fbpx

Venezuela se hunde en la oscuridad

Escucha este artículo

 

A raíz de los problemas de la principal hidroeléctrica del país, Venezuela ha sufrido un gran apagón

Venezuela se hunde en la oscuridad

Al menos 22 de los 23 estados de Venezuela se han quedado sin luz, producto del corte de energía que ya completa un poco más de 19 horas. Como lo indica Globovisión y según fuentes oficiales del gobierno, “el apagón nacional es consecuencia de un sabotaje en El Guri, el cual es el embalse más grande de Venezuela. (...) el embalse está delimitado por la presa de Guri, donde funciona la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, responsable de generar electricidad a más del 60% del país”.

Read in english: Venezuela sinks into darkness

Según AFP, algunos especialistas responsabilizan al gobierno de Nicolás Maduro por los continuos apagones por la falta de inversiones en el mantenimiento de la estructura  en medio de la grave crisis económica que actualmente vive el país. Sin embargo, la respuesta por parte del ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, afirmó que se trataba de un sabotaje criminal contra la principal fuente de energía.

Si bien los apagones son una constante en la vida de los venezolanos, el que se está viviendo actualmente es uno de los más largos. A pesar de lo anterior, Nicolás Maduro se refirió a el apagón como un nuevo sabotaje, dirigido por el imperialismo estadounidense. Por otra parte, el presidente interino Juan Guaidó, expresó su preocupación y debido al caos evidenció “la ineficacia del usurpador”.

 

 

Quizá le interese leer: Otro golpe al chavismo: la hija de Chávez sería deportada 

Nuevamente el pueblo venezolano es el afectado

El apagón de energía, que según medios locales se dio en medio de la hora donde más uso del transporte público se hace, afectó gravemente a los venezolanos. Como lo explica El Tiempo, “la madrugada de este viernes en Caracas fue como la de un domingo. Comercios cerrados, ni un alma en la calle al rayar el alba, hasta ahora la única luz que toca la ciudad”.

Debido a la gravedad de la situación, el gobierno venezolano se vio obligado a suspender la jornada laboral y las clases. En su cuenta de Twitter, la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, se refirió ante este hecho para afirmar que la decisión “facilita los trabajos y esfuerzos para la recuperación del servicio eléctrico en el país”.

Sin embargo, para los venezolanos representa más que un sabotaje, pues son ellos los que tienen que hacer peripecias para poder conseguir alimentos, por ejemplo, debido a que las transacciones electrónicas son fundamentales en un país donde existe escasez de dinero en efectivo.  

 

El oficialismo en la oscuridad

A pesar de que por medio de uno de los canales oficialistas se afirmó que el servicio se había restablecido, lo cierto es que solo en algunas partes de Caracas pero no por completo en el resto del país. 

Como era de esperarse, el apagón no solo es el reflejo de una crisis, sino que se convierte en la excusa política para que la oposición saque provecho. El pasado lunes, cuando Juan Guaidó regresó al país manifestó la necesidad de salir a marchar en contra del régimen. Con lo sucedido en el país, podría sumar más militantes enfurecidos ante las pobres condiciones de vida. 

Asimismo, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, realizó una fuerte crítica al gobierno: “las políticas de Maduro solo traen oscuridad”, afirmó en su cuenta de Twitter. “sin comida. Sin medicina y ahora, no hay poder. A continuación, no Maduro”, sentenció. 

 

 

Lo cierto es que mientras se resuelve la situación miles de venezolanos tendrán que hacer uso de las pocas plantas de energía que funcionan para cargar celulares y aprovechar para comprar insumos básicos de alimentación. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…