fbpx

China se toma Europa: lo que dejó el foro de gobernanza global

El multilateralismo y los acuerdos sobre el tratamiento de asuntos globales hacen parte de la estrategia con la que China busca acercarse a Europa

China se toma Europa: lo que dejó el foro de gobernanza global

Durante su gira por Europa, el presidente de China, Xi Jinping, se reunió con el presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente de la Comisión Europea Jean - Claude Juncker. Los mandatarios dialogaron sobre temas de carácter bilateral, cooperación internacional, acuerdos comerciales y asuntos globales, en los cuales tanto Europa como China tienen un papel preponderante.

Read in english: China takes Europe: what the global governance forum left

Más allá de eso, la reunión tiene una connotación adicional: fue un escenario de diálogo entre los cuatro líderes, en el que se analizaron las condiciones actuales de la relación mutua, así como también los esfuerzos que se deben hacer para armonizarla. Todo esto sucedió en un contexto donde el orden mundial y la geopolítica global parecen orientarse al unilateralismo y el proteccionismo de la economía.

Es así cómo durante un foro de gobernanza global, coorganizado entre Francia y China el pasado 26 de marzo, tanto Xi como Macron, Merkel y Juncker acordaron reforzar las relaciones entre la Unión Europea y China, a la par de la cooperación en la gobernanza global, trabajando aspectos como el multilateralismo y los desafíos globales actuales.

De acuerdo con el portal Xinhua en español, el objetivo de Xi Jinping es “incrementar la comunicación y la cooperación con Europa en el marco de la ONU, esforzándose activamente por alcanzar más logros en la resolución de disputas internacionales, a través de medios políticos, en la lucha contra el cambio climático y la promoción del desarrollo sostenible, entre otros ámbitos”. Además, aseguró que su país promoverá la cooperación bilateral y en mercados de terceros, para conseguir el beneficio mutuo y reportar ganancias compartidas para todas las partes.

También puede leer: Brexit: se acerca el día definitivo

Mejorar la confianza mutua

Otro tema que se desarrolló en la reunión fue el mejoramiento de la confianza mutua entre la potencia asiática y Europa, como parte fundamental para estrechar la relación bilateral y avanzar en la cooperación conjunta y otros asuntos comunes.

China siempre ha considerado a la UE como un socio estratégico de cooperación y ha apoyado la solidaridad, estabilidad y prosperidad del bloque europeo. China y Europa cuentan con más intereses comunes que diferencias”, destacó el presidente chino, citado por Xinhua, que además mencionó que el líder asiático “exhortó a ambas partes a tomar la iniciativa en la defensa de la paz, el desarrollo y la cooperación de beneficio mutuo, y a hacer más grande el papel de la cooperación”.

Más allá de las palabras amables y conciliadoras de Xi Jinping, el mejoramiento de la confianza entre Europa y China, así como el estrechamiento de sus relaciones, también están mediados por ciertas condiciones planteadas por Europa, especialmente en temas económicos. Estos buscan condiciones equitativas y reciprocidad en los acuerdos hechos por ambas partes.

En ese sentido, el diario El País señaló que “ante un orden mundial desordenado, los europeos intentan ubicarse entre el unilateralismo de los Estados Unidos de Donald Trump y la pujanza de la China de Xi Jinping. El presidente francés, Emmanuel Macron, intentó presentar un frente común de la UE ante su homólogo chino, frente a los pactos bilaterales más del gusto de Xi. Macron, la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, también exigieron a Pekín reciprocidad en las condiciones de inversión y comercio en ambos mercados”.

A juzgar por las palabras de Juncker, se evidencia que, aún con la buena disposición de Xi Jinping y sus intenciones de tener una relación mucho más fluida con Europa, persiste la prevención y el recelo sobre realmente qué quiere China con Europa o cuál es el verdadero objetivo de acercarse a los líderes europeos: China y Europa deben y pueden hacer grandes cosas juntos. Somos socios estratégicos y, sí, rivales - es un cumplido-”.

A lo que agregó: “Europa, unida, quiere una asociación profunda con China, basada en la reciprocidad, y está comprometida con un multilateralismo justo y eficaz”.

Por su parte, a través de su cuenta de Twitter, el presidente Emmanuel Macron dijo: “Unión Europea y China, juntos para afrontar los desafíos globales”.

Entre esos desafíos globales, Macron se refirió al cambio climático y aseguró: “reducción de gases de efecto invernadero, eficiencia de las normas energéticas, reorientación de los flujos financieros, alineamiento de los bancos de desarrollo en el Acuerdo de París. Con China estamos avanzando en el clima”.

Siguiendo en esa línea, el portal Euronews resaltó la firma de quince nuevos contratos multimillonarios entre Francia y China, así como la suscripción de un nuevo acuerdo que permitirá a la empresa Électricité de France (EDF) construir un parque eólico marino en China, con una inversión de 1 000 millones de euros. Euronews destacó también que Pekín, por su parte, levantará el embargo sobre las exportaciones de productos avícolas.

La visita a París del presidente chino, Xi Jinping, ha supuesto un espaldarazo a las ambiciones de Pekín que, según el presidente francés, Emmanuel Macron, reposan sobre la lealtad y el equilibrio. Xi ha dejado claro que China siempre apoyará la integración europea y su desarrollo y que una Europa unida y próspera responde a su visión de un mundo multipolar”, agregó Euronews.

También puede leer: ¡Ni Maduro ni Guaidó! El choque diplomático entre EE.UU y Rusia

El impacto sobre Latinoamérica

Este nuevo momento de las relaciones entre China y la Unión Europea puede llegar a impactar de alguna manera sobre Latinoamérica, si se considera que, junto a Rusia, China es uno de los principales aliados del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela y que, si bien Francia ha acompañado a Estados Unidos en su posición y las presiones contra el régimen de Maduro, Alemania ha reconsiderado seguir esa postura, al no reconocer al embajador designado por el ‘autoproclamado’ presidente de Venezuela, Juan Guaidó.

 

LatinAmerican Post | Samuel Augusto Gallego Suárez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…