fbpx

A pesar de ganar menos dinero, las mujeres suelen gastar más ¿Por qué?

Escucha este artículo

 

La principal razón de consumo de las mujeres son los productos femeninos que deben comprar con regularidad

A pesar de ganar menos dinero, las mujeres suelen gastar más ¿Por qué?

¿Cuántos ciclos menstruales tiene una mujer a lo largo de su vida? Para hablar de la diferencia entre los gastos de hombres y mujeres hay que empezar por lo más obvio: Los gastos en productos de higiene que tienen las mujeres solo por el hecho de menstruar. En promedio las mujeres empiezan a menstruar entre los 9 y 10 años y dejan de hacerlo entre los 48 y 50, esto quiere decir que en promedio viven 40 años con la menstruación, 12 periodos menstruales al año que multiplicados por 40 resultan en un total de 480.

Read in english: Despite earning less money, women tend to spend more. Why?

¿Cuánto dinero gastan las mujeres en productos de higiene menstrual? Hoy en día existe gran variedad de productos para el cuidado menstrual que van desde toallas y tampones hasta las copas menstruales que han ganado popularidad en los últimos años, también hay opciones menos conocidas como las esponjas marinas menstruales, por lo que la cantidad de dinero que gastan las mujeres en el cuidado menstrual depende de la elección de cada una a la hora de escoger qué productos usar.

¿Cuánto tienen que gastar las mujeres en tampones?

Las toallas y los tampones siguen siendo los productos más utilizados por las mujeres alrededor del mundo, una caja de 36 tampones cuesta aproximadamente $7 dólares, en promedio una mujer puede usar 10 tampones en un periodo, es decir entre 6.000 y 8.000 tampones durante toda su vida, lo que costaría entre $1.166 y $1,555 en total. Un paquete de 30 toallas higiénicas cuesta $4 aproximadamente, durante cada periodo suelen usarse alrededor de 15 toallas, lo que suma entre 10.000 y 12.000 toallas aproximadamente durante toda la vida, esto representa entre 330 y 400 paquetes que sumarían de $1.333 a $1.600.

Esta cifra, sin sumar otros productos que las mujeres compran para el cuidado menstrual, como por ejemplo analgésicos para controlar los cólicos y métodos anticonceptivos como las pastillas que ayudan a controlar desordenes hormonales relacionados con la dismenorrea o ausencia del periodo. Estos productos pueden llegar a sumar entre $15 y $50 al mes, lo que suma entre $160 y $600 al año.

Otros productos que también suman

Finalmente, tampoco hay que olvidar los productos que aunque no responden a una necesidad básica como el periodo o la planificación familiar, siguen siendo mayormente para mujeres debido a costumbres culturales, como el uso del maquillaje, la depilación y el cuidado de la piel y el cabello. Según el sitio web Mint, una mujer puede llegar a gastar $15,000 a lo largo de su vida solo en maquillaje.

"Si sumamos todas estas cifras, se puede decir, a grandes rasgos, que una mujer puede llegar a gastar entre $23.900 y $42.155 más que un hombre promedio durante toda su vida, y a pesar de eso, según el informe mundial sobre los sueldos de la OIT,  las mujeres ganan 20% menos que los hombre.

Un enorme problema para las mujeres en países en vía de desarrollo

En algunos países, a las mujeres les queda muy difícil costearse productos de higiene menstrual.  “Ninguna niña tiene la opción de no tener un ciclo menstrual, pero no todas las niñas, especialmente las que viven en comunidades rurales, pueden pagarlo", afirma Chiamaka Nsude, una activista que se encarga de llevar productos de cuidado menstrual a escuelas públicas en Nigeria.

Pero esta problemática no sólo se presenta en países de África, una encuesta realizada por Reuters Health en una gran ciudad de Estados Unidos, concluyó que casi dos tercios de las mujeres que tienen ingresos bajos no pudieron comprar productos de higiene menstrual como tampones o toallas durante el año anterior.

Según informan los investigadores en Obstetrics & Gynecology, más de una de cada cinco mujeres tienen este problema cada mes.  "Esto no es un lujo", dijo Anne Sebert Kuhlmann, profesora asociada del Colegio de Salud Pública y Justicia Social de la Universidad de St. Louis: "es una necesidad. Afecta el autoestima de la mujer, su sentido de dignidad y su capacidad para participar en la vida".

Lea también: Las ‘fintech’ fundadas por mujeres son mejor inversión 

Debido a la falta de la visibilización de esta problemática, no hay programas gubernamentales que cubran estos gastos que muchas mujeres no pueden cubrir. “Los productos para el período no están cubiertos por los programas gubernamentales de asistencia como WIC y SNAP”, dijo Sebert Kuhlmann. "Y en algunos estados, incluso cuentan con un impuesto más alto", agregó.

Esto resulta en un gasto adicional de primera necesidad que los hombres no tienen que cubrir, un gasto imprescindible que se convierte en una carga para las mujeres cuando tienen sueldos bajos y ninguna ayuda por parte del gobierno.   

 

LatinAmerican Post | María Fernanda Barinas

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…