fbpx

Watership Down: una épica leporina

Escucha este artículo


Netflix nos adentra en el crudo mundo de unos conejos en busca de un nuevo hogar

Watership Down: una épica leporina

Netflix lanzó en su plataforma una nueva adaptación animada de la novela de 1972, Watership Down del autor Richard Adams. La novela sigue a un grupo de conejos que parten en busca de un nuevo hogar, después de que uno de ellos tiene una visión en donde su madriguera actual es destruida y todos sus habitantes son masacrados. La búsqueda del nuevo hogar los lleva por un viaje lleno de enemigos y peligros.

A pesar de ser una historia protagonizada por conejos y que además es animada, Watership Down no es una historia infantil, pues toca temas muy oscuros, como la muerte, la ciega devoción, la violencia, la esclavitud y la maldad en el mundo. También le da a sus protagonistas una sociedad compleja, con sus propios mitos y leyendas, así como su propia religión, nos muestra a conejos como si fueran personas con deseos, sueños y miedos.

El tono manejado le da a la miniserie tintes épicos, nos recuerda a mitos como la odisea o algunos mitos de creación, sobre todo en la secuencia inicial del primer episodio. También, durante mi experiencia, no pude evitar sentir similitudes con la trilogía de El Señor de los Anillos.

Esta nueva adaptación es en forma de miniserie, la cual cuenta con cuatro episodios de 51 minutos cada uno. A pesar de la duración, la historia es muy interesante por lo que no es nada pesado verlos y cuando menos lo notes ya habrá pasado un episodio y tal vez tengas ganas de ver otro más.

El que sean casi cuatro horas de duración, permite un conocimiento a fondo de los personajes que conforman el grupo de conejos, un espacio para que cada uno cumpla con un arco y una exploración de las relaciones entre ellos.

Lea también: La maldición de Hill House, terror para ver en navidad 

La animación es el punto más débil de esta miniserie, fuera de la escena inicial que parece una obra de arte hecha con siluetas en movimiento, el resto de la miniserie utiliza animación 3D que parece de bajo presupuesto y hace ver a los animales sin naturalidad, esto es más notorio cuando los animales se mueven rápidamente, lo cual pasa constantemente en la historia. Aunque la animación no es estelar, la historia te sumerge tanto en ella que la animación pasa a un segundo plano y llega a perder importancia.

En el departamento de voces, cuenta con varios actores reconocidos como James McAvoy, Nicholas Hoult, John Boyega y Ben Kingsley, cada uno hace un gran esfuerzo por darles una personalidad única a cada conejo. A pesar de que cuenta con un doblaje al español, recomiendo verla en el idioma original, pues las interpretaciones de estos actores hacen sentir apego con sus personajes.

No es la primera vez que se adapta la novela, la adaptación más conocida es la película animada con el mismo nombre de 1978 y en ella se mostraba de manera más gráfica la violencia, mientras que en la miniserie la mayoría de las veces se opta por solo insinuar.

Watership Down es un historia cruda que nos invita a ver a los animales con otros ojos y a evaluar nuestras acciones como seres humanos. Nos enseña que todas las criaturas sufren y merecen respeto.

 

LatinAmerican Post | Alan Rosas González

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…