fbpx

Atención con los Cleveland Browns para la campaña 2019 de la NFL

Escucha este artículo


El conjunto de Ohio se ha reforzado como ningún otro club para jugar la postemporada de la próxima campaña tras 18 años de ausencia

Atención con los Cleveland Browns para la campaña 2019 de la NFL

La National Football League (NFL) no se detiene y sigue generando noticias con cambios de gran impacto en este receso. Sin duda, hasta ahora el más relevante es el que llevó a Odell Beckham Jr., de los New York Giants a los Cleveland Browns, mientras el equipo de Ohio, que no juega postemporada desde el 2002, es el que más y mejor se ha movido para confeccionar una nómina competitiva.

Los Browns llegaron a un acuerdo con los Giants para hacerse de los servicios del mencionado receptor a cambio de escogencias de primera y tercera ronda del Draft 2019, y del interesante safety Jabrill Peppers. En Ohio, ‘OBJ’ se reencontrará con su amigo y excompañero en LSU, Jarvis Landry, quien juega en Cleveland desde la temporada anterior tras sus primeros cuatro años con los Miami Dolphins.

Beckham juega en la NFL desde la 2014-15, siempre con New York, y luego de ser seleccionado en el pick 12 del Draft del 2014. Sus números grosso modo reflejan 390 recepciones, 5,476 yardas y 44 touchdowns en 59 juegos, asegura La Opinión.

La temporada pasada, el tres veces seleccionado al ProBowl disputó 12 juegos, realizó 77 atrapadas para totalizar 1,052 yardas y seis anotaciones. Una lesión en el cuádriceps le hizo perder el último mes de campaña (cuatro juegos), afirma el mismo medio.

Lea También: NFL: el quarterback campeón Nick Foles es ahora un Jaguar

Equipo fortalecido

Con Beckham, los Browns tendrán un temible team en el juego aéreo, con Jarvis Landry, su excompañero de Beckham en LSU, y el quarterback Baker Mayfield, considerado una de las revelaciones de la temporada que recién culminó. La única interrogante es saber si Odell, quien es famoso por sus festejos y atrapadas espectaculares, no afectará el ambiente de equipo con su explosiva personalidad.

Univisión recuerda que OBJ tuvo 77 recepciones para 1,052 yardas en 2018, luego de que en 2017 apenas jugara cuatro partidos tras fracturarse una pierna, lo que hizo que esa fuese su única temporada con menos de mil yardas por recepciones, de las cinco que lleva en la NFL. John Dorsey, gerente general de Cleveland, ha mostrado agresividad en cómo administrar los activos para contratar a figuras importantes y así reconstruir un equipo competitivo.

El portal 3 y Fuera informa que, con la incorporación del receptor estrella, la ofensiva de los Browns es lo suficientemente buena para aspirar a ganar la División Norte de la Conferencia Americana, por delante de los Pittsburgh Steelers y los Baltimore Ravens, sobre todo porque también firmaron a Oliver Veldon y Sheldon Richardson.

Incluso se ha formado un equipo tan atractivo en el papel que Joe Thomas regresó del retiro para unirse a la fiesta. Nombres como Nick Chubb, Kareen Hunt, Odell Beckham Jr., Jarvis Landry, Antonio Callaway, David Njoku, Demetrius Harris, con Baker Mayfield como quarterback hacen parte de la nómina. Cleveland, una ciudad tradicionalmente sufrida en el deporte profesional, ya tiene con qué ilusionarse tras ganar el título en la NBA con los Cavaliers en el 2016.

Claro, como dice 3 y Fuera, es cierto que queda mucho camino por recorrer y que los Browns no se pueden dar el lujo de depender solamente de Beckham, pero sin duda es un movimiento que invita a soñar si se junta con los otros jugadores ya mencionados.

Otra clave parece ser la química ya existente entre OBJ y su ex compañero de LSU, Jarvis Landry. Han convivido antes y lo volverán a hacer dentro y fuera del campo para beneficio del equipo. Tampoco se puede olvidar el trabajo de otros jugadores defensivos como Myles Garrett y Denzel Ward. Señores, estamos en presencia de un equipo muy bien armado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Cleveland Browns (@clevelandbrowns) on

 

El contrato de Beckham

ESPN a su vez resalta las condiciones del contrato de Odell, de 26 años, cuyo primer vínculo en la NFL fue con los Giants, y que ya el año pasado había renovado por $98.5 millones, lo que lo convirtió en el receptor mejor pagado de todo el circuito.

Sin embargo, otra desastrosa temporada de los Giants, en la que terminaron penúltimos de su división con marca de 5-11 y con un Beckham molesto para los dueños con sus actitudes,  hizo que el equipo lo negociara tras cancelarse sus $21.4 millones por 12 juegos. También se añadieron otros $16 millones en dinero muerto al gasto total por la campaña.

ESPN recordó las frases del gerente general de Nueva York, Dave Gettleman, al final de la campaña anterior. “No firmamos a Odell para cambiarlo”, las cuales repitió en el Scouting Combine en febrero.

Mientras tanto, las posibilidades de que los Browns ganen el Super Bowl se elevaron de 25-1 a 14-1 en el Westgate Las Vegas SuperBook, y las de ganar la AFC aumentaron de 12-1 a 7-1, sólo detrás de los Kansas City Chiefs y los New England Patriots, finalistas de la pasada edición. Cleveland, con un equipo menos poderoso que el que está formando, ya mostró mejoras en el 2018, tras terminar con marca de 7-8-1, luego de no ganar ningún partido en el 2017.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…