fbpx

¿Cómo funcionan las licencias de maternidad en Latinoamérica?

Escucha este artículo


Cuba y Chile cuentan con los mayores tiempos de licencia, mientras que Paraguay y Haití tienen los menores.

¿Cómo funcionan las licencias de maternidad en Latinoamérica?
Read in english: How do maternity leave works in Latin America?

La licencia de maternidad consiste en un periodo remunerado de descanso conferido por la ley a las mujeres inmediatamente después de que tienen un hijo. Este tiempo es reconocido por la organización prestante de salud a la que está afiliada la madre, independientemente de si está se encuentra vinculada a la organización como independiente, por contrato de trabajo, o por contrato de prestación de servicios. El propósito de estas licencias es el de permitir a las nuevas madres pasar tiempo con sus hijos para facilitar la lactancia (teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud recomienda al menos seis meses de lactancia)  y la creación de vínculos, al igual que permitir a la madre recuperarse del parto y el embarazo.

Lea también: ¿Cuánto te puede costar todo lo que necesitas para una cómoda lactancia?

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional del Trabajo recomiendan un tiempo promedio de 14 semanas de licencia remunerada, sin embargo, un informe del Centro de Análisis de Políticas Públicas de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California en Los Ángeles pone de presente que en distintos países latinoamericanos el tiempo concedido por la ley es menor al recomendado por la UNICEF.

América Latina, licencias por debajo de lo recomendado

Así, los países latinoamericanos con las licencias de maternidad más extensas son Cuba con 58 semanas, Chile con 30 y Venezuela con 26, seguidos de Costa Rica y Brasil con 17 semanas. Uruguay, Colombia y Panamá cumplen el mínimo recomendado de 14 semanas, mientras que Argentina, Bolivia y Perú dan a las madres 13 semanas de licencia y República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua se ubican en la media latinoamericana con 12 semanas. Finalmente, los países que menos tiempo de licencia otorgan son Paraguay y Haití con 9 y 6 semanas respectivamente y, de acuerdo con la UNICEF, Surinam es el único país de América Latina que no ofrece licencia de maternidad remunerada.

Igualmente, algunos países conceden licencias a los padres para pasar tiempo con sus hijos durante las primeras etapas del desarrollo. Por ejemplo, según datos del Centro de Análisis de Políticas Públicas de la UCLA, los padres chilenos cuentan con una semana de licencia y de las 30 semanas concedidas a las madres, 6 pueden ser transferidas a los padres.

Del mismo modo, en Cuba las primeras 18 semanas de licencia deben ser tomadas por la madre, mientras que las semanas restantes pueden ser distribuidas entre el padre y la madre. En Venezuela, según un estudio realizado por MenCare y la firma Michael Page, los padres cuentan con 14 días laborales (no fines de semana) de licencia, en Uruguay con 10, en Colombia con 8, en Perú con 4 y en Argentina recientemente se aprobaron 2 días laborales de licencia para los padres, quienes antes contaban con dos días de licencia independientemente de si estos eran durante la semana o en el fin de semana.

Finalmente, cabe señalar que la mayoría de países permiten la ampliación de la licencia de maternidad por un par de semanas en caso de que el niño nazca con alguna discapacidad o requiera de cuidados hospitalarios adicionales. Del mismo modo, países como México permiten licencias de 6 semanas a las madres que adopten un hijo. También, las madres que deseen pasar más tiempo con sus hijos tienen la posibilidad de una  extensión de la licencia de maternidad sin remuneración, pero con la garantía de no perder su trabajo.

 

LatinAmerican Post | Sofía Carreño

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…