fbpx

Deshidratación en tu pequeño: ¿sabes cómo detectarla o tratarla?

Escucha este artículo

 

La deshidratación en tu bebé puede ser desde leve hasta potencialmente mortal, por lo que te presentamos algunos signos de alerta que deberás tener en cuenta

Deshidratación en tu pequeño: ¿sabes cómo detectarla o tratarla?

Dado que el porcentaje de agua del cuerpo de los bebés es mayor que el de los adultos (80%), estos son mucho más vulnerables a las altas temperaturas y pueden tener una pérdida excesiva de líquido corporal, lo que aumenta el riesgo de deshidratación. 

Read in english: Dehydration in your baby: do you know how to detect it or treat it?

Sin embargo, la deshidratación también puede ocurrir en situaciones de diarrea, vómitos, fiebre, faringitis o exceso de pérdidas de líquido por la orina, informa Guía Infantil. 

Para saber cómo tratarla, es importante tener en cuenta que la deshidratación puede ser leve y fácil de corregir, moderada, o severa y potencialmente mortal.

¿Cómo saber si mi hijo se está deshidratando o está deshidratado?

El pediatra Vladimir Muñoz dice al diario ABC del bebé que algunas de las señales más clara son: 

También te puede interesar: La cesárea podría ser mala para ti y tu bebé 

•    Tu pequeño bebe agua o cualquier tipo de líquido con desesperación.
•    Aparición de los llamados “ojos hundidos”, que se produce cuando la tensión del globo ocular disminuye y los ojos se hunden cuando el organismo está deshidratado.
•    La lengua se seca, la saliva se vuelve espesa y la piel se seca y se arruga.
•    Tu bebé está irritable, con muestras de debilidad y somnolencia.

Así mismo, otras señales son cuando tu bebé pasa más de seis horas sin orinar y el aspecto de la orina es de un color amarillo oscuro y un olor fuerte, las manos y pies se sienten fríos y parecen tener manchas, está mareado o delirando y no le salen lágrimas cuando llora.

¿Qué hacer si tu bebé muestra señales de deshidratación?

Como siempre, recomendamos que lleves a tu bebé a tu pediatra de confianza para asegurarte de que no sea un caso grave de deshidratación. Es probable que, si no es grave, este solo te recomiende darle una gran cantidad de agua y otros líquidos que normalmente bebe. 

Respecto a esto, la British Nutrition Foundation aconseja a los padres y cuidadores que garanticen que el bebé ingiera de 6 a 8 vasos de agua por día. Según esta organización todo depende de la edad, sexo y actividad física. “Los bebés necesitan de 120 a 150 ml y los más grandes entre 250 a 300 ml”, afirma.

Por otro lado, en casos más avanzados también es posible que el pediatra sugiera que le des un líquido especial, para reponer la cantidad de agua y sales (electrolitos) que ha perdido su cuerpo. Estos líquidos son vendidos en la mayoría de farmacias y alguno de los más reconocidos son Pedialyte, Infalyte. y ReVital.

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Vanesa López Romero
 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…