fbpx

¿Por qué el Mundial Qatar 2022 se jugará con 32 países?

Escucha este artículo


La propuesta del presidente Gianni Infantino deberá esperar hasta la edición del 2026. ¿Qué podría tener de bueno y de malo que hayan 48 selecciones?

¿Por qué el Mundial Qatar 2022 se jugará con 32 países?
Read in english: Why will the Qatar 2022 World Cup be played with 32 countries?

Lo que a muchos les parecía un exabrupto terminó siéndolo para la FIFA. Por ahora, la organización decidió no realizar el Mundial de Fútbol con 48 selecciones, como era el deseo de su presidente Gianni Infantino, y lo mantendrá en 32 al menos hasta la siguiente edición, Qatar 2022. Eso sí, para aficionados de países que nunca han clasificado o que usualmente no clasifican, la noticia no fue recibida con tanto beneplácito.

Recordemos que, en marzo de este año, el Consejo de la FIFA autorizó que lnfantino consultara con el país organizador, Qatar, la posibilidad de añadir a por lo menos otro país en la región para albergar 16 partidos adicionales. Las opciones eran Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Arabia Saudita.

Lea también: Qatar 2022: Un Mundial de Fútbol que retará lo tradicional

Desde el punto de vista económico y logístico, estas naciones eran las mejores opciones en situaciones normales. Sin embargo, con el bloqueo económico y corte de relaciones diplomáticas de estos países con Qatar impuesto hace dos años, esa posibilidad prácticamente se desvanecía e Infantino lo sabía, pero este innovador presidente de la FIFA es un soñador y decidió intentarlo.

En ese intento, surgieron dos países neutrales, Kuwait y Omán, como principales opciones. Aquí, desde nuestro punto de vista, surgió lo que ayudó a la FIFA a tomar la decisión: Omán no mostró interés en ser sede del evento. Fue allí cuando se determinó que no se contaba con tiempo suficiente para escenificar más partidos.

Citamos textualmente el comunicado emitido por la FIFA en todas sus plataformas sobre el caso: "Tras un proceso de consulta exhaustivo e integral con la participación de todas las partes interesadas relevantes, se llegó a la conclusión de que, en las circunstancias actuales, tal propuesta no podía hacerse ahora". No se dieron mayores detalles.

Un sueño bonito, pero ¿irrealizable?

Yo reconozco que no me gusta un Mundial con tanta gente y eso que, como venezolano, a nosotros nos convendría la amplitud de cupos para poder asistir por primera vez a la Copa Mundial de la FIFA. Tampoco me molesto si se amplían los cupos, pero soy del lema “prefiero calidad antes que cantidad” y, para mí, el Mundial de Fútbol siempre ha sido relacionado con excelencia, de allí su éxito y posicionamiento en el planeta. Todavía me cuesta relacionarlo con solidaridad.

Claro, Infantino ha mostrado ser una persona noble en ese sentido. A él le gusta la amplitud, la oportunidad y, por ello, con la ampliación de los cupos, se abrirían automáticamente oportunidades a unas 40 selecciones nacionales. Entre ellas podrían estar Venezuela o Guatemala, que tienen tradición en eliminatorias previas, pero que nunca han podido asistir oficialmente a un Mundial de Fútbol.

También está la otra cara de la moneda. Infantino quiere evitar que combinados nacionales, que ya tienen tradición como participantes en la Copa del Mundo, se queden afuera de forma masiva como ocurrió en la pasada edición de Rusia 2018, en la que el cuatro veces campeón del mundo, Italia, el eterno subcampeón Holanda, y los ya tradicionales Chile, Estados Unidos y Camerún no clasificaron.

Conclusiones

Lamentablemente, tener más equipos no garantiza calidad. Al contrario, dejará más al descubierto las diferencias abismales entre algunos países y otros en materia de fútbol. Es un aspecto que restará potencia a la Copa del Mundo, pero que por el contrario brindará alegría. Algunos estaremos de un lado de la acera y otros, de la otra.

En 2026, cuando el Mundial lo organicen Estados Unidos, Canadá y México muy posiblemente veamos a 48 equipos jugar el torneo. Pueden pasar muchas cosas de aquí a allá, esperemos que una de ellas sea que el nivel de las selecciones se haya equilibrado más. Tiene cuatro años más la FIFA para establecer estrategias para que la idea de 48 de Infantino no sea un bodrio. Amanecerá y veremos. 

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…