fbpx

Venezuela: semana clave para las ayudas humanitarias

Escucha este artículo


Esta semana será clave para la entrada de ayudas humanitarias a Venezuela, mientras que Maduro pone a prueba su decisión de gobierno

Venezuela: semana clave para las ayudas humanitarias

El 23 de febrero fue la fecha límite que puso Juan Guaidó para la entrada de los contenedores que tienen los alimentos y los medicamentos necesarios para la población, que está sumida en una crisis política y social.

Read in english: Venezuela: decisive week for humanitarian aid

Desde que se declaró como presidente interino de Venezuela, Guaidó ha desafiado el gobierno de Nicolás Maduro y ha contado no solo con el apoyo internacional sino también con el de varias organizaciones, que piden la garantía de los derechos fundamentales en ese país. Al respecto, en días pasados afirmó que el bloqueo de la llegada de esta ayuda se podría considerar como un crimen de lesa humanidad. 

Por otro lado, Maduro afirma que esta crisis es producto de un show mediático “fabricado por el gobierno estadounidense de Donald Trump para intervenir Venezuela”. Como forma de contrarrestar la presión internacional, Maduro anunció el 14 de febrero la llegada de “933 toneladas de medicamentos provenientes de Rusia, China y Cuba”, de acuerdo con Sputnik.

Sin embargo, en quien recae la decisión de permitir la entrada es en los militares. Por esto, Guaidó recalcó que “hemos colocado el dilema claramente, estamos dándole una orden: permitan el ingreso de la ayuda humanitaria". De no permitirse se estarían “sentenciando la muerte de 300.0000 venezolanos de no atender la emergencia”, concluyó Guaidó y de acuerdo con El Heraldo

Quizá le interese leer: ¿Por qué Italia no ha reconocido a Guaidó como presidente interino? 

Las ayudas continúan llegando

A pesar de las advertencias de Maduro de que no permitirá la entrada de las ayudas, el fin de semana pasado dos nuevos aviones llegaron cargando el tercer cargamento al aeropuerto Camilo Daza, de la ciudad fronteriza colombiana, Cucuta. 

Francisco Santos, embajador de Colombia en Estados Unidos, afirmó que “se ha hablado del cerco humanitario y diplomático que ha dado buenos resultados por ahora. Esa es la política que va a continuar (...) la ayuda humanitaria entra porque entra”. De igual manera, Iván Duque afirmó que seguiría con las asistencias. Mediante una videollamada con Juan Guaidó, el presidente ratificó su colaboración: “Colombia es un país que cree en la ayuda humanitaria, que tiene un sentido de responsabilidad humanitaria con el pueblo venezolano, entonces vamos a seguir trabajando en esa línea”.

 

 


Asimismo, la delegación integrada por el embajador estadounidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo y los congresistas, Marco Rubio y Marío Díaz Balart, estuvieron en la frontera apoyando a coordinar las ayudas en la frontera. Por su parte Rubio afirmó que, “pronto la libertad regresará a Venezuela y estaremos con ustedes paso a paso". De igual manera, Díaz Balart añadió que “lo único que es inevitable es la libertad absoluta del pueblo venezolano (...) Al dictador Maduro se le está acabando el tiempo y que sepan que esta ola no va a parar", en declaraciones recogidas por Univisión.

¿Qué se está jugando en Venezuela?

La situación actual para Maduro es comprometedora. Además de las presiones internacionales al reconocer y apoyar a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, de llegar a dejar entrar a las ayudas humanitarias reconocería automáticamente a Guaidó como presidente y todo su discurso chavista se iría al piso. De no permitirlo, tanto Estados Unidos como Colombia lo acusarían de cometer crímenes de lesa humanidad, algo que se discutió en la reunión pasada del 13 de febrero entre los dos presidentes. 

Sin embargo, los más de 50 países que reconocieron a Guaidó como presidente han ido por la vía del diálogo y siempre velando por los derechos humanos de los venezolanos que aún permanecen en el país. La cuestión es que esta vía puede tener un final y, como la paciencia, puede agotarse. En la reunión del 13 de febrero, Trump aseguró que estaba dispuesto a tomar las últimas consecuencias, lo que significa una intervención militar inminente para restituir los derechos de los venezolanos.

No obstante, ante un posible ataque, las fuerzas militares de Venezuela no estarían en capacidad de responder a los militares estadounidenses, a pesar de contar con miles de hombres y con potentes armas suministradas tanto por Rusia como por China. Tan solo basta con mirar el ranking mundial de países con fortaleza militar publicado por la página web Global Firepower, en la cual, y de acuerdo con La República, Venezuela ocupa el puesto 46, mientras que Estados Unidos reina solo en el número 1. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra