fbpx

Estas 2 celebridades están involucradas en el fraude universitario

Escucha este artículo

 

El 12 de marzo se dio a conocer uno de los escándalos de sobornos más grandes en la historia de las universidades de E.E.U.U. Algunas celebridades están involucradas

Estas 2 celebridades están involucradas en el fraude universitario

De acuerdo con Vulture, este martes 12 de marzo el abogado Andrew E. Lelling anunció en rueda de prensa que su firma estaría procesando cargos en contra de más de 50 personas involucradas en conspirar para hacer entrar a las universidades más prestigiosas de Estados Unidos a estudiantes poco calificados. Según Lelling, entre los involucrados estarían padres de familia, estudiantes, entrenadores, funcionarios de las universidades y funcionarios consultores de admisiones. Los sobornos para lograr admiciones estarían entre los miles de dólares y alcanzarían cifras de seis millones de dólares. La investigación es, además, federal, dado que el caso se extiende por seis estados desde el 2011 hasta el 2019. 

Read in english: These 2 celebrities are involved in the admissions fraud

Este escándalo envuelve desde algunas celebridades hasta las universidades más célebres del país. Entre las instituciones mencionadas en la declaración de Lelling están Yale, Georgetown, Stanford, UCLA, Wake Forest University, University of Texas, University of San Diego, y la University of Southern California. Entre los padres de familia acusados e investigados están las actrices Lori Loughlin (de la serie noventera Full House) y Felicity Huffman (de Desperate Housewives), además de múltiples CEOs de grandes compañías, un diseñador de modas, otras actrices, un propietario de un viñedo y el presidente de una firma de abogados internacional. De esta manera, los involucrados en el que, según la New York Magazine, sería el escándalo de fraude más grande en materia de sobornos para admisiones, pertenecen a una élite selecta de familias privilegiadas.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Vulture (@vulture) el

Lea también: Kevin Roldán enfrenta cargos por abuso sexual 

El centro del escándalo

La investigación gira alrededor de William Rick Singer, consultor universitario y fundador de la compañía The Key. Esta empresa, que tiene base en Newport Beach, California, funciona en alrededor de 80 ciudades estadounidenses y 5 países extranjeros. Gracias a The Key, Singer se había posicionado como un consultor confiable que ayudaba a estudiantes a prepararse para sus exámenes de Estado, para organizar y presentar sus aplicaciones a universidades y para obtener becas deportivas.

Sin embargo, de acuerdo a la investigación de la firma de Lelling, el verdadero papel de Singer era hacer de mediador entre los padres de familia y los funcionarios e instituciones sobornadas. Así, Singer era el encargado de las negociaciones de los sobornos para alterar los resultados de estudiantes poco calificados y asegurar su admisión en unas u otras universidades. También se le acusa de alterar las respuestas de los estudiantes, de conseguirles más tiempo en los exámenes, de alterar sus aplicaciones y e incluso de usar photoshop para poner sus caras en cuerpos atléticos y así asegurar becas deportivas.

 

¿De qué se le acusa a Felicity Huffman?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Felicity Huffman (@felicityhuffman) el

 

De acuerdo con la queja presentada por la firma de Lelling, Singer habría conseguido que la hija de la actriz de Desperate Housewifes contara con el doble de tiempo que el estudiante promedio para presentar los SATs, el examen de Estado estadounidense para entrar a la universidad, alegando que la joven padecía de una dificultad de aprendizaje. Singer, además, contrató a un funcionario para auditar y corregir el examen de la adolescente para conseguirle un buen puntaje. Se dice que Huffman pagó $15,000 dólares a Singer por este servicio y que hay conversaciones telefónicas grabadas como prueba del soborno.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Vulture (@vulture) el

 

La actriz está casada con el también actor Frank Gallagher, quien, a pesar de ser cónyugue y padre de la hija protagonista del soborno, no está acusado de tener ninguna conexión con Singer ni de haber sobornado a nadie.

Lea también: R. Kelly o el más buscado del #MeToo 

¿De qué acusan a Lori Loughlin?

En el caso de la estrella de Full House, la actriz y su esposo Mossimo Giannulli, creador de la marca Mossimo (no se sabe aún si es acaso él el "diseñador de modas" al que hace referencia Lelling) están acusados de pagar sobornos de hasta $500,000 dólares para que sus dos hijas fueran reclutas del equipo de la Universidad del Sur de California a pesar de nunca haber participado en tal equipo. Se dice también que en este caso, como en el de Huffman, se tienen conversaciones telefónicas entre un testigo que está cooperando (que según Vulture podría ser el mismo Singer) y la actriz y su esposo para cerrar el trato del soborno.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Perez Hilton (@theperezhilton) el

 

De acuerdo con The Cut, Olivia Jade, una de las hijas de Loughlin, ni siquiera muestra interés alguno por la universidad o los estudios profesionales, pues alega que su primera y verdadera pasión es YouTube y su vlog de belleza. En varias ocasiones ha twitteado sobre su desinterés por la universidad:

 

 

 

Lori, la madre de Olivia, estará esperando que la corte alegue a su favor.

 

LatinAmerican Post | Juliana Rodríguez Pabón

Copy edited by Vanesa López Romero

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…