fbpx

Cuando los hombres hablan por las mujeres

Escucha este artículo

 

Tras toda la controversia del debate presidencial en españa, los hombres no están para hablar sobre temas femeninos 

Cuando los hombres hablan por las mujeres

El pasado lunes 22 de abril, las redes sociales en España estallaron tras una particular escena la cual se dio momentos antes de comenzar el debate presidencial. En pantalla salían dos mujeres que se encargaban de realizar la limpieza del set y gracias a esto las críticas no se hicieron esperan, centrándose en la desigualdad que todavía se vive a pesar de los movimiento de la reivindicación femenina.

Read in english: When men speak on behalf of women

Que los cuatro candidatos presidenciales fueran hombres y se dispusieran a tocar temas de mujeres tampoco ayudaba mucho la furia en las redes sociales. Y es que no se trata de impedir que toquen los temas, claro que los pueden abordar, y más teniendo en cuenta los que se discutieron, tales como el consentimiento en las relaciones sexuales, la gestación subrogada, la violencia de género, entre otros. Todo esto en medio de un contexto donde los movimientos feministas toman cada vez más fuerza. 

Sin embargo, el problema radica en cómo ellos apropian esa información y cómo puede llegar a ser perjudiciales o importantes para las mujeres. Cuando los hombres tocan temas relacionados específicamente en el bienestar social de las mujeres, sus discursos corren peligro de volverse paternalistas o incluso de que sean reinterpretados desde su punto de vista logrando que ese discurso femenino de lucha cambie y se malinterprete. 

Se me viene a la mente un ejemplo frente a lo anterior basado en la popular serie para adultos Bojack Horseman, donde para discutir el tema del aborto, después de que una popular superestrella lo realizara, convocan a “un grupo diverso de hombres blancos que usan corbatines” para hablar sobre el tema. En él, claramente, ninguno de los tres tiene idea de lo que está hablando y solo se amparan bajo su malinterpretación del discurso, todo en una escena que adornada con sátira y humor negro prueba mi punto. 

Quizá le interese leer: Corea del Sur: el fallo que beneficia el aborto
La situación española es un caso curioso, pues, por medio de campañas, el femenismo y la lucha por la igualdad se ha ganado un puesto importante dentro del discurso político. Sin embargo, pareciera que lo que se dice es diferente a lo que se hace. De los cinco partidos que están en la lucha por la presidencia, tres son liderados por hombres (VOX, Ciudadanos y Podemos); y si bien los otros también (PSOE y el Partido Popular), por lo menos en las votaciones para elegir al candidato por el partido hubo candidatas mujeres. Pero, el problema está en que los puestos con los que nos quedamos suelen ser los segundos al mando.

La falta de representación femenina en puestos máximos de responsabilidad política, como se refiere Elke Ferner, directora de la comisión Paridad en los Parlamentos y la Política, hace que la verdadera lucha por los derechos de las mujeres pierda su sentido. La solución para este debate de que los hombres hablen sobre temas femeninos, es simplemente permitir una mayor participación de las mujeres en cargos superiores, para que desde allí se comience a realizar un cambio verdadero. 

Como lo menciona Ferner en una entrevista para DW, cuando se realizó el anuncio del relevo de Merkel, quien dejaba la presidencia de su partido, y se anunció que nuevamente quedaba en manos de una mujer (Annegret Kramp-Karrenbaue), varias personas se sorprendieron. Pero, ¿Por qué no se sorprendieron cuando un líder hombre pasó el poder a otro hombre? Normalicemos a las mujeres dentro de los puestos no solo políticos sino económicos más altos. Con esto no solo estaremos abogando a la lucha de la reivindicación femenina, sino estaremos rompiendo muchos techos de cristal. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…