fbpx

Profesor de matemáticas colombiano le apunta a Récord Guinness

Escucha este artículo


Más conocido en la red como Julio Profe, este profesor se enfrentará al reto de impartir la clase de matemáticas más grande la historia

Profesor de matemáticas colombiano le apunta a Récord Guinness

En el marco del Talent Land, una feria del cocimiento en donde coinciden la teología, los videojuegos y las ciencias, que por estos días tiene lugar en Guadalajara (México), Julio Alberto Ríos Gallego, el edutuber colombiano más popular de la red estará presente.

Hoy, 26 de abril, dictará la clase de matemáticas más asistida en la historia y que pretende contar con la presencia de más de cinco mil estudiantes. Ante el hecho, el profesor, que hoy cuenta con más de tres millones de seguidores en su canal de YouTube, donde explica temas que van desde la aritmética, pasado por la geometría el álgebra y el cálculo, se declaró muy orgulloso. 

“Me escribieron y quieren batir el Récord Guinness, la clase de matemáticas más grande del mundo. Al principio me dio un poco de susto, pero luego pensé, hagámosle. Yo estoy feliz y me siento honrado de que me hayan escogido para dictar esa clase”.

Lo que se pretenderá con este encuentro, no solo será congregar, en palabras de Ríos, a los estudiantes en una gran fiesta del conocimiento en donde se les incentive el deseo de aprender matemáticas. También tiene como propósito, según el diario El Informador de México, superar con creces el récord que en el pasado batió Polonia en mayo del 2018 en la misma modalidad pero con una asistencia de 4 mil 598 personas.  

Lea también: Estos son los 6 Guinness Records más extraños

Para lograrlo, Talent Land en asociación con la Secretaría de Educación de Jalisco, convocó a través de sus redes sociales y página web a los estudiantes para que se hagan presentes en esta actividad en la que, inscribiéndose previamente, podrán gozar de una clase sencilla de aritmética que tomará 40 minutos y a la que podrán asistir desde niños de 8 años hasta adultos.  

“Es una clase corta, que incluye una prueba. Obviamente esto tiene un proceso muy controlado, de supervisión, con jueces, en donde todos los estudiantes presentes deberán estar inscritos. Todos tienen que presentar la prueba, todos tienen que estar atentos a la clase, y eso es también un reto, pero es una oportunidad chévere”, cuenta el profe.


Pero el examen no es motivo de preocupación. Según Ríos será muy fácil, y es solo un requisito. Será corto y contará con unas preguntas de selección múltiple. Así mismo Ríos afirma que los temas que impartirá van a tener que ver con aritmética y geometría para que todos puedan participar y no se presente un desbalance, temas muy similares a los que propuso recientemente para un video colaborativo que lanzó con Badabun, un canal mexicano que cuenta con más de 38 millones de suscriptores y que se ha convertido en el foco de atención de algunos críticos.

Lea también: Las más grandes 'mamaderas de gallo' en el mundo de los festivales

No será el primer Récord

Pero la clase de matemáticas más grande del mundo no será el primer Récord que se ha batido en el marco del Talent Land. El año pasado, durante el mismo evento de innovación y tecnología, los niños mexicanos rompieron el Récord de la clase de robótica más asistida. Con 971 participantes y a cargo del profesor Guillermo Rivera, fue posible superar el récord anterior que había tenido lugar en Bogotá (Colombia) con 880 participantes, cuenta Agencia EFE, y permitirles a los chicos programar un robot paso a paso.

“Como me decía el dueño de talent land es más una fiesta, no se trata del rito de la clase o del rito de la evaluación, sino que consiste en el hecho de estar allí” cuenta Ríos pues sabe que el estar allí, al frente de tantos jóvenes es la recompensa por el trabajo de YouTuber, ese que desde hace más de diez años ha ejercido desde su casa en Cali (Colombia) y que hoy ha llegado y ha ayudado a estudiantes de diversas partes del mundo. “Es increíble ver cómo esto comienza a llegar a gente que uno ni se imagina” dice. 

 

LatinAmerican Post | Maria Alejandra Gómez

Copy edited by Juliana Suárez