero ganó relevancia internacional a partir de 1988, cuándo comenzó a organizar la reunión anual del foro en el pueblo alpino de Davos en Suiza.

Desde entonces la reunión se convirtió en sinónimo del poder. El Foro Económico Mundial invita no solo a las figuras más prominentes de sus 1.000 empresas miembro, algunas de las personas más poderosas del mundo de los negocios, sino que también se asegura de invitar a presidentes y jefes de Estado, economistas y periodistas.

El resultado es la concentración de los individuos con mayor poder de decisión en la economía mundial en un pueblo de apenas 10.000 habitantes. En la edición 2018 del encuentro en Davos, se reunieron 3.000 invitados de 110 países para participar en 400 eventos. Alrededor de estas fechas durante el año pasado, un tercio de la población de Davos consistía de figuras claves de la economía mundial.

Bolsonaro dará de que hablar

Entre los eventos que más llaman la atención de los asistentes está el debut en el escenario internacional del recién inaugurado presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Su retórica incendiaria y su fuerte inclinación hacia la derecha política tienen al mundo a la expectativa, pues representa un cambio radical en la política de Brasil, una de las economías emergentes de más peso en el mundo.

Entre los temas principales se encuentra el cambio climático, la migración y los derechos humanos, tres temas en los que las declaraciones de Bolsonaro han resultado siempre controversiales.

Sin embargo, no se debe anticipar que el objetivo de Bolsonaro en Davos sea el de agradar, o siquiera el de conversar alrededor de estos temas. La agenda del Bolsonaro seguramente girará en torno al enriquecimiento de su país, para el Davos no será un escenario diplomático tanto como será un escenario de inversión.

La respuesta favorable de las bolsas y los inversionistas ante su llegada al poder, motivada por sus promesas de privatización y libre mercado, han hecho que los dueños del capital vuelvan a considerar Brasil como destino de inversión. La participación de Bolsonaro en el futuro de la inversión en Brasil es clave, y Davos representa su primera oportunidad para demostrar que, durante su gobierno, Brasil propiciará un ambiente idóneo para el capital de inversión privado.

Lea también: La llegada de Bolsonaro le da seguridad a Wall Street 

Antes de su presentación en público, Bolsonaro habló con los periodistas, demostrando su intención de comunicar al mundo la llegada de lo que él llama un ‘Nuevo Brasil’.

“Brasil está tomando medidas para recuperar la confianza del mundo en nosotros, queremos que los negocios entre Brasil y el mundo vuelvan a florecer, pero que no sean guiados por la ideología” declaró Bolsonaro ante Al-Jazeera.

“Vamos a demostrar que somos un país seguro para la inversión, especialmente en el área de la agroindustria, que es de suma importancia para nosotros” terminó.

Notables ausentes

Durante la reunión de este año se notarán tres ausencias de peso. En primer lugar, Donald Trump, quién dio el discurso principal del evento el año pasado, ha cancelado su asistencia ante el cierre del gobierno de los Estados Unidos. Con él se quedará el resto de la delegación de Estados Unidos invitados a Davos, el secretario de Estado Mike Pompeo y el secretario del tesoro Steven Mnuchin.

Theresa May también permanecerá en Londres en medio de la crisis parlamentaria que sucedió su plan para ejecutar el Brexit, entre un voto de no confianza y una división entre los mismos partidos que apoyaban dejar la Unión Europea, May debe dar la cara ante el parlamento.

Por otro lado, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, también anunció que no asistiría, presuntamente para no agitar a los manifestantes de los ‘chalecos amarillos’, a quienes no les agradaría ver a su presidente apretando las manos de empresarios y capitalistas de alto perfil.

Finalmente se sentirá la ausencia del Presidente chino Xi Jinping, quien tiene asuntos económicos con los cuales lidiar en casa, particularmente en los que respecta a la desaceleración económica de su país. Tampoco asistirá el presidente indio Narendra Modi, quien se encuentra en medio de una campaña de reelección.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…