fbpx

El éxito económico de Bolivia: la clave para la reelección de Evo Morales

Escucha este artículo


A pesar del clima político de Bolivia, los logros económicos del gobierno de Evo Morales dan testimonio de un constante crecimiento económico

El éxito económico de Bolivia: la clave para la reelección de Evo Morales

En 2016, se llevó a cabo en Bolivia un referéndum constitucional cuyo propósito era el de consultar acerca de la eliminación del límite de reelecciones, permitiendo a Morales lanzar una candidatura presidencial que podría darle su cuarto mandato consecutivo. Sin embargo, con una mayoría de 51.3% de los votos, la decisión de no llevar a cabo la reforma constitucional ganó el referéndum. A pesar de ello, en 2017 el Tribunal Constitucional avaló la reelección indefinida, amparándose en el reconocimiento de la Convención Americana de Derechos Humanos firmada por Bolivia.

Read in english: Bolivia's economy: the key to Evo Morales reelection

Dados estos sucesos, se nota un ambiente de rechazo al gobierno de Morales. Por ejemplo, de acuerdo con el diario El Deber, una encuesta de intención de voto realizada a finales de diciembre de 2018 pone al principal opositor del gobierno actual, al expresidente Carlos Mesa, cinco puntos por encima de Evo Morales. A pesar de ello, tal como lo reporta la BBC, los partidiarios del gobierno actual aseguran que el presidente no ha comenzado a hacer campaña y que, cuando lo haga, se demostrará que sigue siendo el político que más votos puede conseguir en Bolivia.

Un punto sobre el cual la campaña electoral de Evo Morales podría apoyarse es el crecimiento económico que ha logrado Bolivia durante sus tres periodos presidenciales. Recientemente, el ministro de economía del gobierno de Morales, Mario Guillén aseguró que “estos 13 años Bolivia ha sido un ejemplo en la región, somos una economía que creció constantemente, de manera sostenida”. Estas afirmaciones se ven respaldadas por las de Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), quien en septiembre de 2018 afirmó que la CEPAL pone “a Bolivia como ejemplo en la región de cómo se puede manejar una política macroeconómica muy ordenada y una política social muy inclusiva”.

De acuerdo con el diario peruano La República, Morales atribuye el auge económico boliviano a la nacionalización de los hidrocarburos bolivianos en el 2006, haciendo de los recursos petroleros y gasíferos la fuente central de la economía del país. Los siguientes son algunas de los logros económicos del gobierno de evo Morales.

Lea también: El otro lado del reto de los 10 años: la economía Venezolana

El alza del PIB

De acuerdo con los datos del Banco Mundial, el PIB nominal boliviano ha aumentado considerablemente desde 2005, cuando estaba en US$9.549 millones, comparado con los US40.500 millones actuales que reporta La República. El mismo Evo Morales, en su informe anual de gestión dado el 22 de enero de 2019 resaltó el crecimiento de 327% del PIB nominal de Bolivia.

De acuerdo con el diario chileno Pulso, durante los años de mandato de Morales, la economía boliviana ha crecido 4,9% anualmente, lo cual supera el promedio regional de 2,7%. Este crecimiento parece mantenerse a futuro, pues, como reporta el diario chileno El Ciudadano, se proyecta un crecimiento del PIB boliviano de al menos 4,7%, el cual es similar al de los últimos años.

La reducción de la deuda externa

En noviembre de 2018, Pablo Ramos, presidente de Banco Central de Bolivia (BCB), aseguró que la deuda externa boliviana había alcanzado los US$9.830 millones, registrando la cifra de deuda externa más alta en la historia del país. No obstante, a pesar de ello, también es resaltable el hecho de que dicha deuda cada vez representa menos del PIB boliviano. De acuerdo con fuentes como Telesur y El Ciudadano, en 2005, la deuda externa pública boliviana representaba el 52% del PIB nominal. En cambio, para 2018, dicha deuda tan solo representó el 24% del PIB, haciendo a Bolivia el séptimo país menos endeudado de América del Sur según Morales.

El control de la inflación y el aumento salarial

A finales del 2017, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reportó que la inflación había tenido un alza de apenas 2,7%, la más baja desde 2009 cuando, según el Banco Central de Bolivia, se registró un alza de tan solo 0,29%, durante el primer periodo presidencial de Morales. Sorprendentemente, de acuerdo con El Ciudadano, el alza de la inflación durante el 2018 fue menos que la de 2017, registrando un aumento de 1,51% a pesar de que la predicción oficial era del 4,49%.

Es importante comparar estas cifras con el aumento salarial que ha habido durante la presidencia de Morales. Si se revisan los Decretos Supremos instaurados por el presidente boliviano en relación con el aumento del salario mínimo desde su primer año como presidente, se puede notar cómo este ha pasado de Bs 440 en 2005 a Bs 2060, marcando un aumento del 515% en 13 años. Es más, al comparar el aumento salarial con el porcentaje de inflación anual, solo han habido tres años durante la presidencia de Morales en que la inflación ha estado por encima del aumento del salario mínimo (2007, 2008 y 2010).

En relación con el contraste entre la inflación y el aumento salarial, puede resaltarse la reducción de la pobreza. Samar Maziad, analista de Moody’s, ha afirmado a propósito de la economía boliviana durante la presidencia de Morales que “una de las cosas que sorprende es cómo en los últimos 10 años han aumentado los niveles de ingresos y han reducido la pobreza”.

Para apoyar estas afirmaciones, se puede citar un reporte de Pulso, donde se señala que durante la presidencia de Morales, 1,6 millones de personas han salido de la pobreza extrema. De acuerdo con dicho reporte, en el 2005, al menos 38,2% de la población boliviana se encontraba en una situación de pobreza extrema, cifra que contrasta con el 17,9% el cual se encontraba en esa situación en 2017. Según datos publicados por el INE, en 2005, el 35% del total de la población boliviana formaba parte de la clase media, porcentaje que subió para 2017 al 58%.

Dados estos datos, no es sorpresivo que en su último informe anual de gestión, Evo Morales haya asegurado que “la estabilidad económica y las políticas de fomento a la producción permitieron que la inflación en Bolivia haya permanecido baja, manteniendo el poder adquisitivo de la población”.

 

LatinAmerican Post | Juan Diego Bogotá

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…