fbpx

Carlos Del Castillo: el director colombiano que hace Cine de amor

Escucha este artículo


Con 23 años de trayectoria, Carlos Del Castillo quiere enviar un mensaje y cambiar vidas a través del séptimo arte

Carlos Del Castillo: el director colombiano que hace Cine de amor

Además de realizar otros proyectos audiovisuales Del Castillo es recordado por la dirección de la película La ciénaga entre el mar y la tierra, escrita por Manolo Cruz. La película no ha sido estrenada en Colombia pues ha enfrentado algunos inconvenientes legales, el LatinAmerican Post habló con él de por qué no ha sido estrenada, su trayectoria como cineasta y proyectos a futuro.

Lee también: 3 artistas latinoamericanas que han marcado la diferencia

LatinAmerican Post: ¿Por qué no se ha estrenado la película La Ciénaga. Entre el mar y la tierra en Colombia?

Carlos del Catillo: Estamos por resolver un tema legal con el productor de la película y en cuanto esté resuelto seguramente estrenaremos y la gente podrá disfrutar de una de las cintas más premiadas en la historia del cine colombiano.

L.P.: ¿Cómo fue tu experiencia en Sundance?

C.C.: Fue Mágico. Haber sido seleccionados entre más de trece mil películas, fue alucinante. Nuestra película se había realizado con menos de 100 millones de pesos y estábamos compitiendo con películas realizadas con 2 y hasta 12 millones de dólares, cifras que maneja el cine independiente extranjero dependiendo el tipo de película.

¡Luego ganábamos como mejor película por la audiencia y a mejor actuación por los dos protagonistas! era mi ópera prima como director de largometraje, ópera prima de nuestro DP, y de nuestro Director de Arte. Lo fue también para el guionista y para gran parte del equipo. No lo podía creer, estar allá recibiendo el cariño de la gente por darles nuestro mensaje, fue indescriptible. Fue una película sencilla, modesta, con mensaje poderoso y fue interpretada de manera brillante. Creo que la suma de todo eso fue lo que nos puso allí.

L.P.: ¿Cómo te parece en la actualidad el cine colombiano?

C.C.: Vivimos un panorama prometedor. Está en crecimiento y tal vez a una velocidad peligrosa para la industria, pues por el afán de cubrir la demanda en plataformas estamos dejando de lado el mensaje. Hablamos de guerra, corrupción y narcotráfico, cosas que en lugar de condenar presentamos como un modelo de vida. Afortunadamente muchos autores aparecen con películas que cuentan a la otra Colombia, la de gente buena, luchadora y honesta. Es a lo que le llamo: "Cine de amor" y es lo que hemos querido construir junto al grupo de artistas con los que hacemos nuestras películas.

 

L.P.: ¿Cuál es la importancia de un recurso como el cinematográfico para mostrar la realidad del país, su papel para la construcción de memoria?

C.C.: El cine es una herramienta poderosa, un arma perfecta para transformar y tocar vidas, es el "séptimo arte" en donde convergen todas las demás disciplinas para contar una misma historia: es un arma infalible para la transformación social si se sabe manejar de la manera adecuada. Es por eso que enfatizo en el poder del mensaje, pues es allí donde radica esa transformación de la sociedad, a partir de la reconstrucción de la memoria, del reconocimiento de nuestros actos y de nuestra realidad. El Cine permite decirle a la gente cosas importantes, poner un tema sobre la mesa, interactuar a favor o en contra de un pensamiento, reflexionar acerca de la vida y el equilibrio de la humanidad a partir de nuestros sentidos. El Cine con un mismo norte de un grupo de artistas puede llegar a transformar vidas.

L.P.: ¿Qué proyectos tienes a futuro?

C.C.: Estamos por estrenar la película El niño de los mandados de la cual fui guionista y director, se está buscando distribución y posibles aliados para su lanzamiento en cines. Por ahora, la película ha sido invitada a algunos festivales internacionales en su etapa de "work in progress" con muy buena crítica, este año iniciaremos el recorrido por festivales con la cinta. Es una película familiar, muy dulce, que se desarrolla en la década de los 50´s y que cuenta la historia de Alfonso, un niño de 11 años que al quedar huérfano en un pequeño pueblo, decide tomar las riendas de su vida y logra tocar la de muchas personas en medio de aventuras y de las dificultades propias de la época. Actualmente, trabajo en la dirección de varios proyectos cinematográficos próximos a rodarse en 2019.

LatinAmerican Post | Ana María Aray Mariño

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…