fbpx

Rocketman y el auge de las biopics

Escucha este artículo


Rocketman, al igual que Bohemian Rhapsody, es un ejemplo más de la tendencia actual de crear películas biográficas o documentales sobre artista

Rocketman y el auge de las biopics

Con aplausos que duraron más de 5 minutos, el público recibió Rocketman, la película que cuenta la vida del excéntrico cantante Elton John durante su muestra en el Festival de Cannes. Ahora llega a las pantallas del mundo esta película que mostrará la vida de este ícono de la música desde los años 60 hasta la actualidad.

Read in english: Rocketman and the rise of biopics

Interpretado por Taron Egerton, dirigida por Dexter Fletcher y con el cantante como uno de los productores, la película promete darle una mirada surreal a su vida, más que un ángulo tradicional. El mismo Elton John publicó un artículo en The Guardian en el que retrata su experiencia con la película: “no quería una película llena de drogas y sexo, pero igual, todos saben que tuve bastante de ambas durante los 70 y 80, así que no tendría sentido que la película dejara implícito que después de un concierto, yo me iba juicioso a mi hotel a tomarme un vaso de leche caliente” ("I didn’t want a film packed with drugs and sex, but equally, everyone knows I had quite a lot of both during the 70s and 80s, so there didn’t seem to be much point in making a movie that implied that after every gig, I’d quietly gone back to my hotel room with only a glass of warm milk”).

Pero cada quién juzgará en su momento, por lo pronto nos queda hablar es del impacto que este tipo de películas están teniendo en la industria, no solo del cine, sino de la música. Lo cierto es que la industria de la música también le está apuntando a las biopics y a los documentales de artistas. La razón de esto es que, más allá de un éxito cinematográfico, despierta en los millones de espectadores las ganas de oir una y otra vez las canciones que años atrás no paraban de sonar en la radio. Así, las reproducciones de canciones de disparan y reviven a un artista que estaba escondido en algún cajón polvoriento de Spotify.

Tomemos como ejemplo a Bohemian Rhapsody. Esta biopic sobre Freddy Mercury despertó una vez más el amor por Queen, haciendo que en la radio sonara, e incluyo en fiestas pusieran uno que otro tema de la banda. De acuerdo con Billboard, además de las millonarias ganancias de taquilla, desde noviembre del 2018, mes en el que se estrenó, ha habido más de 2 billones de reproducciones de sus canciones. Esto significaría un incremento en sus ganancias por medio de plataformas como Spotify o YouTube.

Lee también Disney anunció el calendario de sus películas hasta 2027

En cuanto a esta película, Brian May, el guitarrista de Queen, afirmó hace unos días en BBC Radio que Queen aún no ha visto las ganancias de la película, contrario a lo que muchos pueden llegar a creer. En tono burlón dijo: “¿Qué tan exitosa tiene que llegar a ser una película para empezar a ganar plata de ella?”. ("How successful does a movie have to be before you make money?”) Esto, a pesar de que Billboard publicó el informe de ganancias, en el que mostraba que la película había ganado más de 600 millones de dólares y es la biopic número 1 de la historia. Sin embargo, aunque May y los demás miembros de Queen no hayan ganado aún de la película, sin duda esos 2 billones de reproducciones están surtiendo efecto en sus cuentas bancarias.

En todo caso, las biopics y biodocs han resultado ser una apuesta millonaria. Especialmente cuando se trata de artistas icónicos de décadas pasadas, pues revivir el fenómeno que fueron años atrás le traerá también millonarias ganancias a la industria.

Eso, además, teniendo en cuenta que hoy en día la posibilidad de reproducir sus canciones, y ganar por ello, está al alcance de un clic, diferente a antes que tocaba adquirir los discos. Lo cual es la forma de explicar que artistas como Drake hayan superado el récord de canciones en el Top 10 de Billboard de los Beatles, o que artistas contemporáneos como Justin Bieber hayan vendido más que íconos de la música de otros tiempos.

De acuerdo con Billboard, de ahora en adelante no queda sino esperar a que la industria musical explote este diamante en bruto que son las películas de artistas. Para esto, se esperan películas y documentales de artistas como Bob Dylan, Bruce Springsteen, Aretha Franklin, u otros más contemporáneos como Pink y Ed Sheeran.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…