fbpx

Los 4 robos de arte más grandes de la historia

Escucha este artículo


Unas han sido robadas más de una vez, algunas no han sido encontradas y otras se recuperaron en tiempo record. Cada robo tiene su historia, aquí te las contamos

Los 4 robos de arte más grandes de la historia

Muchas de las obras más famosas del mundo han sido robadas, algunas hasta más de una vez, afortunadamente todas retornadas a su museo de origen y, gracias a ello, disfrutadas por sus espectadores. A continuación te contamos la increíble historia de policías y ladrones de algunas de estas obras.

Lee también: Agenda cultural: Las giras y exposiciones que no te puedes perder

1. La Gioconda de Leonardo da Vinci

Sí, la famosa Mona Lisa, tal vez la obra pictórica más importante del mundo, fue robada del Museo del Louvre el 21 de agosto del año 1911 como lo afirma la BBC News. El robo ocurrió un lunes en el que las instalaciones del museo se encontraban cerradas, de manera que solo notaron la ausencia de la Mona Lisa hasta el martes. El robo fue llevado a cabo por Vincenzo Peruggia quien, aseguran, fue un carpintero italiano que había trabajado anteriormente en el museo. El robo hizo que La Gioconda recibiera la atención de todos y que ésta fuera catapultada a la fama, aunque el museo tuviera obras tan importantes como La Libertad Guiando al Pueblo de Delacroix o la Venus de Milo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de I Tesori di Firenze (@tesoridifirenze) el

2. El Grito de Edvard Munch

El 12 de febrero del año 1994, un ladrón irrumpió en la Galería Nacional de Oslo, cortó el cable que sostenía el cuadro tras haber escalado hasta la sala de Munch y retiró la obra con total tranquilidad. Este fue el primer robo de la obra, fue llevado a cabo por Pål Enger quien, para colmo, dejó una nota agradeciendo la falta de vigilancia y seguridad. Tres meses después el cuadro fue recuperado en un hotel al sur de Oslo y su ladrón fue detenido. Pero este no fue el único intento de robo. En el 2004 a plena luz del día y con arma en mano encapuchados entraron al Museo Much de Oslo y robaron “El Grito” y una “Madonna”, estas obras fueron recuperadas afortunadamente dos años después por colaboración de uno de los ladrones, pues a cambio recibiría una reducción en su pena.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Culturizando (@culturizando) el

3. Vase with Viscaria de Vincent van Gogh

Este cuadro del famoso pintor holandés valorado en cerca de cincuenta y cinco mil dólares, fue robado en dos ocasiones del Museo Mohamed Mahmoud Khalil Palace en el Cairo. La primera vez que fue robada fue en el año 1977 y la segunda en el año 2010. En el 2011 el portal Reuters de España informó que fueron cinco los responsables del robo entre los que se encontraba un ex director del departamento estatal de bellas artes. Estos fueron enviados a prisión por un tribunal egipcio pero desafortunadamente se desconoce el paradero de la obra, pues no ha sido recuperada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Anna McKenna (@tomorrowzanotherday) el

 

4. Retrato del duque de Wellington de Francisco de Goya

El pintor español Francisco de Goya pintó entre los años 1812 y 1814 tres retratos de Arthur Wellesley, el duque de Wellington. En el año 1961 se subastó el más antiguo en donde estos, en donde Wellington se veía con un uniforme rojo, este mismo cuadro fue expuesto en la National Gallery de Londres donde también fue robado. El robo, según lo que afirmó El País, fue el primero en la historia del famoso museo y se creyó que fue llevado cabo por Kempton Bunton, un sujeto de 61 años que se desempeñaba como taxista. Tiempo después se descubrió que el culpable habría sido su hijo John Bunton que escaló por una de las paredes con una cuerda dejada por unos albañiles. Bunton hijo confesó el crimen después de que su padre ya había pagado tres meses de prisión. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de National Gallery (@nationalgallery) el

 

LatinAmerican Post | Ana María Aray Mariño

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…