fbpx

El Furoshiki: la milenaria técnica para olvidar el plástico

Escucha este artículo


Al utilizar la antigua técnica del furoshiki puedes envolver y transportar casi cualquier cosa y así evitar el uso de bolsas plásticas

El Furoshiki: la milenaria técnica para olvidar el plástico

Las bolsas de plástico han sido un gran invento, hay de todos los tamaños y materiales para transportar cualquier cosa. El problema es que su uso se ha vuelto indiscriminado y con ello se han intensificado los efectos nocivos de la contaminación. Entonces aquí es donde el furoshiki nos puede ayudar, pues gracias a estas telas y sus distintas técnicas para envolver se puede transportar casi todo. Lo mejor es que son reutilizables por mucho tiempo, terminando con el problemático uso del plástico o al menos reduciéndolo considerablemente.

Read in english: The Furoshiki: the millenary technique to forget the plastic

Por su nombre notarás que es una técnica originada en Japón, es tan antigua que se puede rastrear hasta el siglo VIII según el sitio Experiencia Kirei. Su nombre actual se debe a que en el siglo XIV se utilizaba en los baños japoneses, furo u ofuro significa justamente baño. Básicamente es un cuadrado de tela, existen de diferentes tamaños, el tradicional es de seda, pero hoy existen de otras telas y con infinidad de diseños que se adaptan a cada ocasión. Con el tiempo ha dejado de ser sólo un pedazo de tela, para convertirse en todo un arte pues el cuidado y la forma con la que se envuelven las cosas, los estampados y la tela son distintivos de la cultura japonesa. El sitio afirma que hay al menos 500 formas distintas para envolver y atar la tela adaptándose a la forma de los objetos y a las necesidades de quien lo va a regalar o transportar.

Lee también: Conoce la técnica que utilizan los japoneses para atraer buenas energías
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por dear Me (@dearme_project) el

El furoshiki se utiliza para envolver regalos, ropa, alimentos, libros y otros objetos de todo tipo. También suelen usarse como bolsas de mano por las mujeres, con algunos dobleces y nudos a los que se pueden añadir aros de madera transforman un cuadrado de tela en una elegante bolsa. Sin duda lo esencial es echar a volar la imaginación y poner en práctica las técnicas de doblado más simples o las más sofisticadas para doblar y amarrar el furoshiki.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Furo + Shiki (@furo_and_shiki) el

Gracias a esto te puedes olvidar de los moños, las cintas adhesivas, papel, bolsas de regalo y todo lo que normalmente utilizamos para envolver, al final el regalo será igual o más vistoso que antes y de forma amigable con el ambiente ahora que el planeta lo necesita. Aunque el furoshiki es distintivo de Japón, en otras culturas hay técnicas similares con el mismo fin: envolver y transportar objetos con tela.

Entre ellos podemos citar al paliacate utilizado en México, un cuadrado de tela con unos dibujos muy particulares heredados de la India y que son parte esencial de la vida en el campo y la cultura popular, al grado de ser un objeto distintivo. También está el hato o hatillo, que podemos encontrar en gran parte del mundo y que se puede reconocer fácilmente por ser un pedazo de tela con las puntas atadas al centro y colgada en una vara de madera que se colgaba al hombro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Turbantes by: Amairani (@turbantes.artesanales) el

Aquí te dejamos algunas técnicas básicas para envolver algunos objetos como botellas o libros:

También puedes hacer tu bolsa de mano siguiendo estos pasos.

Por último te dejamos una tabla con otras técnicas que puedes probar para diferentes objetos.

 

LatinAmerican Post | Luis Ángel Hernández Liborio

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…