fbpx

Colombia arriesga su candidatura para Mundial de fútbol femenino del 2023

Escucha este artículo


Las recientes denuncias en contra de miembros de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), entre otras cosas, arriesgan la candidatura para el mundial del 2023

Colombia arriesga su candidatura para Mundial de fútbol femenino del 2023

Desde el próximo 7 de junio, el mundo verá el inicio de uno de los campeonatos de fútbol más importantes: la Copa Mundial Femenina de la FIFA. Para nadie es un secreto que el fútbol femenino aún muestra cierta desigualdad en relación con el masculino, pero año tras año esta disciplina del balompié internacional va ganando cada vez más fama, ya sea por las organizaciones deportivas que lo apoyan o las estrellas que cada vez muestran más talento. De hecho, de acuerdo con la FIFA, para la Copa Mundo de 2015, en Canadá, más de 750 millones de personas siguieron los partidos del torneo por televisión, en el mundo.

Read in english: Colombia risks its candidacy for Women's World Cup in 2023

Para esta ocasión, el Mundial (el octavo que se jugará desde que la República Popular de China lo organizó por primera vez en 1991), se desarrollará en Francia, con 24 selecciones, incluyendo a la vigente campeona, Estados Unidos, según informó Goal.com. La cita más importante del fútbol femenino verá su final el 7 de julio, cuando los dos mejores equipos se vean cara a cara en el Parque Olímpico de Lyon.

¿Colombia 2023?

Después de esto, las mujeres deberán esperar otros cuatro años para poder disputar de nuevo este torneo, mismo que podría realizarse en territorio latinoamericano. De hecho, el 23 de agosto de 2016 la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) mostró sus primeros deseos de que Colombia sea la sede del Mundial 2023. “El Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol, en cabeza de su presidente, Ramón Jesurum Franco, ha presentado este martes 23 de agosto ante el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, su interés de formalizar la candidatura de Colombia como país organizador de la Copa Mundial Femenina de la FIFA de 2023”, dicta un comunicado de prensa enviado por el ente deportivo.

Ahora bien, esta candidatura se hizo más que formal con la intervención del presidente Iván Duque, quien, el pasado 26 de enero, hizo públicos los intereses del país ‘cafetero’ por ser el anfitrión de esta competencia femenina.

El diario Marca informó que la noticia fue dada por el primer mandatario en medio del taller ‘Construyendo país’ que se realizaba en la isla de San Andrés. “Queremos que nuestro país dé ese paso, no solamente para reconocer la importancia del deporte, sino la importancia también del liderazgo de la mujer en el desarrollo deportivo de nuestro país”, expresó el primer mandatario, asegurando que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ya tenía conocimiento de esta solicitud, pues se la hizo presente durante el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), de este 2019.

Asimismo, según reportó El Tiempo, en 2016, la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) mostró su apoyo total para la candidatura de Colombia, por lo que el respaldo regional también está presente.

Te puede interesar: Mundial Femenino de Fútbol: el evento deportivo más importante del 2019

Contra la corriente

Sin embargo, el sueño mundialista de Colombia en 2023 podría esfumarse, debido a las recientes denuncias presentadas por varias jugadoras de la selección femenina, entre los que destacan casos de abuso sexual en la categoría sub 17.

“Dos integrantes de la selección Colombia sub 17, una de ellas menor de edad, presentaron denuncias ante la Fiscalía General de la Nación por acoso sexual y laboral durante las concentraciones previas al Mundial de Uruguay, celebrado en noviembre de 2018”, informó la ‘Liga contra el Silencio’, una alianza de periodistas y medios de comunicación que combate la censura en Colombia.

Además de esto, en las toldas de la FCF también se habrían podido presentar casos de desigualdad frente a las mujeres, como bajos sueldos, ausencia de vuelos internacionales, “uniformes viejos y usados” y amenazas, tal y como lo manifestaron Isabella Echeverri y Melissa Ortíz, futbolistas de la selección femenina colombiana. Por supuesto, esto puede resultar en un revés frente a los objetivos de la federación por alcanzar el Mundial femenino 2023.

Otros candidatos

Con todo esto, para Colombia el único problema no son los conflictos internos dentro de su organización deportiva, sino también la difícil competencia que tiene contra Australia y Japón, países que ya mostraron sus intenciones por quedarse con el Mundial. Según el portal Pulzo, los oceánicos lo hicieron oficial desde octubre del 2018, mientras que los nipones solo han mostrado visos, desde que pusieron el tema a discusión en diciembre. Cabe recordar que el 15 de marzo será el cierre del plazo para enviar a la FIFA la declaración de interés cumplimentada, y solo será hasta marzo de 2020 cuando se elija al “anfitrión o anfitriones” del Mundial femenino 2023.

 

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…