fbpx

Brasil: Lula da Silva rompe su silencio mediático

Escucha este artículo


Tras un año de estar en la cárcel, el expresidente de Brasil concedió una entrevista en la que critica y da su punto de vista sobre el gobierno de Bolsonaro

Brasil: Lula da Silva rompe su silencio mediático

Las anteriores elecciones brasileras tuvieron resultados sorprendentes tras la victoria de Jair Bolsonaro, exmilitar conservador y nacionalista. Fueron sorprendentes porque el favorito en las encuestas era su total opuesto: Luis Inázio Lula Da Silva, expresidente y líder del Partido dos Trabahladores.

Sin embargo, no fue porque Lula perdiera popularidad de un momento a otro que perdió la presidencia, sino porque recibió una condena de cárcel que lo inhabilitó para lanzarse como presidente.

Read in english: Brazil: Lula da Silva breaks his media silence

Según El País, Lula salió culpable por una “condena por blanqueo de capitales y corrupción en una operación de compra de una vivienda de tres pisos en la playa de Guarujá (São Paulo)”. El juez Sergio Moro, actual Ministro de Justicia del gobierno de Bolsonaro, declaró que debía pagar 12 años de carcel por el delito.

Sin embargo, en los últimos días ha habido ciertos cambios en el caso de Lula. Por un lado, el 23 de abril la justicia le disminuyó la pena a 8 años, lo que abriría la posibilidad a un arresto domiciliario. Por otro lado, Lula rompió el silencio mediatico en que estaba, ya que desde que entró a la carcel no había dado entrevistas.

En cuanto a lo ultimo, la Justicia solo le dio espacio a los periódicos El País y Fohla de Sao Paulo para que lo entrevistaran por un poco más de dos horas. ¿Por qué la opinión de Lula sigue siendo tan popular? ¿Qué dijo en la entrevista y cómo ha respondido Bolsonaro a sus comentarios?

Le puede interesar: El arresto de Michel Temer: un golpe más a la antigua política

Brasil y Lula: una historia de movilidad social y auge económico

No es común que un político condenado por corrupción y que ya esté cumpliendo pena en la carcel siga teniendo tanta popularidad, tanto así que su opinión durante la entrevista fuera comentada por medios nacionales e internacionales. La cuestion es que Lula, durante su mandato, representó un progreso en el aspecto social y económico de Brasil, que muchos de sus partidarios siguen guardando en mente.

Según la BBC, hay cuatro motivos por los cuales Lula sigue siendo una figura importante de su país y, de no haber sido porque lo dasabilitaron, era la mayor opción para ganar las anteriores elecciones presidenciales:

1. Movilidad social: Lula no sólo impulsó la economía para que más de 30 millones pudieran superar el umbral de pobreza en el que se encontraban, sino que también promovió programas sociales que llegaran a las márgenes del país donde no había mucha presencia estatal anteriormente. Asimismo, creo becas para que los estudiantes más pobres tuvieran acceso a la educación superior. Por lo tanto, con educación y mayor cubrimiento de la sociedad, Lula logró que la clase media creciera y que aquellos en situación de pobreza pudieran tener una oportunidad.

2. Crecimiento económico: lo anterior no habría podido lograrse sin que hubiera un soporte económico que le diera continuidad a los programas educativos y sociales, por lo que el mandato de Lula también es reconocido por el boom de materias primas que puso en auge la economía brasilera. Por ejemplo, se vincularon con el mercado chino en el comercio de hierro, carne y soja; y se descubrieron enormes reservas de petroleo. Por esta razón, Brasil fue de los pocos paises que se recuperaron rápidamente de la crisis financiera del 2008.

3. Historia de superación: Lula es originario del nordeste de Brasil, una de las zonas más pobres del país, por lo que su crianza no fue en óptimas condiciones. Como su padre, Lula comenzó dedicándose a la metalurgia y de ahí llegó a ser el "político más popular del planeta", en palabras de Barack Obama. Esta historia de superar las difíciles condiciones personales es uno de los aspectos que vuelven a Lula una figura de orgullo nacional y de que es posible el crecimiento en ese país.

