fbpx

Con el apoyo de Rusia, Venezuela se ‘blinda’ de Estados Unidos

Escucha este artículo

 

Ante una eventual intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, Rusia actuará con firmeza y sin titubeos para apoyar y defender al país suramericano

Con el apoyo de Rusia, Venezuela se ‘blinda’ de Estados Unidos

Recientemente, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, realizó una visita a Rusia con el objetivo de afianzar las relaciones y la cooperación entre los dos países, tanto para el envío de ayudas humanitarias (medicamentos y alimentos) y la ampliación de acuerdos bilaterales, como para ratificar el apoyo del gobierno de Vladimir Putin al de Nicolás Maduro. La reunión se produjo en un momento crucial, especialmente cuando la presión por parte de Estados Unidos y sus aliados se ha agudizado para forzar la salida que Maduro del poder.

Read in english: Russia to the rescue! Venezuela will be safe from USA

Durante su visita, Rodríguez se reunió con el canciller ruso Serguéi Lavrov, con la presidenta del parlamento ruso Valentina Matvienko y con delegados del ministerio de industria y empresarios. La vicepresidenta dialogó sobre asuntos correspondientes a la relación bilateral entre los dos países y suscribió convenios de cooperación económica para mitigar la crisis que enfrenta Venezuela.

 

 

En contra de la ‘agresión estadounidense’

Los acontecimientos de las últimas semanas y las acciones emprendidas por Estados Unidos y sus aliados, con el aumento de la presión y las sanciones económicas, han motivado al gobierno venezolano a buscar apoyos de los gobiernos con lo que aún conserva relaciones diplomáticas y le reconocen, con el fin de contrarrestar esa arremetida.

También puede leer: Venezuela: ¿Qué dejó la ayuda humanitaria y qué viene para el país?

En ese sentido, el afianzamiento de las relaciones y la cooperación que en varios aspectos - especialmente el económico y militar - tiene Venezuela con Rusia, representa un respiro y una estrategia que podría blindar a Venezuela de cualquier intención de Estados Unidos de intervenir militarmente en su territorio. Esto en aras de lograr, como lo ha propuesto la propia Rusia y otros países como México y Uruguay, que la situación política y económica de este país se resuelva por la vía pacífica y el diálogo.

Precisamente, luego de reunirse con el canciller Lavrov, Rodríguez calificó ese encuentro como “extraordinario" y describió al diplomático como "una voz digna, contra hegemónica e imperial", al tiempo que agradeció el respaldo de varios líderes políticos rusos a la democracia venezolana.

 

 

Por otra parte, la vicepresidenta también destacó la agenda de trabajo que se ha ejecutado entre Venezuela y Rusia, mencionando los acuerdos de cooperación económica entre ambas naciones, así como la defensa ante el veto que se trató de imponer a Venezuela en el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas.

A su vez, la cadena TeleSUR destacó otro de los apartes de las declaraciones de Rodríguez, cuando la funcionaria aseguró que “las provocaciones para profundizar situaciones de desestabilización en Venezuela, por parte de un grupo minoritario de Gobiernos, fracasará como las acciones llevadas a cabo el pasado 23 de febrero en la frontera colombo-venezolana”.

También puede leer: Lo que dejó la llegada de Juan Guaidó a Venezuela

“Los venezolanos deben decidir la manera de solucionar la crisis”

Entre tanto, el canciller Lavrov enfatizó la posición de Rusia respecto a Venezuela, señalando que se debe “dejar que sean los mismos venezolanos quienes decidan por ellos mismos la manera de solucionar la crisis”, reafirmando que la visión y la postura de Estados Unidos no está ayudando en nada a solucionar la crisis y tampoco está ayudando a la región, según registra la cadena CNN en español.

A eso se suma el anuncio hecho por Delcy Rodríguez, según el cual la cooperación económica y militar entre ambos países se va a ampliar con la ejecución de 264 acuerdos adicionales, los cuales fueron suscritos por los presidentes Putin y Maduro en diciembre de 2018.

Igualmente, se destaca la instrucción dada por Nicolás Maduro para trasladar la sede de PDVSA, que actualmente está en Lisboa (Portugal), a Moscú; como también la oficina de la compañía metalúrgica Mos, con el objetivo de controlar los activos de Venezuela, que en su mayoría están retenidos por las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

Con este giro que ha dado la relación entre Venezuela y Rusia queda claro que el gobierno de Nicolás Maduro no va a descartar nada para reducir el cerco que le han impuesto Estados Unidos y sus aliados, y que, a su vez, la presión para hacer que él renuncie a su cargo, como también las intenciones de intervenir militarmente en Venezuela, serán cada vez más difíciles e inútiles, si es que se sigue pretendiendo que la solución a la crisis de Venezuela se logre con presión, sanciones económicas o el uso de la fuerza.

 

LatinAmerican Post | Samuel Augusto Gallego Suárez
Copy edited by Marcela Peñaloza

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…