fbpx

Copa América 2020: ¿Ya conoces las dos sedes?

Escucha este artículo

 

La propuesta de ambos países fue aceptada por Conmebol, pero faltan detalles por afinar como el formato de competición

Copa América 2020: ¿Ya conoces las dos sedes?

Es un hecho, Argentina y Colombia serán las sedes de la próxima Copa América 2020, la que marca el inicio de la celebración de este torneo en años par para equiparar el calendario con la Eurocopa de la UEFA. La decisión se tomó en Miami, en medio de la reunión que realizó la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para determinar también otros aspectos del balompié sudamericano.

De concretarse la iniciativa, será la primera vez que se organiza este torneo continental, el más antiguo del mundo, en dos sedes y a su vez tan distantes.

Este año, la edición correspondiente del certamen a 2019, se jugará en Brasil entre el 14 de junio y el 7 de julio, bajo el formato que viene siendo tradicional de doce naciones con tres grupos de cuatro países, clasificación de dos mejores de cada lote más dos mejores terceros, cuartos de final, semifinal y final.

Formato de competición

La idea inicial, según El Tiempo, es que se mantuviera el formato de tres grupos de cuatro equipos, y que dos de ellos jueguen en Argentina y el restante en Colombia. Se eliminaría la fase de cuartos de final y ambas naciones organizarían una semifinal, dejando la final para ser celebrada en Buenos Aires. Colombia no organiza el certamen desde 2001 mientras Argentina fue sede por última vez en 2011.

 

 

Sin embargo, la idea de hacer dos grupos de seis naciones (incluyendo a las dos invitadas aún no definidas), fase de grupos todos contra todos y solo dos clasificados a semifinal para luego disputar la final, parece ser la propuesta que más gusta en este momento en las huestes de Conmebol.

Lea también: Copa América 2020: con más dudas que respuestas

Los dos grupos se organizarían de la siguiente manera: cinco de la zona norte de Suramérica: Colombia, Brasil, Venezuela, Ecuador y Perú más una selección invitada; y de la misma manera cinco en la zona sur, en la que estarían Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile y Bolivia.

Otros temas inherentes al torneo

Otro aspecto importante que comunicó el organismo regente del fútbol en esta parte del mundo fue que se rechazó la propuesta de Federación de Fútbol de los Estados Unidos (U.S. Soccer) de organizar el torneo que se celebraría entre junio y julio de 2020, y que ya los tuvo a ellos como anfitriones en la edición Centenario de 2016.

El comunicado oficial de Conmebol explica que aceptar la postulación de la nación gaucha y el país cafetero como sedes conjuntas se basó en "acercar el futbol sudamericano a sus hinchas, pero que está sujeta a la presentación de una propuesta detallada por parte de dichas Asociaciones Miembros sobre la estructura y organización del torneo, así como al cumplimiento de las exigencias técnicas para albergar una competencia de Conmebol."

Posición de Colombia

Según el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), Ramón Jesurún, esos detalles relacionados con formatos de competición aún no se han tocado formalmente y agregó que dentro de las opciones se evalúan Cali, Medellín y Barranquilla, aunque no se puede descartar a Bogotá.

"La competencia no terminamos de diseñarla. No se habló del tema de la final. Lo competitivo sería analizado y definido más adelante. Este es un torneo que ya tiene aprobación de la Fifa y yo creo que sería en Julio del 2020”, comentó el dirigente en diálogo con el programa Fox Sports Radio de Fox Sports Colombia.

Jesurún afirmó que “dentro de Suramérica, si hay un país que puede ofrecer buenos escenarios, ese es Colombia porque tenemos siete u ocho estadios con buenas ciudades. Solo sucede en Brasil”.

El Tiempo agregó que Conmebol dejó pasar una ‘jugosa’ oferta de 200 millones de dólares de Estados Unidos para organizar el torneo el próximo año, pues la idea es mantener la esencia de que los anfitriones deben ser países de la confederación.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano
Copy edited by Marcela Peñaloza