fbpx

¿Por qué Sudamérica está libre de huracanes?

Escucha este artículo


Desde junio hasta noviembre, ocurre la temporada de huracanes en el Atlántico. Sin embargo, ¿por qué estos fenómenos naturales no llegan al sur del continente?

¿Por qué Sudamérica está libre de huracanes?

El pasado año 2018, la temporada de huracanes alcanzó un registro más alto de lo usual, según reseñó el portal web Tiempo, pues hubo 15 tormentas tropicales, entre ellas ocho huracanes, de los que dos superaron la categoría 3; el promedio de tormentas es de 12. Por esta razón, 2018 fue un año distinto para las islas del Atlántico y el Caribe, principales afectadas en cada temporada de huracanes.

Read in english: Why is South America free of hurricanes?

Ahora bien, surge la duda de por qué los países ubicados en el hemisferio sur del continente están exentos de que algún huracán llegue a sus tierras y afecte todo a su paso. Según apunta Minuto Uno, la temporada de huracanes inicia en el intervalo de tiempo en el que finaliza el verano e inicia el otoño, por lo que los ciclones que afectan el hemisferio norte ocurren entre los meses de mayo y septiembre, mientras que, en el sur, estos deberían generarse entre enero y marzo.

Leer también: ¿Los veranos serán 2 meses más largos?

Temperatura y dirección

Sin embargo, a pesar de que el sur del continente está entre los meses para formarse un huracán, nunca termina por suceder este fenómeno, debido a que es necesario que la temperatura del océano supere los 26℃, algo usual en el Atlántico Norte a causa de las corrientes cálidas. Por su parte, la apertura del Atlántico Sur hacia el Mar Ártico permite que la temperatura no supere ese número, de acuerdo al diario La Capital.

Otra razón se debe a la diferencia en la dirección que toma el huracán al formarse en el Océano Atlántico. Por un lado, Cuando se forma en la parte norte, los vientos dirigen el ciclón hacia el oeste y el huracán toma fuerza girando en el sentido contrario a las agujas del reloj, lo que propicia que vaya hacia los países del norte. Por otro lado, los vientos del Atlántico Sur soplan en dirección contraria, es decir, al este, además de que el giro es también al revés con respecto al norte. Así, en el hipotético caso de formarse un huracán en el Atlántico Sur, este no se dirigiría a los países sudamericanos.

De igual forma, aunque el comportamiento de los huracanes es imprevisto, esto se puede evidenciar en el Océano Pacífico, cerca de las costas centroamericana. En este lugar, a pesar de dirigirse hacia el oeste, en ocasiones se encaminan hacia el norte, lo que convierte a México en el principal afectado.

Qué se espera para 2019

El pasado 4 de abril, el Proyecto de Meteorología Tropical de la Universidad de Colorado presentó un informe preliminar para la temporada de huracanes este 2019, que comienza el 1 de junio y finaliza el último día de noviembre. Se prevé la formación de 13 tormentas, incluyendo cinco huracanes y dos huracanes mayor a categoría 3. Sin embargo, estos números pueden variar a lo largo de la temporada, aunque la Universidad de Colorado se ha ganado la confianza en cuanto a aciertos se trata, pues en el 2018 había pronosticado 14 tormentas, de las cuales ocurrieron 15.

El huracán que salió de los parámetros

No obstante, todas estas reglas se rompieron en el 2004, cuando una tormenta originada en el Atlántico Sur pareció convertirse en huracán categoría 1, lo que llegó a afectar las costas de Brasil el 28 de marzo. El llamado Huracán Catarina rompió con una regla fundamental: su centro tenía una temperatura relativamente fría, es decir, no superaba los 26℃, de acuerdo a Astromia. Sin embargo, no generó ningún daño grave ni alguna víctima, puesto que se debilitó rápidamente al tocar tierra.

Te puede interesar: 6 Estados mexicanos serían inhabitables por culpa de las altas temperaturas

 

LatinAmerican Post | Juan Bacallado

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…