4. Corrupción generalizada: tras el escándalo de Lava Jato y demás condenas que han tenido otros políticos brasileños, como el expresidente Michel Temer, la corrupción parece un pan de cada día en Brasil. Por esta razón, que un político sea acusado de corrupción no parece diferenciarlo mucho de los demás, lo que convierte las violaciones de la ley en algo cuotidiano. Como afirma Alberto Carlos Almerida para la BBC, "Como creen que todos los políticos son corruptos, continúan votando por Lula porque Lula, a pesar de ser corrupto, mejoró sus vidas"

Vida en la carcel

En la entrevista de hace unos días, cuando le preguntan sobre qué hace en su nueva rutina diaria, Lula responde: “paso todo el tiempo solo. Leo, veo películas, muchas series, muchos discursos, asisto a muchas clases”. También aprovecha para aprender a través de los recursos digitales, por lo que toma cursos en linea como el que hizo “sobre la guerra de Canudos [conflicto de un grupo religioso contra el Ejército en el Estado de Bahía en el siglo XIX] que cuenta las mentiras que Euclides da Cunha contaba”

Incluso aunque se ha adaptado a la rutina en la cárcel, Lula sigue pensando constantemente la manera de probar su inocencia y demostrarle a Brasil que las acusaciones hechas son falsas. Por ejemplo, afirma que: “estoy obsesionado con desenmascarar a Sérgio Moro y sus amigos, y de desenmascarar a aquellos que me condenaron. Podré seguir preso 100 años, pero no cambiaré mi dignidad por mi libertad. Quiero probar que todo es una farsa”.

Críticas a la política latinoamericana

Lula también aprovechó para hablar de la situación política de otros países de Latinoamérica y de Brasil.

Sobre la situación en Venezuela afirmó que “obviamente no estoy de acuerdo con la política económica de Venezuela, creo que es un error. Pero todavía estoy menos de acuerdo con que Brasil reconozca al tal Guaidó. Sinceramente, qué poca vergüenza”. También añadió: “que cada uno cuide de sus asuntos y que dejen que el pueblo de Venezuela elija democráticamente a sus dirigentes. Si quieren salir a la calle para derribar al Gobierno, que salgan, pero es el pueblo, y no Trump, el que va a derribar el Gobierno de Venezuela”, con lo que aclaró su posición en contra de la intervención.

En cuanto a su país, explicó lo preocupante que le habían parecido las anteriores elecciones, pues “el papel de las noticias falsas en la campaña, la cantidad de mentiras, la robotización de la campaña en Internet, fue una cosa de locos. Y luego la falta de sensibilidad de los sectores de izquierda de no unirse.

Asimismo, dio su opinión sobre Bolsonaro y su gobierno, al decir que “el país está subordinado a la ingobernabilidad. Hasta ahora no sabe qué hacer, y quien dicta las reglas es [el ministro de Economía Paulo] Guedes”, a lo que añadió que “Hagamos autocrítica sobre lo que pasó en 2018. No puede ser que este país esté gobernado por una pandilla de locos.”

Le puede interesar: Brasil vuelve a migrar hacia al extranjero

La reacción de Bolsonaro

La entrevista no demoró en ser leída por todo el mundo y la respuesta de Bolsonaro no se hizo esperar. En declaraciones recogidas por El Clarín, haciendo alusión al comentario de Lula sobre la banda de locos, dijo en tono irónico que “por lo menos no es una banda de cachaceiros [borrachos con cachaza, un trago local de Brasil]”.

También criticó el hecho de que Lula pudiera dar una entrevista, pues dijo que “en primer lugar creo que Lula no tendría por qué estar dando entrevistas. Fue un error que la Justicia le concediera el derecho a dar entrevistas. Un presidiario tiene que cumplir su pena”.

Por último, no desaprovechó la oportunidad para recalcar en la corrupción que el PT había expandido en Brasil y cómo su gobierno se diferencia de eso: “¿Quiénes eran los miembros de su equipo? Gran parte está procesada. Sus ministros están presos o respondiendo a procesos. Podemos comparar nuestros ministros con los de ellos ya sea por su calificación, su profesionalismo, su patriotismo o sus ganas de hacer las cosas correctamente”

 

LatinAmerican Post | Juan Gabriel Bocanegra

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…