fbpx

Lucetta Scaraffia: la mujer detrás de la revista femenina del Vaticano

Escucha este artículo


Mediante una publicación del Vaticano, impulsada por Scaraffia, se dieron a conocer que los abusos sexuales por parte de los sacerdotes a las monjas todavía ocurren

Lucetta Scaraffia: la mujer detrás de la revista femenina del Vaticano

Durante esta última semana, el nombre de Lucetta Scaraffia ha sonado en varios medios internacionales. ¿La razón? No solo es la directora de Donne, Chiesa, Mondo (Mujer, Iglesia y Mundo), un suplemento de la tradicional revista del Vaticano, L’Obsservatore Romano, sino es la responsable de que en la edición del mes de febrero se denunciara el escándalo de abuso sexual hacia las monjas, cometidos por sacerdotes.

Read in english: Lucetta Scaraffia: the woman behind the Vatican women's magazine

La revista, que se publica cada mes, afirma que este tipo de escándalos no son una situación nueva y que la razón por la que no muchas mujeres se atreven a denunciar es por las represalias que pueden tomar contra ellas. Como el caso del año pasado, cuando en una investigación de Associated Press salió a la luz, y donde se denunciaba abusos sexuales de monjas de Europa, África, América del Sur y Asia. 

En ese momento, muchas de las víctimas se vieron impulsadas a denunciar, gracias al movimiento #MeToo, “y por el creciente reconocimiento de que los adultos pueden ser víctimas víctimas de abusos sexuales cuando hay un desequilibrio de poder en una relación”, como lo afirma El Excelsior. Sin embargo, en su momento, “la asociación internacional de órdenes religiosas de mujeres indujo a las hermanas a denunciar los abusos a sus superiores y a la policía”, según El Día. 

Por otro lado, el artículo también resalta que en 1990, varias religiosas presentaron informes a funcionarios del Vaticano donde se reportaba los abusos sexuales contra monjas perpetrados por sacerdotes en África, con la excusa de que eran “seguras” en medio de la crisis del VIH.

Scaraffia logró poner en la mesa un tema que suele ser olvidado por la Iglesia. Scaraffia es historiadora y propuso la creación de la revista al papa Benedicto XVI. “Mi objetivo al poner en marcha la revista era dar voz a las mujeres de la Iglesia, y hacer entender que las mujeres, que en la Iglesia parecen no existir, hacen sin embargo muchas cosas y tienen muchas cosas por decir”, afirmó en una entrevista con BBC Mundo.

Asimismo, se considera como feminista, está en contra de la clericación de las mujeres, y tiene claro que “la Iglesia no ha nombrado ni una comisión para demostrar que el problema existe. La condición de la mujer en la Iglesia debe cambiar”. Finaliza afirmando en la entrevista realizada por El Clarín que “mientras las mujeres sean abusadas por los curas, jamás serán respetadas”.

Quizá le interese leer: ¿Realmente hay justicia para las víctimas del abuso sexual?

El papa se pronuncia

Después de conocerse la edición, el papa Francisco reconoció, por primera vez en público, “que sacerdotes y obispos han utilizado a las monjas como ‘esclavas sexuales’”, como lo afirma RT. De igual manera se comprometió a realizar más sobre la situación. 

Al respecto, Scaraffia opina que el actual papa ha hecho mucho por las mujeres dentro del Vaticano, pero es éste quien no quiere que las mujeres sean visibilizadas.

“Francisco modificó el perdón en el proceso del aborto, antes se tenía que recurrir a un obispo para tener absolución, mientras que ahora puede darla cualquier cura. (...) Yo quiero mucho al papa Francisco y le estoy muy agradecida, ha abierto caminos muy importantes. Pero pienso que no puede hacer más por las mujeres más de lo que ha hecho”, afirmó en una entrevista para BBC. 

La respuesta del Vaticano 

Un día después de que el papa saliera a aceptar que en efecto dentro de la Iglesia se veían casos de abuso sexual, el vocero del Vaticano, Alessandro Gisotti, dijo que el papa, “habló de ‘esclavitud sexual’ para significar la ‘manipulación’ o un tipo de abuso de poder que se refleja en el abuso sexual”, como lo reporta TeleMundo.

No es la primera vez que este tipo de denuncias llegan a oídos de la prensa ni del Vaticano. Con el reconocimiento del papa Francisco, se abre un nuevo capítulo para ver si se toman medidas contundentes contra los sacerdotes u obispos que han abusado sexualmente a monjas. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…