fbpx

Cannabis en Uruguay: un mercado potencial

Escucha este artículo

 

El cannabis continúa siendo relevante para destacar un mercado potencial en términos de inversión, ingresos y de diversificación de la economía uruguaya

Cannabis en Uruguay: Un mercado potencial

En el 2013, Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en establecer un mercado legal y regulado de cannabis al interior de su propio Estado a través de la aprobación de la Ley N° 19.172. De igual manera, también se legalizó el uso de la marihuana medicinal y recreativa para el 2017, lo cual provocó que la demanda desbordara la oferta debido a la gran acogida que tuvo esta medida en el país.

Según El País, a los nueve meses de la legalización, el número de inscritos para la venta de marihuana en farmacias se triplicó, lo cual generó una escasez en el producto y un desafío en términos de logística para la producción, la venta y la comercialización del cannabis. A causa de esto, las farmacias han tenido que recurrir a estrategias alternas para poder suplir la demanda de los consumidores.

En la farmacia Camaño de Montevideo, por ejemplo, se implementó un sistema de distribución que entrega cannabis en sus puntos de venta dos veces al día, a las nueve de la mañana y a las cuatro de la tarde. Sin embargo, a pesar de la implementación de esta estrategia, las colas diarias para la compra abarcan hasta cuatro calles y la cantidad de producto disponible se agota al final de cada día.

Para el 2018, uno de cada cien uruguayos ya pertenecía al registro del consumo legal, superando las 35.000 personas autorizadas para la distribución de cannabis. Sin embargo, esta cifra representa una muestra de las 147.000 personas que el gobierno estima que consumirían marihuana en el país.

No hay suficientes productores

Una explicación de la escasez del producto se podría dar a partir de que existen únicamente 17 empresas autorizadas para la producción y distribución, de acuerdo a los reportes entregados de Agencia de Inversiones y Exportaciones de Uruguay. Además, según datos oficiales, los cultivadores llegarían a ser 6.000, los cuales, si bien han cuadruplicado su número desde el primer día de venta, no serían suficientes para cubrir las necesidades del mercado.

El mercado de cannabis ha representado una nueva manera de diversificar la economía uruguaya. A pesar de que las empresas autorizadas son reducidas, la inversión en el mercado ha alcanzado los US$ 100 millones, según cifras del Sindicato Medico de Uruguay.  Esto implica que la actitud vanguardista de Uruguay ha culminado en un mercado potencial, que, si continúa recibiendo inversiones y un control de calidad eficiente, podrá crear una industria fuerte, con el valor agregado de la ciencia e investigación en el campo.

Iniciativas de expansión

Para satisfacer la demanda actual, se tomó la iniciativa de crear la Cámara de Empresas de Cannabis Medicinal (Cecam), la cual cubre los nuevos emprendimientos que estarían en proceso de certificación de distribución y las apoya hacia la implementación de las buenas prácticas en la inmersión del nuevo mercado. Además, para inicio del 2019, se convocaron a 5 empresas adicionales que estarían en proceso de licitación por parte del gobierno uruguayo para cubrir la producción requerida.

Juan Andrés Roballo, Prosecretario de la Presidencia de Uruguay, explica en una rueda de prensa en Montevideo que el gobierno uruguayo ha tomado estas medidas debido a que la venta legal de cannabis no cubre la demanda, y además añade que “desde la legalización de la venta de cannabis recreativo en las farmacias, hace un año y medio, el Estado le ha arrebatado al narcotráfico al menos 10 millones de dólares".

A pesar de que el proceso de producción, regulación y distribución de cannabis se ha dado de manera paulatina en Uruguay, causando la escasez del producto, el mercado continúa creciendo y fortaleciéndose. Para el cierre del año pasado, ya se habían generado más de 4.000 puestos de trabajo relacionados a la producción del cannabis, lo cual se esperaría aumentara ante la inmersión de las nuevas empresas distribuidoras en el mercado.

Lea también: ¿Se tomaría una Coca-Cola con canabis?

De igual manera, el interés gubernamental ha sido un punto clave para continuar fortaleciendo la industria a través del apoyo a las licitaciones, la investigación y el control de calidad por parte de las autoridades.

Por otra parte, países como Canadá han generado un acercamiento desde finales de 2018 al gobierno uruguayo. Esto, con el propósito de crear relaciones bilaterales que ayudarían a establecer una estrategia conjunta de potencialización de mercado frente a la legalización de la producción y distribución del cannabis recreacional y medicinal en ambos países.

Según Monitor Cannabis, agencia dedicada a la recopilación y medición de la puesta en práctica del proyecto, sería prioritario ampliar la cobertura en el sistema, puesto que es un mercado que podría superar los U$85 millones anuales. Además, también se menciona la importancia de la expansión del mercado para la eliminación total de los mercados ilegales, la inserción de nuevas inversiones y la inmersión en la investigación científica relacionada a los beneficios del cannabis.

 

LatinAmerican Post | Alejandra Caballero

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…