fbpx

Annemiek Van Vleuten: una deportista invencible

Escucha este artículo


La ciclista holandesa sufrió una lesión en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, y dos años después logró volver a la cima de su deporte

Annemiek Van Vleuten: una deportista invencible

Si hay un ejemplo de superación en la vida de parte de un deportista, ese es el de la holandesa Annemiek Van Vleuten, quien tras sufrir una terrible caída durante una competencia de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, que pudo costarle la vida por conmoción cerebral y triple fractura de la espalda, regresó poco después a las pistas con más fuerza que nunca para convertirse en la mejor ciclista femenina del 2018.

En LatinAmerican Post queremos resaltar la valentía de esta pedalista holandesa ante semejante proeza. El Gráfico de Argentina recuerda aquel accidente en su bicicleta, que, en un principio, parecía fatal. "La rueda de atrás levantada como si fueran las patas traseras de un potro salvaje; la ciclista hace una contorsión y da un salto mortal hacia adelante; cae sobre sus hombros, derrapa, sale de la carreta, gira hacia el frente y queda torcida sobre el borde del andén, como una muñeca de trapo que fue lanzada desde la ventana de un auto", en un informe replicado de la BBC.

Sin embargo, aquella cruel descripción de los hechos no es recordada por Van Vleuten: "Recuerdo que yo llevaba una ventaja sobre mis contrincantes y pensé: 'bueno, no es necesario ir como loca cuesta abajo. Pero comenzó a llover y fui cuidadosa, solo que la curva me sorprendió y no la tomé adecuadamente. Lo siguiente que recuerdo es que desperté en la cama de un hospital”, contó la ciclista holandesa, que hoy tiene 36 años de edad. Al respecto, los periodistas Ben Dirs y Cathy Stone manifestaron "Esa es una forma de borrar el recuerdo de un sueño olímpico destrozado".

A su vez, El Espectador, también recordó, pero en otra forma, aquel terrible suceso. Exactamente cuando su compañera de equipo, Anna van der Breggen, dobló la curva y pensó que estaba muerta, sin embargo, decidió seguir su marcha hasta ganar el oro.

Lea También: ¡Llega la tercera edición de La Vuelta Femenina a Colombia!

¡Como el Ave Fénix!

Van Vleuten mostró su carácter y comenzó a enfocarse en nuevos objetivos mientras se recuperaba. Su primera muestra de grandeza la alcanzó casi un mes después del incidente, cuando se adjudicó el prólogo del Tour de Bélgica, competencia en la que se coronó tres días después, llevándose la última etapa, refirió El Gráfico.

Posteriormente, participó en el Mundial en Qatar, en octubre de ese mismo año, en el que compitió en la contrarreloj individual femenina y en ruta, informó El Espectador. No ganó, pero sin duda fue un gran paso que en el mismo año haya vuelto a participar en competencias oficiales. Muchos no saben cómo ocurrió tal recuperación, fue algo casi milagroso.

Un 2017 muy positivo

Y así, de a poco, Van Vleuten fue recuperando su sitial en el ciclismo de elite. Llegó el 2017 y la edición femenina del Tour de Francia, Le Course, fue testigo de cómo Annemiek, con 34 años, alcanzó el segundo mejor tiempo de la historia de la mítica cima, amparada en una trepidante subida en los cinco kilómetros finales.

El Confidencial describió cómo la holandesa del Orica-Scott destrozó el crono en L'Izoard. Van Vleuten obtuvo la gloria en Los Alpes y aseguró su triunfo en la crono de Marsella, en donde se quedó con las distinciones de mejor escaladora y mejor sprinter de aquella competencia. Lo que hizo en los kilómetros finales solo ha sido superado por un solo ciclista en la historia: Warren Barguill, en el propio Tour de Francia.

Lo que hace destacable el hecho, es que esos cinco kilómetros de L'Izoard presentan un desnivel de 8% en ascensión media, explica el mismo medio, el cual agrega que algunas rampas alcanzan hasta un 18% de desnivel en 377 metros. En los dos kilómetros finales desde la Casse Déserte, la holandesa estuvo a solo 1:24 de batir el récord del ganador, el francés Romain Bardet.

2018 de sufrimiento y consagración  

Annemiek fue protagonista de la prueba en ruta femenina de los Mundiales de Innsbruck en Austria, reveló As. La holandesa, logró vestir el maillot arcoíris de campeona del mundo en contrarreloj, pero no tuvo el final esperado en su participación general, pues no logró alcanzar el ansiado doblete tras fracturarse la rodilla. Aun así, arribó séptima en la competencia que se adjudicó su amiga Van Der Breggen.

Van Vleuten publicó en sus redes sociales imágenes de su llegada a meta y, después, de la radiografía que mostraba la fractura en su pierna. Otro incidente físico, y nuevamente superado: "Operación hecha. Todo junto de nuevo. Ya no hay huesos flotando en mi rodilla. Mi pierna estará escayolada al menos cuatro semanas. No podré doblar mi rodilla ni caminar para que los huesos puedan crecer juntos de nuevo".

Hay que resaltar que, previamente, en 2018, Van Vleuten había ganado el oro en el mundial contrarreloj, tres etapas y la general del Giro de Italia, La Course by Le Tour de France y tres etapas y la general del Boels Ladies Tour. Annemiek hoy trabaja en acortar los plazos de recuperación e intentar que este 2019 sea tan exitoso como el 2018, culminó As.

Finalmente, Eurosport detalló la clasificación femenina del año pasado, en la que Van Vleuten pudo ver los frutos de sus avances. La holandesa fue la campeona unificada de 2018 al haberse adjudicado la clasificación mundial y el World Tour, sin dejar a un lado su título mundial de contrarreloj.

Annemiek y sus compatriotas, Marianne Vos y Anna Van Der Breggen, han conformado el podio del World Tour 2018, en el que, además, Holanda arrasó pues de las 10 primeras, cinco pertenecen a su federación, pues también se incluyen en el top Amy Pieters, y Ellen van Dijk.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…