fbpx

Bart Starr: pionero de los Super Bowl y un legado a la NFL

Escucha este artículo

 

La leyenda de los Green Bay Packers ya no está en el mundo terrenal, pero su aporte al fútbol americano jamás será borrado

Bart Starr: pionero de los Super Bowl y un legado a la NFL

La última vez que fue visto formalmente en un emparrillado de la NFL fue en noviembre de 2018 en su estadio favorito, el Lambeuau Field, para observar el retiro del número 4 de otra leyenda de los Green Bay Packers, Brett Favre. Seis meses después, falleció a los 85 años de edad y dejó un legado en la National Football League. Era Bart Starr.

Read in english: Bart Starr: pioneer of the Super Bowl and a legacy to the NFL

Starr no fue cualquier jugador. Vivió los primeros tiempos de los Super Bowl, cuyas dos primeras ediciones ganó, y forma parte del Salón de la Fama de la NFL. Es uno de los primeros artífices de la dinastía creada por Green Bay, recordó Medio Tiempo.

Egresado de la Universidad de Alabama, Starr fue elegido en el Draft de 1956 y allí mismo inició su leyenda. Medio Tiempo replicó textualmente el comunicado emitido por los medios de Green Bay Packers: “Batalló con coraje y determinación para superar el infarto en septiembre de 2014, pero sus recientes problemas de salud fueron difíciles de librar”.

No solo dejó una huella como jugador, sino también como entrenador. Entre 1975 y 1983, Starr fue coach de los Packers, su equipo de toda la vida. Eso sí, su registro no fue positivo: 53-77-3, recordó Us As. Sus títulos como jugador fueron en las temporadas 1961, 62, 65, 66 y 67.  

Lea también: ¡Inédito! Este es el toque latino que cautiva a la NFL

La grandeza de los Packers fue su obra

Como bien lo comenta Fox Sports, para entender la grandeza de los Packers de los años 60, hay que conocer lo que hizo Starr para que eso fuese una realidad. Esto lo hizo bajo el mando de Vince Lombardi, en honor a quien hoy en día se llama el trofeo de campeón.

Bart Starr fue el primer quarterback en ganar cinco campeonatos de NFL (hasta que este año 2019 lo superó Tom Brady); aunque valga acotar, con más clásicos de febrero disputados. Por si fuera poco, Bart fue designado el Más Valioso en todos y cada uno de los cinco campeonatos.

Us As recordó a su vez que Starr guió a los Packers a seis títulos divisionales, cinco de la NFL y dos Super Bowls. También fue el padre del ‘Ice Bowl’, una jugada que inmortalizó el 31 de diciembre de 1967. En aquel compromiso, Green Bay superó 21—17 a Dallas, gracias a un touchdown de una yarda de Starr en un inhumano partido jugado a -25 grados centígrados.

Pocos hubiesen aventurado su éxito, tras ser elegido apenas en la 17ma ronda del draft y en el puesto 200 del global. Posterior a aquella elección, Starr completó 207 partidos con Packers entre 1956 y 1971, dejando cifras de 1 808 pases completos en 3 149 intentos con 24 718 yardas por aire y 152 touchdowns.

Además de su inolvidable número 15, los otros jugadores que tuvieron el honor de ver retirados sus números en Green Bay fueron Tony Canadeo (3), Brett Favre (4), Don Hutson (14), Ray Nitschke (66) y Reggie White (92), culminó Fox Sports.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Wisconsin Sports Central (@wi.sports.central) el

Cariño y respeto

Quienes lo conocieron, así no hayan jugado con él o no hayan compartido muchas experiencias a su lado, solo hablan maravillas de la personalidad de Starr, como lo refleja Us As. “Bart Starr fue la persona más amable, reflexiva y con más clase que jamás hayas conocido. Me considero extremadamente afortunado de haberlo llamado amigo y de haber sido mencionado en el mismo sentido”, escribió el ya mencionado Favre, otro exquarterback.

A su vez, Mark Murphy, presidente y CEO de los Packers, señaló: “Un campeón dentro y fuera del campo. Bart personificó la clase y fue amado por generaciones de fanáticos de los Packers. Un jugador que llevó a su equipo a cinco títulos de la NFL, Bart todavía podía llenar el Lambeau Field con esa electricidad décadas más tarde en sus muchas visitas”.

Bart Starr fue una de las personas más genuinas y sinceras que conocí. Personificó los valores de nuestra liga como un jugador, un hombre de familia y un infatigable filántropo que se preocupó profundamente por ayudar a los niños en riesgo”, reconoció el comisionado de la NFL, Roger Goodell.

El también miembro del Salón de la Fama, Troy Aikman, escribió a su vez en Twitter que “Bart Starr era un verdadero caballero y una de las personas más amables que conocía. Tuve una cirugía de codo después de nuestro Super Bowl en el ‘95 en Birmingham y Bart me visitó en el hospital. Hasta el día de hoy, no estoy seguro cómo es que sabía que yo estaba allí”.

Finalmente, David Baker, presidente y CEO del Pro Football Hall of Fame, declaró: “El juego ha perdido un verdadero miembro del Salón de la Fama, pero todos hemos perdido a un hombre verdaderamente grande. Bart Starr fue un icono estadounidense cuya legendaria carrera convirtió a Green Bay, Wisconsin, en ‘Titletown’”.

Un último legado

El Universal recuerda que su verdadero nombre fue Bryant Bartlet Starr y que su infancia la vivió en medio de la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente, tuvo una primera experiencia universitaria con el equipo Mare Carmesí de la Universidad de Alabama, mientras que su última gran huella quedó en las inmediaciones del estadio Lambeuau, la casa de los Packers, en una calle que lleva su nombre, algo que ni Favre ni Aaron Rodgers alcanzaron.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…