fbpx

Dallas Cowboys: un proyecto que se fortalece para la NFL 2019-20

Escucha este artículo


El equipo tejano se está moviendo para subir un escalón más en su notable progreso. Van bien con el regreso de Jason Witten y la renovación de Demarcus Lawrence

Dallas Cowboys: un proyecto que se fortalece para la NFL 2019-20

Jason Witten, DeMarcus Lawrence, Randy Gregory y otros nombres conocidos ahora tendrán mejores condiciones salariales y el respaldo del equipo para fortalecer lo que se consiguió en la pasada temporada de la National Football League (NFL). Nos referimos a los Dallas Cowboys que, sin hacer la brutal inversión de los Cleveland Browns, están fortaleciendo a un grupo ya consolidado agregando una dosis de experiencia: el regreso de Witten, casi 12 mil 500 yardas por recepción en su carrera, quien había dejado los emparrillados a finales de 2017 para trabajar como analista de fútbol americano en transmisiones deportivas.

Read in english: Dallas Cowboys: a strengthened project for NFL 2019-20

Us As informó que Witten ha firmado por un año y dos millones de dólares tras no soportar estar lejos de ese ambiente de competitividad, sobre todo tras el infortunio que tuvo como comentarista en el Pro Bowl (evento en el que tuvo 11 selecciones), pues accidentalmente rompió el trofeo al momento de entregárselo al equipo de la Conferencia Americana, ganador del tradicional partido.

Lea también: ¿Habrá un equipo de NFL en Las Vegas?

Lawrence, el más caro en la historia del equipo

El segundo movimiento importante fue el de DeMarcus Lawrence, de 26 años, quien ya es el jugador mejor remunerado en la historia de los Dallas Cowboys, o al menos por un tiempo, tras firmar un contrato por cinco años y 105 millones de dólares.

En promedio, Lawrence devengará 21 millones de dólares por año. Con ello superaría en ganancias a nombres tan prominentes en los Cowboys como el del quarterback retirado Tony Romo, el líder de sacks de la franquicia DeMarcus Ware o el receptor Dez Bryant.

Delante de sus padres, su novia y su hijo, Lawrence no ocultó su emoción diciendo “muchas emociones en este momento”, de acuerdo a Univisión. Sin embargo, su contrato muy probablemente se verá superado por el quarterback Dak Prescott, de acuerdo al vicepresidente ejecutivo de personal en el club, Stephen Jones.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Dallas Cowboys (@dallascowboys) on

 

¿Puede aportar algo Gregory?

Otra gestión es la de Randy Gregory, un jugador con talento, pero algo díscolo y muy relacionado con asuntos de drogas. Para algunos es un buen movimiento, para otros no tanto. Lo primero que hay que aclarar es que Gregory está suspendido por la NFL por tiempo indefinido, pero, aun así, Dallas confía en que dicha sanción será levantada y por ello le renuevan el vínculo.

ESPN explica en detalle la situación con Gregory, a través de Tom Pelissero de NFL Network. En el caso se dice que el contrato será hasta el 2020, con un bono a firmar basado en los 735 mil dólares de su salario actual para la próxima temporada de 2019. El acuerdo especifica un año con más incentivos que otra cosa.

La sanción a Gregory se generó por violar la política de abuso de sustancias de la liga y también los términos que establecían su reincorporación condicional. Además, hay reincidencia en el caso, pues esta es su cuarta suspensión, lo que ha hecho que se perdiera casi en totalidad las campañas de 2016 y 2017. Es una situación complicada, pero Dallas prefiere apostar por un corredor de pases que en la temporada anterior tomó seis capturas en apenas 14 juegos, cerró ESPN.

"Continuará trabajando e intentará obtener ayuda profesional para sus problemas y nosotros seguiremos apoyándolo", manifestó a su vez el head coach Jason Garrett cuando fue consultado sobre el tema.

Se desprenden de Vickers

Los Cowboys de todos modos saben que para aspirar al título estos movimientos no son suficientes y, por ello, han desechado al ala defensiva Kendal Vickers, debido a que esto les permitió ahorrar 1.2 millones de dólares para combatir el tope salarial con unos 10 millones disponibles. 

ESPN recordó que Vickers, de 30 años, se sometió a una cirugía de espalda en abril de 2018 y que eso, aunado al plan de los Cowboys de jugar con dos alas cerradas a la ofensiva, terminaron por convencer a la gerencia de prescindir de él. A cambio, Dallas se hizo de los servicios del ala cerrada Gavin Escobar para que complemente al ya mencionado Witten.

Vickers, como fullback de Dallas en su única temporada de 2018, atrapó 13 pases para completar 104 yardas en una ofensiva terrestre que fue la segunda peor de todo el circuito, por lo que su aporte difícilmente será extrañado. Vickers ha jugado también para los Cleveland Brown y los Houston Texans, en el que vivió en 2011 su mejor campaña como profesional de la NFL.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…