fbpx

¿Sabías que los hombres también pueden sentir físicamente el embarazo?

Escucha este artículo


Aunque el embarazo siempre se centra en la mujer, muchas veces los hombres padecen síntomas e incluso les puede dar depresión postparto

¿Sabías que los hombres también pueden sentir físicamente el embarazo?

La mujer, a pesar de ser quien carga al bebé en su cuerpo durante 9 meses, no es la única que siente físicamente el embarazo. Está comprobado que en algunos casos el hombre también padece algunos síntomas, como nauseas matutinas, mientras la mujer está embarazada. Según el libro Qué esperar cuando estás esperando, entre el 11 y  el 65% de los hombres sufre molestias similares a las de su pareja. 

Read in english: Did you know that men can also physically feel pregnancy?

Estos síntomas, aunque no tienen una causa física, se dan por una razón de empatía y conexión emocional. De acuerdo con el portal Bebés y Más, esto es llamado Síndrome de Covada, que viene de “couver”, incubar en francés. Este síndrome, aunque comienza como algo mental, se termina por manifestar físicamente, haciendo que papá y mamá tengan síntomas similares.

La ansiedad es lo que más desarrollan los hombres durante el embarazo, especialmente en padres primerizos. Insomnio, fatiga, estrés y cambios en la tensión son algunas de las cosas que pueden padecer producto de la ansiedad.

La mayoría de efectos que se manifiesta en ellos se da a causa de la ansiedad. Un ejemplo son las náuseas matutinas. Incluso, aunque a la mujer no le den, el hombre puede desarrollarlas durante los primeros meses del embarazo. En las mujeres, las náuseas se dan debido al aumento de estrógenos, mientras que en los hombres, aunque no hay completa seguridad, está ligada a esa sensación de ansiedad, aunque en otros casos también se debe a cambios en la dieta.

Lee también: ¿Va YouTube de la mano de la maternidad?

El aumento de peso es otro de los principales efectos de este síndrome, que también puede estar derivado de la ansiedad, por lo que comienzan a comer mucho. De acuerdo con Bebés y Más, el mayor culpable “es el cortisol, apodado como la hormona del estrés, que es secretada en volúmenes más altos durante los períodos de ansiedad. Ésta regula los niveles de insulina y azúcar en la sangre, por lo que puede haber sensación de hambre cuando en realidad no la hay.

Cambios de humor, cambios en el apetito sexual y sensibilidad sensorial son otras de las sensaciones que no son exclusivas de las mujeres durante el embarazo. Los sentidos se pueden agudizar, por lo que puede pasar que, como a la mujer, le desagraden y no pueda tolerar ciertos olores o sabores. Esto también puede llevar a que el hombre tenga antojos, dolores de cuerpo y cansancio excesivo. Además, la ansiedad puede causar cambios a nivel emocional, volviéndolo más irritable.

Depresión postparto

Al igual que los síntomas durante el embarazo, la depresión postparto tampoco es exclusiva de las mujeres y es muy similar, aunque puede presentar algunas diferencias. De acuerdo con el portal Psicología Online, "tanto el esfuerzo físico como mental que supone la paternidad para un hombre pueden provocar que este llegue a una situación de 'congestión emocional'".

La depresión postparto tiene también mucho que ver con ansiedad, y genera cambios en el estado de ánimo, sensación de tristeza, vacío y culpa, entre otros. Físicamente, el hombre puede perder el apetito, por lo que puede bajar considerablemente de peso o, por el contrario, comenzar a comer en exceso. Esto normalmente se da por pensar en lo que se viene con un nuevo bebé y una nueva vida, por lo que deriva en preocupación en términos financieros, por ejemplo.

Lee también: 4 enfermedades comunes en el embarazo

La principal recomendación para tratar con la depresión postparto es fortalecer la relación de pareja. Así, no solo tendrán una relación fuerte y no recaerá todo en la llegada del bebé, sino que la confianza les permitirá hablar sobre lo que sienten.

Igualmente, Psicología Online afirma que la mejor solución es enfrentar los cambios para normalizar lo que está pasando. Entre más te involucres con tu bebé, más rápido dejarás de sentir ese desasociego. Igualmente, si tú o tu pareja sienten algo de esto, no duden en buscar ayuda profesional, pues es algo completamente normal que puede suceder y no hay que avergonzarse de eso.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…