fbpx

Nike: el gran ganador del regreso de Tiger Woods al triunfo

Escucha este artículo


Con la última hazaña del golfista, Nike ganó 23 millones de dólares en exposición según los análisis de Apex Marketing tras el triunfo en Augusta

Nike: el gran ganador del regreso de Tiger Woods al triunfo

La forma de un imperio

En 1996, Tiger Woods firmó el contrato más lucrativo para un jugador de golf en la historia del deporte con Nike, Titleist, American Express, entre otros, cuando tenía 21 años. Desde el principio, Woods se convirtió en el golfista más "marqueteable". En el 2001, Woods renovó el contrato que firmó con Nike por cinco años más, valorando una cifra de 105 millones de dólares. Este contrato significó la cifra más grande para cualquier atleta en el mundo.

Read in english: Nike: the great winner with the return of Tiger Woods' triumph

El vínculo entre Woods y Nike ayudó a impulsar la línea de la marca, Nike Golf, y así se convirtió en una de las marcas con crecimiento más rápido, con un estimado en ganancias de 600 millones de dólares. Woods empezó a ganar porcentaje de ventas por ser la imagen oficial de Nike Golf, siendo patrocinador del deportista en todos los eventos deportivos y en apariciones públicas. 

Nike, sin embargo, tras haber hecho Woods imagen y emblema de la línea Nike Golf, en 2016, con influencia por los escándalos de Woods manejando en estado de ebriedad, decidió retirar de la marca varios productos, reduciéndola considerablemente a zapatos y ropa de golf. Woods, desde entonces, usa palos marca Taylormade y bolas Bridgestone, como indica CNN.

Revolucionando el mercado

Según informan los reportes de Bloomberg, el impacto que tiene Tiger Woods en el golf es el mismo estátus de leyenda que tiene Michael Jordan. Esto, debido a que su juego es capaz de influir el mundo que lo rodea, sobre todo el publicitario y la bolsa de valores. El lunes, tras el triunfo de Woods, Nike creció en sus acciones en un 0,6% y la marca japonesa Kowa, Co., empresa que produce analgésicos y patrocinador de Woods, reportó un crecimiento de 23% de share el lunes en la mañana. 

Lea también: ¿Cuáles son los equipos más valiosos de la MLB?

Nike no dudó en reafirmar su alianza con Woods y hacerla prácticamente inquebrantable. Publicó en redes sociales un video felicitando a Tiger Woods, haciendo un recuento de los sueños que tenía Woods cuando tenía 3 años, y cómo ahora, a los 43, lleva cuarenta años persiguiendo el mismo sueño.

La empresa ha buscado posicionar su marca como sinónimo de "heroísmo y coraje", según reportes de Vox, como la marca que invitó a las mujeres a la cultura de ropa callejera, o la marca que invitó a Serena Williams que invitara a atletas femeninas a "soñar locamente", ahora esta hazaña de Woods les cayó de maravilla. 

Como lo señala Vox, "Nike le desea recordar al público que no fue una de esas grandes corporaciones que abandonó a Tiger Woods". El algún momento, Tiger Woods era el atleta mejor pagado del mundo, recibiendo 110 millones de dólares anuales, y 30 viniendo directamente de Nike. Tras los 22 millones de dólares generados por Nike en exposición, se compara que, en otro año, el Patrick Reed, ganador de un Masters y patrocinado por Nike, no generó más de 12 millones de dólares en exposición, según Eric Smallwood, CEO de Apex.

Una relación estratégica

La relación que tienen atletas y empresas es de constante influencia, al las marcas influir en los atletas, y los atletas en el rendimiento de las marcas. Desde el inicio del torneo hasta el triunfo de Woods, la empresa creció dos puntos y terminó añadiéndole 2 billones de dólares al valor de Nike en el mercado. 

Si bien la relación entre Woods y Nike ha sido financieramente prolija para las dos partes, hay indicadores de cómo los endorsements les pueden jugar malas pasadas a las marcas. En Febrero, la estrella de baloncesto universitario Zion Williamson, en medio de un partido se le rompió uno de sus zapatos Nike de forma un poco absurda, provocándole una lesión. Inmmediatamente los shares de Nike sufrieron un detrimento, por la lesión de Williamson y la inoperancia de los zapatos, y perdieron 1.1 billones de dólares de valor en el mercado.

Esto demuestra que las marcas están completamente sujetas al rendimiento de sus clientes, y van a prosperar siempre y cuando los atletas prosperen. Por ello, es fácil identificar qué marcas apoyan a los mejores deportistas del mundo. Nike tiene contratos de por vida con Lebron James y Cristiano Ronaldo, valorados en un billón de dólares cada contrato. Lionel Messi con Adidas, Steph Curry con Under Armour, y Roger Federer, quien abandonó Nike por la marca Uniqlo, al firmar un contrato por 300 millones de dólares, son otros de los deportistas con grandes contratos de endorsement. 

 

LatinAmerican Post | Juan Pablo Heilbron

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…