fbpx

¿Cómo funcionan las nuevas sanciones de Estados Unidos a Venezuela?

Las recientes y duras sanciones hacia PDVSA por parte del Gobierno de Donald Trump, tendrán un impacto muy negativo en los ingresos de divisas del gobierno de Maduro

Escucha este artículo

 

Las recientes y duras sanciones hacia PDVSA por parte del Gobierno de Donald Trump, tendrán un impacto negativo en los ingresos de divisas del gobierno de Maduro

¿Cómo funcionan las nuevas sanciones de Estados Unidos a Venezuela?

La crisis política de Venezuela parece haber llegado a una encrucijada definitiva. El reconocimiento como "presidente interino" de Venezuela de Juan Guaidó por parte de EEUU y buena parte de los países de la región han provocado fuertes tensiones entre el gobierno de Maduro y la oposición agrupada en la Asamblea Nacional.

Read in englishUnited States: How do Venezuela's new sanctions work?

Esta vez, la presión internacional por agudizar las crisis a lo interno y lograr el debilitamiento del gobierno y un eventual quiebre, ha dado un fuerte el golpe a la columna vertebral de la economía del país: el petróleo.

El departamento del Tesoro de los EEUU ha emitido una orden ejecutiva que sancionará a las empresas estadounidenses que comercien con PDVSA, lo cual traerá como consecuencia la suspensión de compras de petróleo desde EEUU a PDVSA, el congelamiento de activos en ese país y la prohibición de exportaciones de productos derivados del petróleo desde EEUU a Venezuela.

Desde hace varios años la crisis económica viene causando estragos en toda la población, debido fundamentalmente a la combinación de la declinación de la producción petrolera y la caída del precio del barril, mermando enormemente los ingresos del estado lo que ocasionó un recorte severo de las importaciones de todo tipo de bienes. La hiperinflación y la escasez por su parte, como síntomas de una enfermedad severa y cuyas causas debemos ubicarlas en torno al atrofiado y escaso desarrollo del aparato industrial no petrolero y su dependencia de las divisas provenientes de la renta petrolera. Es decir al contraerse la renta, el país entre en crisis, y peor aún, si la renta tiende a cero la situación será extremadamente grave. Este es el escenario más probable que atravesará Venezuela.

Lea también: Venezuela vs Estados Unidos: las consecuencias para la economía 

¿Cuánto exporta PDVSA a los EEUU?

Por su cercanía al Golfo de México, EEUU siempre fue el mercado natural del crudo venezolano. Para el año 2009 se exportaron cerca de 1,5 millones de barriles diarios, de los cuales un 20% aproximadamente iba las refinerías de CITGO, filial de PDVSA. Con la aparición de los gigantes asiáticos China e India, el panorama petrolero comienza a cambiar no solo para Venezuela sino para muchos países exportadores de petróleo satisfaciendo dicho mercado.

Es por ello que las exportaciones hacia los EEUU comienzan a declinar, también cabe decir, como producto de la declinación de la producción de PDVSA. Para octubre del año 2018 las exportaciones totales de crudo fueron de 506 mil barriles diarios, de las cuales el 37% fueron destinadas a las refinerías de CITGO, un 20% a las refinerías de Chevron, 15% a Valero y 13% a Premcor. Es decir en una década las exportaciones a Norteamérica se redujeron en un millón de barriles diarios.

¿Cómo impactarán al país estas sanciones?

Las sanciones prohíben cualquier operación de compra-venta de petróleo por parte de cualquier empresa estadounidense con PDVSA, aunque hay un plazo de 3 meses. El gobierno de Maduro deberá redirigir sus exportaciones hacia grandes consumidores como China e India, ya que reubicar 500 miles de barriles diarios (MBD) en el mercado no será tan fácil. Para ello deberá ofrecer descuentos y considerar perder una fracción por cada barril por mayores costos de fletes. Otra opción sería vender el crudo a través de México, que presidido por López Obrador tiene un postura favorable al diálogo y no ha reconocido a Guaidó.

Otro grave problema es que Venezuela debe comprar diluyentes para la gasolina que no produce, como el MTBE por ejemplo, en otros mercados más distantes y por ende más costosos. Empresas como Chevron y Schlumberger que actualmente desarrollan actividades en el país tienen un plazo de 6 meses para seguir operando. CITGO por su parte solo podrá seguir importando crudo de PDVSA por un lapso de 3 meses y debe cortar sus lazos con su casa matriz. En resumen, el panorama para Venezuela es bastante crítico de no resolverse la grave crisis política, económica y social por la cual atraviesa, ya que estas sanciones agudizarán el declive de la producción petrolera y mermarán aún más los ingresos de divisas.  

 

LatinAmerican Post | Luis Alberto Lozada

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…