fbpx

Haití se hunde en la inestabilidad política

Escucha este artículo

 

La inestabilidad política en Haití, ha sumido a ese país en una crisis que ya completa un poco más de una semana

Haití se hunde en la inestabilidad política

Las protestas se han tomado a Puerto Príncipe, capital de la isla caribeña Haití, hasta tal punto que ya el gobierno estadounidense recomienda “aplazar todos los viajes no esenciales a Haití” y a quienes están en el país “"consideren la posibilidad de salir tan pronto como puedan hacerlo de manera segura". De igual manera,el gobierno de Canadá ya confirmó que “ la aerolínea canadiense Air Transat evacuará a 113 canadienses que se encontraban en la isla”, según Sputnik.

Read in english: Haiti sinks in political instability

¿Qué hace que ambos gobiernos pongan una alerta sobre el país más pobre de América? Pues bien, el pasado 7 de febrero en el aniversario de derrocamiento del ex presidente y dictador Jean Claude Duvalier miles de haitianos salieron a las calles para aprovechar la fecha y exigir la renuncia del actual presidente Jovenel Moïse. 

Según Caracol Radio, Moïse es acusado por los haitianos de corrupción, de permitir crecer la presencia del narcotráfico, del deterioro de los servicios públicos, el aumento del combustible y el mal manejo de los fondos económicos. Además, añade el mismo medio que, el disgusto comenzó en el 2018 "cuando un informe del Tribunal Superior de Cuentas confirmó que más de 2000 millones de dólares destinados a la inversión social terminaron en las arcas de 15 exfuncionarios del gobierno haitiano”.

Sin embargo, las protestas que ya llevan más de 8 días, han dejado a 9 personas muertas, escuelas, negocios, y bancos cerrados, al igual que las estaciones que surten combustible, pues temen que más saqueos se presenten en estos lugares. 

De acuerdo con El Tiempo, las manifestaciones fueron convocadas por el Sector Democrático y Popular, “integrado por líderes de partidos de oposición y por grupos populares, y que han aumentado la inseguridad y han provocado un clima de caos e incertidumbre”.

Tanto así, que la entidad estatal haitiana, Oficina de Protección Ciudadana, ya advirtió que las protestas podrán derivar en una crisis social y humanitaria. De acuerdo con el comunicado de la organización defensora por los derechos humanos, “esta situación puede provocar una grave crisis humanitaria que ponga en peligro a (…) mujeres, niños, personas con movilidad reducida, enfermos, heridos y ancianos, los grupos más expuestos a la vulnerabilidad en estas circunstancias".

Quizá le interese leer: Iván Duque y su paso por Estados Unidos 
Intervención internacional

El Tiempo asegura que el Core Group, integrado por “el representante especial adjunto del secretario general de las Naciones Unidas, los embajadores de Alemania, Brasil, Canadá, España, EE.UU., Francia, la Unión Europea y el representante especial de la OEA”, optó por que la crisis se resolviera mediante el diálogo. Sin embargo, ningún otro ente o país se ha manifestado al respecto, más allá de cerrar sus embajadas o consulados, como el caso canadiense y el estadounidense. 

Al respecto el presidente Moïse se dirigió a la población por primera vez el pasado jueves y afirmó que va a “luchar para restablecer la paz y la estabilidad” del país, y que no lo va a dejar “en manos de bandas armadas y narcotraficantes”. No obstante, no parece que sus declaraciones mermaron las protestas, e inclusive varios sectores opositores manifestaron que con sus declaraciones, la situación en el país podría empeorar. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…