fbpx

Las propuestas y retos económicos de Nayib Bukele

Escucha este artículo

 

37,8% de los salvadoreños viven en la pobreza, y Bukele planea atacar este problema por medio de la generación de empleo

Las propuestas y retos económicos de Nayib Bukele, nuevo presidente de El Salvador

La pasada semana Nayib Bukele, de 37 años, fue elegido como presidente de El Salvador por la alianza Nuevas Ideas-GANA-CD, poniéndole fin al bipartidismo que había regido en el país por los últimos 30 años. A pesar de su corta edad, Bukele cuenta con experiencia como alcalde del pueblo de Nuevo Cuscatlán y de San Salvador, capital del país. Igualmente, es un empresario exitoso y ocupa la presidencia de la empresa de publicidad de su padre. A continuación les presentamos algunas de sus propuestas y proyecciones económicas.

Read in english: The proposals and economic challenges of Nayib Bukele, the new president of El Salvador

De acuerdo con el diario La Huella, el presidente electo busca generar empleos en distintas áreas como lo son la infraestructura, tecnología, deporte y docencia, entre otros, mediante el proyecto "Mi nueva escuela", que, de acuerdo con el diario, “busca la revaloración del diseño de las instalaciones educativas para lograr un impacto positivo en el aprendizaje” y promete mejores condiciones laborales para los docentes. Así, Bukele piensa incorporar en las escuelas programas de estimulación temprana, especializaciones, cursos cortos y formación en finanzas, entre otros.

Lea también: Los bancos en Centroamérica ahora son colombianos 

Bukele también busca poner en marcha el proyecto Dalton, el cual consiste en la creación de alianzas educativas con distintos países para conseguir un total de 20.000 becas universitarias internacionales, bajo el requisito de que los beneficiarios regresen al país a ejercer su profesión.

El reto de la corrupción

Igualmente, el presidente propuso combatir la corrupción mediante la creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES), la cual ha de ser monitoreada por la ONU y la OEA. Esta propuesta surge de los escándalos de corrupción que hicieron eco en los gobiernos anteriores.

Por ejemplo, el ex-presidente (2009-2014) Mauricio Funes cuenta con varias órdenes de captura por corrupción y Antonio Saca,  presidente entre 2004 y 2009 se encuentra cumpliendo una condena de 10 años por corrupción. Cabe notar que este caso ha salpicado de polémica la elección de Bukele, pues este se presentó a las elecciones bajo el partido creado por Saca.

Llevar el desarrollo a las regiones

Bukele también desea apostarle al desarrollo económico de la franja del norte del país, donde se concentra el 75% de la pobreza extrema del territorio salvadoreño. Para esto, el presidente propone la modernización del agro mediante el uso de la tecnología y la educación en diseño artesanal, al igual que el apoyo económico a proyectos comunitarios que busquen impulsar el turismo.

También se  invertirá en la franja pacífica donde se cuadriplicará el alcance del Puerto de Acajutla para incentivar la pesca y el turismo. Igualmente, se planea reabrir el tren del pacífico (cerrado desde 2002) para el transporte tanto de carga como de pasajeros. De esta manera se busca generar empleos indirectos y directos, aliviar la crisis vehicular y, eventualmente, permitir el desplazamiento por tierra a Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Aeropuertos para el desarrollo

Finalmente, el aeropuerto del pacífico, que unificará la Red Aeroportuaria Nacional,  promete ser el primer aeropuerto verde con un estimado de 330,000 pasajeros anuales para el 2021. El diario La Huella, enumera los objetivos de este proyecto de la siguiente manera: “Incrementar el tráfico aéreo entre los aeropuertos, mediante nuevas rutas de transporte hacia la zona oriental, beneficiando a miles de hermanos que viven en el exterior y generando nuevas fuentes de empleo en las nuevas operaciones aéreas; detonar el potencial de la zona oriental y posicionarlo nuevamente como pilar fundamental de la economía nacional; explotar el desarrollo hotelero, ecoturístico, arqueológico, gastronómico y deportivo que brinda la región oriental”.

Estos proyectos buscar reactivar la economía de un país que, según la BBC, cuenta con un 37.8 % de su población en la pobreza y tiene una de las tasas de crecimiento económico más bajas de la región.  Este será uno de los mayores desafíos para Bukele pues, según la BBC, “expertos califican de deficiente la recaudación fiscal de El Salvador, por lo que el país suele recurrir al endeudamiento para completar buena parte de sus programas”.

 

LatinAmerican Post | Sofía Carreño

Copy edited by Vanesa López Romero 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…