fbpx

El capital de riesgo: la brecha de género más grande en los negocios

Escucha este artículo

 

De todo el capital de riesgo recaudado en el 2018, apenas 2,2% fue a parar en empresas lideradas por mujeres

El capital de riesgo: la brecha de género más grande en los negocios

El mundo de los negocios, el emprendimiento y la inversión continúa siendo uno de los escenarios en dónde la equidad de género es prácticamente inexistente. Evidencia de esto es el enorme desbalance que existe entre las empresas fundadas por hombres y por mujeres y su capacidad para recaudar capital de riesgo.

Read in english: Venture capital: the biggest gender gap in business

De los $130 mil millones de dólares de capital de riesgo invertidos durante el 2018 en los Estados Unidos, apenas $2,88 mil llegaron a empresas fundadas por mujeres, apenas un 2,2% del total, esto según datos de PitchBook y All Raise. La proporción es alarmante, y preocupa más que, según Fortune, el porcentaje haya sido exactamente el mismo que se registró en 2017.

Se le llama capital de riesgo a todas las inversiones destinadas a proyectos en los que existe un elemento importante de riesgo. Pero particularmente, se usa para describir la inversión en startups y pequeñas empresas en las que se cree que existe un potencial de crecimiento a largo plazo.

Lea también: ¿Hasta dónde llegan el acoso y la discriminación que enfrentan las mujeres economistas? 

El capital de riesgo frecuentemente proviene de inversionistas de alto perfil, en especial de bancos y grandes fondos de inversión privada, y es importante para determinar que startups tendrán las mejores oportunidades de éxito y supervivencia.

Las cifras se ven aún peor en contexto

Si bien $2,88 mil millones de dólares es una cifra elevada de inversión, y representa un aumento neto con respecto al año anterior, el hecho de que 482 equipos liderados por mujeres hayan recibido apenas esto en comparación con los $127 mil millones que recibieron los equipos liderados por hombres debe resultar indignante.

Para entender la gravedad del asunto es importante comparar. La empresa de cigarrillos electrónicos Juul, fundada en 2017 en San Francisco y que cuenta con un CEO hombre, recaudó durante el año pasado $12,8 mil millones en capital de riesgo, $10 mil millones más que todas las empresas fundadas por mujeres juntas. Una sola empresa recaudó por encima de cuatro veces más que las 482 empresas de mujeres recaudaron en conjunto.

Una sola inversión, en un solo emprendimiento latinoamericano este año: la inversión de mil millones de dólares por parte del VisionFund de SoftBank a la empresa colombiana Rappi, ya representa un tercio de lo recaudado por todas las empresas fundadas por mujeres en el 2018.

Un desbalance en ambos lados de la inversión

No basta con entender que apenas el 2,2% del capital de riesgo va a parar en empresas de mujeres, para entender la magnitud del problema hay que también ver la participación de las mujeres dentro de la inversión misma de este capital.

Según Business Insider, apenas 9% de los inversionistas de riesgo son mujeres. No siendo suficiente, según Wired, entre el 77 y el 79% de las firmas de inversión de riesgo jamás han tenido a una mujer representándolos en la junta directiva de una de las compañías en las que invierten y más del 75% no tienen mujeres en absoluto trabajando como inversionistas de riesgo. Esto a pesar de que según un estudio del Harvard Business School, las mujeres se desempeñan consistentemente al mismo nivel que los hombres en empresas de inversión de riesgo en las que hay por lo menos dos mujeres.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…