fbpx

Venezuela: especulación e incertidumbre

Escucha este artículo

 

Tras la llamada Operación Libertad, mucho se especula sobre el futuro de Venezuela y de Nicolás Maduro, y la comunidad internacional es un factor principal

Venezuela: especulación e incertidumbre

En los últimos meses, la comunidad internacional ha reaccionado ante los recientes sucesos en Venezuela. En este marco, se han adelantado reuniones telefónicas y presenciales entre distintas partes: Rusia con Estados Unidos, el Grupo de Lima y otros organismos internacionales.

Read in english: Venezuela: speculation and uncertainty

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ahora de la mano de Leopoldo López, llamó a las calles a todos los ciudadanos para luchar por su país y en contra del régimen. El 30 de abril y 1 de mayo fueron días tensionantes en el país latinoamericano, en nombre de la llamada Operación Libertad, bajo la cual se logró la liberación del líder político.

A raíz de lo sucedido, que el Gobierno de Nicolás Maduro ha llamado un intento fallido de un Golpe de Estado, el Tribunal Supremo de Venezuela ha ordenado procesar penalmente a varios opositores, por traición a la patria y conspiración, de acuerdo con El Tiempo.

Lea también: Lo que deja hasta ahora la Operación Libertad

¿Qué dice la comunidad internacional?

Los miembros del Grupo de Lima, que fueron de los primeros en manifestarse durante la Operación Libertad, se reunieron el pasado viernes 3 de mayo para hablar sobre la situación. Como conclusión, y como ya había manifestado antes el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, reafirman su apoyo a Juan Guaidó, a quien consideran como presidente legítimo. De igual forma, condenan al Gobierno, según ellos, ilegítimo, de Nicolás Maduro y piden a las Fuerzas Armadas y al Tribunal Supremo de Justicia “cesar su soporte cómplice al régimen ilegítimo”, de acuerdo con el comunicado oficial.

La Organización de Estados Americanos (OEA) dio lugar al Consejo Permanente, en el que participó Marta Lucía Ramírez, la vicepresidenta de Colombia. Allí se habló de la necesidad de continuar estableciendo una diplomacia multilateral “para salir de la dictadura usurpadora de Venezuela y de poner fin al papel desestabilizador del régimen de Cuba”, según expresó Luis Almagro, Secretario General de la OEA, en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, un día antes de la participación de Ramírez en este Consejo, su reunión fue con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan. En esta reunión se habló sobre una posible venta de equipos militares. Se habló también sobre la solución a posibles planes, en cuanto a Venezuela, pues nada está asegurado y deben estar preparados, de acuerdo con El Tiempo. "Es imposible predecir el futuro. (Por eso) tenemos planes de contingencia. Para cada escenario hay que tener un plan y eso estamos haciendo. Tenemos todo un menú de opciones", dijo el secretario.

Aunque no se puede asegurar nada, esto podría verse como una contradicción teniendo en cuenta que con la OEA, la vicepresidenta pactó la necesidad de crear un cerco diplomático. Aún más, si el secretario afirmó que deben poner “todas las opciones sobre la mesa para asegurar la seguridad de la región”.

Por su parte, Estados Unidos ha estado, como desde los últimos meses, a la vanguardia de lo que sucede en Venezuela. Después de los últimos hechos, Donald Trump mantuvo una conversación con Vladimir Putin en la que ambos concordaron en querer que haya un resultado positivo. De acuerdo con BBC, Trump declaró tras la reunión que “Él (Putin) no está pensando en absoluto en implicarse en Venezuela, más allá de que quiere ver que ocurra algo positivo en Venezuela, y yo siento lo mismo”.

Sin embargo, estas declaraciones serían contradictorias con la línea que lleva la Casa Blanca, al responsabilizar directamente a los gobiernos de Cuba y Rusia. Esto, después de haber afirmado el 30 de abril, que horas antes de que sucediera la liberación de Leopoldo López, Maduro estaba dispuesto a salir exiliado en un avión hacia Cuba, pero que fue detenido por Rusia. Afirmaciones que no se pudieron comprobar, aunque Guaidó afirmó que se investigaría, y además de que Rusia lo negó.

Mucha especulación

Tras reuniones, manifestaciones, y, sobre todo, mucha especulación, lo único certero en este momento es que los ciudadanos venezolanos se están manifestando en las calles y tienen ganas de que la situación en su país cambie. Sin embargo, esto puede no ser suficiente pues el conflicto que enfrenta el país va más allá, implica distintos intereses políticos y económicos.

Por ejemplo, en entrevista con El Tiempo, el analista Moisés Naím, dijo acerca de la Operación Libertad y los hechos que rodean los últimos días en Venezuela, “nada de lo que parece es; aquí hay todo tipo de sorpresas, y se debe ser sumamente cauteloso en pronosticar lo que va a pasar dentro de diez horas o dos días, con base en lo que está pasando en este momento”. Por lo que es necesario estar conscientes de la volatilidad de este tipo de situaciones, especialmente cuando hay tantas cosas en juego y tantas posiciones encontradas con intereses diferentes.

Lea también: ¿Qué es el Plan País propuesto por Juan Guaidó?

A pesar de esto, la pasada jornada dejó entrever algo: las Fuerzas Armadas podrían ser un factor decisivo para el futuro de Venezuela. Sin embargo, el problema recae en que esa institución se encuentra actualmente tan dividida como el pueblo venezolano. Mientras tanto, la oposición podrá seguir intentando fortalecerse a partir de la Operación Libertad, y el régimen de Maduro podrá seguir con la estrategia de reprimir a la oposición.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…