fbpx

Brexit: El dolor de cabeza de May

Escucha este artículo


Después de varias sesiones de votación, el Parlamento inglés por fin accedió a que el Brexit se aplazara

Brexit: El dolor de cabeza de May

Fue una semana decisiva para el Reino Unido, puesto que el 12 de marzo, se volvieron a votar a las propuestas de Theresa May, quien a última hora llevó “tres documentos adicionales adicionales destinados a conseguir el beneplácito de los parlamentarios”, de acuerdo con Infobae. Durante la primera votación, los parlamentarios rechazaron la decisión con una votación que dio como resultado 391 votos contra 242.

Read in english: Brexit: May's headache

Como se tenía planeado, ante la negativa de esta propuesta, el día 13 de marzo se volvería a votar. Sin embargo, en esta votación se tocaría el tema de realizar el Brexit sin ningun tipo de acuerdo. De acuerdo con El Espectador, esta opción era evidente que no fuera a ser aprobado debido a que “la cámara baja ya ha expresado en anteriores ocasiones que no quiere este escenario”. Según La República, “la Cámara de los Comunes votó 321 a 278 para rechazar la salida de la UE sin un acuerdo”.

Entonces, el único escenario posible entre estos tres días de votación, era aprobar la prórroga de salida del Brexit. Como era esperado, el parlamento aprobó extender el tiempo de salida, y así la Cámara respaldó la decisión con una votación de 412 a favor frente a 202 en contra. 

De esta manera, Theresa May tendrá que pedir a los líderes europeos “una extensión del artículo 50 del Tratado de la UE, que rige el proceso, y se retrase así el Brexit”, según BBC. 
Sin embargo, en la próxima semana se llevará a cabo otra votación, en la cual los parlamentarios tendrán que escoger si deciden que el aplazamiento sea breve o largo. 

Quizá le interese leer: Reino Unido: Brexit 1 - Theresa May 0

Según el mismo medio, para el 20 de marzo, los parlamentarios “deberán haber aprobado el acuerdo que negoció con Bruselas si quieren que el Brexit se produzca en un periodo de tres meses”. De votar en contra esta decisión, la primera ministra deberá pedir a la Unión Europea aún más tiempo. 

El problema con lo anterior recae en que si se alarga el período de tiempo para salir de la Unión Europea superando el 30 de junio; el Reino Unido tendría que participar en las elecciones del Parlamento europeo en mayo de este año. 

Sin embargo, El País reporta que si lo presentado por May vuelve a fracasar, el tiempo del aplazamiento podría ser solicitado a Bruselas por un período de hasta dos años, los cuales ayudarían a contemplar diferentes opciones, como un Brexit más suave, o inclusive la oportunidad de de realizar otro referéndum.

La voz de la Unión Europea

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, manifestó en su cuenta de Twitter acceder a las peticiones de Reino Unido, de aceptar el aplazamiento “largo” de la fecha de salida del país, según La Vanguardia. De esta manera el mandatario afirmó que: “durante mis consultas antes de la cumbre europea, apelaré a los 27 países para que estén abiertos a una larga extensión si el Reino Unido considera necesario repensar su estrategia de Brexit y crear un consenso en torno a ella”

Según el mismo medio, fuentes comunitarias afirmaron que la Unión Europea está preparada para cualquier decisión que se tome al respecto y recalcaron que tanto May como la Unión Europea están listas para firmar. 

Entretanto, la victoria de May es momentánea, debido a que todavía queda un gran obstáculo por definir: la duración de la prórroga de salida. De extenderse, no solo se podría convocar un nuevo referéndum, sino elecciones que cambien por completo las reglas del juego. De suceder, el Brexit pasaría a la historia como el gran dolor de cabeza de Theresa May.  
 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez