fbpx

El fútbol femenino sigue siendo una materia pendiente en Lationamérica

Escucha este artículo


Falta de reconocimiento, bajos salarios y hasta 'machismo' son los obstáculos que no permiten que este deporte crezca en su division femenina

El fútbol femenino sigue siendo una materia pendiente en Lationamérica

“El principal obstáculo ha sido el machismo y, en segundo lugar, el poco apoyo que ha tenido el fútbol femenino. No hay patrocinadores”, fueron las palabras de Catalina Usme, excapitana de la selección Colombia, cuando la BBC le preguntó en 2011 sobre cómo era ser mujer y futbolista en Latinoamérica. 

Read in english: Women's soccer remains a pending issue in Latin America

Han pasado 8 años y la situación no ha cambiado. Hasta hace unos días no se sabía qué iba a pasar con la liga colombiana de fútbol femenino, creada en 2017. Desde la Federación se había propuesto quitarle su carácter de profesional y que la mayoría de jugadoras fueran Sub 23. Luego de una dura presión de las deportistas, los dirigentes confirmaron el pasado 12 de marzo que en agosto se realizará la liga profesional.

Esta incertidumbre fue una muestra de la precariedad del fútbol femenino en el país. Sin embargo, no es una condición exclusiva de Colombia. En gran parte de Latinoamérica se vive una situación parecida, por no decir que peor. 

Argentina 

En uno de los países más futboleros, la competición femenina es amateur. Aunque desde 1991 se juega un campeonato para mujeres, sus jugadoras no son consideradas profesionales.

Muchas deportistas tienen que tener trabajos aparte para poder mantener su sueño. No hay un verdadero sueldo o infraestructura consolidada para mantener a las jugadoras. De acuerdo al diario El País, en 2018 cada jugadora recibía 150 pesos argentinos diarios (4,85 dólares) como viáticos por estar en un equipo.  

En los últimos años, el crecimiento del movimiento feminista en el país ha puesto en el radar la desigualdad en el balompié de mujeres. Gracias a esto, el 16 de marzo la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) anunció la creación de una liga profesional femenina. Para dicho fin se destinará anualmente 24 millones de pesos argentinos (600.000 dólares) para ayudar a los equipos participantes. 

 

Brasil 

Por más de una década, la brasileña Marta ha dominado el mundo del fútbol femenino. Sin embargo, por mucho tiempo la originaria de Alagoas pasó desapercibida en su propio país. Solo cuando la ‘Canarinha’ femenina obtuvo sus primeros éxitos, su talento fue reconocido. 

Actualmente, Brasil tiene la competición futbolística femenil más importante de toda la región, tanto así que se celebran al año dos torneos de esta categoría: el Campeonato brasileño y la Copa de Brasil. En el primero, solo juegan 16 equipos, mientras que en la segunda competición juegan los 32 equipos que hay en todo el país. 

Los sueldos no son acorde al nivel deportivo de la competición. Según el portal Distintas Latitudes, el salario más alto de la categoría, 1.400 dólares, lo paga el Santos.

México 

La liga femenina mexicana, fundada el 5 de diciembre de 2016, es de las pocas en el continente que cuentan con la misma representación que en las ramas masculinas, 18 equipos. De igual manera, es de las pocas competiciones femeninas que juega todo el año al tener dos torneos semestrales, el clausura y el apertura

Desde sus comienzos, la Liga MX Femenil ha superado las expectativas en cuanto a asistencia a estadios. En 2018, cuatro de los cinco partidos de mujeres con mayor público se llevaron a cabo en México. Todos ellos superaron los 37.000 hinchas.

A pesar de la rápida consolidación de la rama femenina, también se evidencian problemas similares a los de la región. Las mujeres reciben pagos mucho menores que sus contrapartes masculinas. Es más, según un estudio de Global Sports Salaries Survey, las mexicanas apenas reciben el 4,4% del dinero que reciben las jugadoras de las ligas europeas. 

Perú

La Federación Peruana de Fútbol (FPF) ordenó que a partir de 2019 todos los clubes masculinos tenían que tener una división de mujeres o aportar económicamente a un equipo femenino ya constituido. Cualquier organización que incumpliera no sería inscrita en las competencias nacionales e internacionales. Sin embargo,varios clubes fueron incluidos en la liga de este año sin haber organizado un equipo de mujeres. 

Aunque la Federación no lo ha confirmado, se ha llegado a especular que la intención es crear una liga femenina profesional con primera y segunda división. De acuerdo con el medio deportivo El Bocón, desde la FPF se ha estudiado que los puntos ganados por las divisiones femeninas sean sumados al escalafón masculino. Mientras se consolida la idea, en el país se juega desde 2008 la Copa Perú, un torneo semiprofesional de tres etapas (provincial, regional y nacional).

Lea también: Ada Hagerberg no jugará el Mundial Femenino Francia 2019

Chile 

Desde 2008, en el país austral se disputa una liga con 26 equipos femeninos. Entre las escuadras presentes, están las divisiones de mujeres de clubes de gran reconocimiento a nivel continental como Colo-Colo y U. de Chile. Sin embargo, desde hace algunos años las jugadoras han pedido que, más allá de tener un torneo, se les reconozca como profesionales. 

Esta petición solo fue escuchada tras el segundo puesto que obtuvo ‘La Roja’ femenina en la Copa América del 2018. El excelente resultado convenció a las directivas de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP) de cambiar el formato de la competición. Atrás quedaron los grupos regionales para que a partir del 2019 se juegue un solo torneo nacional con 30 equipos que estarán divididos en primera y segunda división. 

 

LatinAmerican Post | Juan Sebastián Lombo

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra