fbpx

El regreso de Zidane tiene más incertidumbre de la que muchos piensan

Escucha este artículo

 

La llegada del exjugador francés al banquillo merengue para iniciar un nuevo ciclo es a simple vista positiva, ¿o no lo es?

El regreso de Zidane tiene más incertidumbre de la que muchos piensan

El as bajo la manga de Florentino Pérez fue Zinedine Zidane. La verdad es que sorprendió a muchos, no tanto por convencerlo de volver al banquillo apenas 9 meses después de su renuncia, sino porque lo hará de inmediato, ahora mismo. Su nombre había sonado en una cartilla que incluyó a Jose Mourinho, Massimiliano Allegri, Mauricio Pochettino, y hasta Joachim Low. Había que moverse rápido y dar un golpe a la mesa, al menos por orgullo en lo que resta de esta fatídica temporada. Esto se hizo.

Read in english: Zidane's return has more uncertainty than we believe

Obviamente, para los hinchas del Real son buenas noticias. Contar nuevamente con el hombre que gestionó el talento de toda la plantilla, que dosificó y sacó lo mejor de Cristiano Ronaldo, que convenció a los jugadores de su potencial más desde lo mental que desde lo táctico y que, por supuesto, ganó varios títulos, tres Champions League consecutivas desde 2016 a 2019, animan a la afición. Sin embargo, no se puede olvidar que este es otro contexto y que ‘Zizou’ deberá adaptarse a él.

Lea también: El Real Madrid está podrido por dentro

Nuevo contexto

Ya no está Cristiano Ronaldo, su goleador, el hombre que junto a él lideró esa impresionante hegemonía madrileña. Luego hay otras interrogantes: ¿eué hacer con los hombres nuevos que no estuvieron bajo su mando como Vinicius Jr. y Thibaut Courtois?, ¿cómo reemplazar una posible salida de Marcelo –quien para muchos ya habría formado con la Juventus-? El galo deberá gestionar muy bien los próximos movimientos del club y acertar en los nombres de quienes elija para que se marchen o para que se queden. Ese fue el motivo que lo convenció para regresar: tener libertad plena de toma de decisiones sobre el equipo.

No sé ustedes, pero en mi caso particular siempre escuché aquella frase: “nunca las segundas partes fueron buenas”, utilizada principalmente para referirse a nuevas versiones de producciones cinematográficas de antaño. ¿La verdad? Casi siempre resultó cierta esa frase. Por lo general, esos remakes no son tan buenos como la película original. No lo sabemos, pero Zidane, regresando tan pronto a un banquillo tan caliente, pondrá en riesgo su propia reputación con el primer ciclo. Dejó el listón muy alto y no hay que ser muy inteligente para pensar que eso será difícil de igualar.

Los tres últimos entrenadores que repitieron ciclo en el Real Madrid fueron el legendario Alfredo Di Stefano en 1990 tras dirigir entre 1982 y 1984, José Antonio Camacho en 2004 tras un breve paso en 1998 y el italiano Fabio Capello, en 2006, justo diez años después de su primera experiencia en 1996.

Todos en líneas generales repitieron en su segundo ciclo su performance de la etapa inicial, siendo Capello el único que se tituló en liga en ambos períodos. Di Stefano fue subcampeón en ambos períodos, mientras que a Camacho le fue pésimo en ambos.

Intentos fallidos

Desde mi punto de vista, la llegada de Zidane fue muy apresurado, pero también nos queda claro que mucho tiene que ver con la humillante y prematura eliminación en su competición fetiche: la Champions League, a manos de un club histórico como el Ajax de Ámsterdam. Este equipo en su versión actual, aunque talentosa, no deja de ser desconocido en esta liga.

Ese golpe y los dos previos que recibió ante su archirrival Barcelona, que lo dejaron eliminado de toda posibilidad de título en esta temporada, causaron un estruendo. Tan profundo  fue que Florentino Pérez echó a un lado su plan inicial de conservar hasta final de la campaña a Santiago Solari, quien ha sacrificado un futuro como entrenador siendo ‘El Conejillo de India’ de una situación altamente compleja.

Una cosa más. Así como Julen Lopetegui y Santiago Solari no han podido con el peso de los logros de Zidane, es ahora el propio francés quien deberá cargar con semejante presión sobre sus hombros, aunque eso sí, con una figura mucho más asentada y respetada que la de sus dos predecesores.

 

¿Qué debe hacer ‘Zizou’?

No hay una varita mágica que te garantice que tendrás el mismo éxito de épocas pasadas, incluso haciendo exactamente lo mismo. El ejecutor puede ser el mismo, pero el ambiente, los tiempos, y en este caso los jugadores han cambiado, algunos para mal como Luka Modric, Toni Kroos y Gareth Bale. Diría que, hasta el propio Sergio Ramos, que experimenta una temporada de muchos altibajos. Por ello, Zidane debe saber que esta segunda experiencia es de alto riesgo, pero también que podría ser de gloria eterna.

Zidane debe entender que no puede contar con el mismo grupo exacto gracias al cual es tricampeón de Europa. Por ello debe rescatar a los jugadores más emblemáticos del club: Ramos, Isco, Benzema, Casemiro y Asensio, y dejar ir a los que ya no quieran seguir allí como parecen ser los casos de Bale, Marcelo y Modric.

Luego, poder aprovechar al máximo el talento del nuevo delantero que seguro llegará a mediados de año, debe buscar un 9 de verdad. Volver a apostar por Karim Benzema para esa función parece un riesgo. Otros como Mariano Díaz y Brahim Díaz deberían ser prestados a otros clubes si Zidane no los va a utilizar y así evitar ambientes enrarecidos como el que le ocurrió con James Rodríguez.

Finalmente, la defensa necesita alguna nueva incorporación, sobre todo pensando en la figura de un Raphael Varane venido a menos. Deberá tomar una decisión pronta y justa en el caso de Keylor Navas y Courtois para no perjudicar a ninguno de los dos. Por ahora, especular y ver si figuras como Eden Hazard, Kylian Mbappé o Neymar Jr. son fichados por el club, si él los pide. Amanecerá y veremos.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…